"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

15/11/13

¿Hay un método marxista? | A partir de la primera sección de El Capital

Karl Marx ✆ Baptistao
Guillermo Rochabrún Silva  |  El método se adecúa al objeto de estudio —a la materia— y al propósito del estudio. De ahí que cuando nos preguntemos por el “método” marxista debamos precisar cuál es el objeto de estudio y qué busca el marxismo. El capital es el terreno por excelencia de esta problemática. Insisto en este punto porque infinidad de veces uno se plantea problemas de una manera no marxista e intenta resolverlos “marxistamente”: ¿Cómo “operacionalizar” el valor y como “medirlo”? ¿Cómo calcular el plusvalor?, etc. De este modo se piensa en términos de una idea, de un “concepto teórico” situado por encima de la realidad empírica, el cual debemos descomponer en indicadores que encuentren en los datos determinado tipo de equivalentes.

Guillermo Rochabrún
Marx y la metodología

En todo trabajo científico existe una dimensión “metodológica”. La imagen que comúnmente es evocada cuando se habla de método o de metodología, es la de un conjunto de recursos lógicos-formales y técnicas de conceptualización, obtención, ordenamiento, análisis, explicación e interpretación de informaciones sobre algún aspecto de la realidad, y que guardan una determinada coherencia interna. Por ejemplo, en un diseño experimental, los pasos a seguir incluyen la selección de factores que se supone son causales de algún otro factor, así como pasos para determinar las relaciones que se dan entre todos ellos. Por detrás se encuentran
ciertas concepciones de causalidad y explicación, y la búsqueda de un conocimiento adecuado a ciertos propósitos: la posibilidad de manipular las causas para producir determinados efectos.

Cualquier texto sobre métodos, no sólo de Ciencias Sociales, consta esencialmente de esta problemática: conceptos, hipótesis, indicadores, operacionalización, confiabilidad y validez, causalidad, explicación, etc. Su estudio es lo que se denomina Metodología. Dicho campo es evocado en la Ciencias Sociales cuando nos referimos a la metodología. De ahí que, sobre esta base, cuando se habla de “el método marxista” o “la metodología marxista”, uno tiende a pensar en una respuesta marxista a los problemas de una metodología positivista, y a preguntarse cómo se conceptualiza marxistamente, cuáles son las “técnicas de análisis” marxista, como resuelve el marxismo el problema de la validez, lo cual supone el uso de “indicadores” que operan conceptos teóricos. En suma, terminamos preguntándonos qué es el método marxista y cómo se aplica.

La tentación inmediata es la de aceptar los términos impuestos por un campo metodológico positivista para tratar de darles una respuesta “dialéctica” o del “materialismo histórico”. Por positivismo entendemos aquí una perspectiva en la que el método puede aplicarse a cualquier objeto, y por tanto es indiferente al objeto de estudio, que busca reconocer lo existente asumiéndolo como dado y modificable sólo al interior de los límites que impone la mera constatación de dicho existente.

Marx y Engels dirán refiriéndose a la “ideología alemana”:
La crítica alemana no se ha salido, hasta en estos esfuerzos suyos de última hora, del terreno de la filosofía. Y, muy lejos de entrar a investigar sus premisas filosóficas generales, todos sus problemas brotan, incluso, sobre el terreno de un determinado sistema filosófico, del sistema hegeliano. No sólo sus respuestas, sino también los problemas mismos, llevan consigo un engaño.
 Lo mismo vale para toda metodología positivista; ella responde adecuadamente —hasta cierto punto— a determinado tipo de problemas de manejo de información, cuya matriz social contemporánea es la tecnocracia. El método se adecúa al objeto de estudio —a la materia— y al propósito del estudio. De ahí que cuando nos preguntemos por el “método” marxista debamos precisar cuál es el objeto de estudio y qué busca el marxismo. El capital es el terreno por excelencia de esta problemática.

Insisto en este punto porque infinidad de veces uno se plantea problemas de una manera no marxista e intenta resolverlos “marxistamente”: ¿Cómo “operacionalizar” el valor y como “medirlo”? ¿Cómo calcular el plusvalor?, etc. De este modo se piensa en términos de una idea, de un “concepto teórico” situado por encima de la realidad empírica, el cual debemos descomponer en indicadores que encuentren en los datos determinado tipo de equivalentes.

Tal es la trampa cientificista en la que uno tiende a caer cuando se sitúa ante el marxismo como frente a una ciencia académica, como una posible fuente de respuestas a problemas escolásticamente planteados. Lo cual entraña situarse frente al marxismo según su capacidad para responder a problemas que no son suyos. Se saldrá bastante mal parado en esta empresa, porque no puede responderse adecuadamente a problemas que están mal planteados. Esta frustración se refuerza mediante la búsqueda afanosa e infructuosa de textos “clásicos” o contemporáneos que se refieran al “método” como algo aislable, como una cosa, como un objeto que pudiera existir en sí mismo, en su pura sustancialidad metodológica, a imagen y semejanza de la perspectiva metodológica positivista. En ella pueden existir libros de metodología que no dicen explícitamente ni “a” sobre la teoría ni sobre la realidad. Y viceversa. ¿Es eso posible al interior del marxismo?

A esta pregunta debemos contestar contrastando la experiencia metodológica que se va desarrollando con el estudio de El capital. Por consiguiente, ¿en qué puede consistir su problemática metodológica, en lo que ella puede manifestarse en los tres primeros capítulos del primer tomo?

Es muy significativo que casi nunca Marx se haya ocupado de “problemas metodológicos”, tomándolos por sí mismos y en sí mismos. Los textos que parecen pertinentes son muy escasos y fragmentarios, y como puede comprobar quien haya intentado estudiarlos “en frío”, poco o nada es lo que orientan sobre la construcción o elaboración del conocimiento, incluso acerca de los procedimientos del mismo Marx.

Ahora bien, los “procedimientos” son siempre procedimientos para hacer algo; en el caso de Marx, ¿en qué consiste ese algo? Esto puede determinarse únicamente a través del conocimiento del objeto. Y es que el método es un derivado implícito en —y de— el objeto.



http://interculturalidad.org/


Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica