"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

23/6/15

La discusión actual sobre el Problema de la Transformación de Valores a Precios de Producción

Alejandro Valle Baeza   |   La discusión sobre el problema de transformación de valores a precios de producción tiene más de cien años. Eugen von Böhm-Bawerk escribó en 1896 Zum Abschluss des Marxschen Systems [La conclusión del sistema de Marx; véase Böhm-Bawerk 1974)], donde criticaba a Marx después de publicado el tomo III de El Capital y adelantó la argumentación que hoy es dominante: La característica de que en las distintas ramas se requerirán desiguales cantidades de valor de los medios de producción (distintas composiciones orgánicas del capital) con respecto al trabajo directamente empleado invalidan la teoría del valor trabajo estudiada en el tomo I de El Capital. Muerto de envidiable salud, Marx sigue siendo combatido y defendido en innumerables foros y espacios. El problema de la transformación de valores a precios de producción (PTVPP) es uno de esos frentes donde Marx parece haber sido derrotado y muerto incluso ante muchos de sus seguidores. En este trabajo analizamos algunos aspectos de la discusión sobre el PTVPP.

En el primer apartado veremos los orígenes de la discusión y cómo se plantea el problema. En las dos secciones siguientes veremos dos de las soluciones que satisfacen dos criterios postulados por Marx como condiciones necesarias de su solución. En el cuarto se plantea una crítica a la teoría del valor basada en la cuestión del comercio internacional y que se relaciona también con el problema central de este artículo. El penúltimo apartado se dedicada a los trabajos empíricos que directa o indirectamente tienen que ver con el PTVPP. Finalmente se formulan algunas conclusiones.
Orígenes y planteamiento del problema
La discusión actual debe su origen, además del propio Marx, a dos personajes: Eugene von Böhm-Bawerk (1974) y Ladislaus von Bortkiewicz (1974). El primero señaló muy claramente que la teoría de la explotación se basa en la teoría del valor y que desde el punto de vista de la clase dominante había que combatir a ambas.2 Mostró, lo que según él eran inconsistencias en la teoría del valor trabajo y formuló contra ella el ataque más fuerte y hasta ahora el más exitoso: el argumento de redundancia. Los precios de mercado debían oscilar alrededor de los precios de producción, los que garantizan la misma tasa de ganancia a todas las ramas de la economía. Para explicar esos precios, el valor es innecesario concluyó Böhm-Bawerk.

El segundo de nuestros dos pioneros, en los inicios del siglo pasado, formuló matemáticamente el problema del vínculo entre valores y precios de producción y concluyó que Marx estaba equivocado. Los errores de Marx podían corregirse y al hacerlo mostraban que las teorías del valor y de la plusvalía eran erróneas.

Hoy, el pensamiento neoclásico ignora a Marx o lo trata despectivamente reeditando los argumentos de Böhm-Bawerk. Los continuadores de Bortkiewicz nos dicen que la teoría del valor es inconsistente internamente y además redundante. Basándose en el trabajo de Piero Sraffa, originalmente concebido para criticar a la teoría neoclásica, la escuela del excedente, como se autodenominan los seguidores de Sraffa, critica a Marx. Dicha crítica ha sido exitosa en gran medida pues innumerables marxistas la aceptan como valedera. Según algunos de los seguidores de Sraffa, debía considerarse a su maestro como el desarrollo científico de ideas importantes de Marx quien, sin embargo, las desarrolló erróneamente.

La respuesta de muchos marxistas ha sido tratar de desarrollar la teoría del valor trabajo tanto en el plano abstracto como en el del análisis concreto. En el primer aspecto la llamada “nueva solución” al PTVPP y el enfoque del Temporary Single System (TSS) son discutidas actualmente. Hay por otro lado trabajos que no pueden englobarse dentro de los dos enfoques anteriores que no discutiremos aquí. Veamos primero cómo se planteó el problema:
Una visión del planteamiento del PTVPP
Conviene recordar el planteo original de Bortkiewicz porque facilita la exposición. Bortkiewicz retomó la solución de Marx al problema de los precios de producción quien los definía como el capital avanzado en valor más la ganancia media obtenida de multiplicar la tasa media de ganancia por el capital avanzado. La tasa media de ganancia resultaba de dividir la plusvalía total entre el capital avanzado en valor. Aquellos capitales cuya composición orgánica superara al promedio tendrían “precios de producción” superiores a sus valores y lo contrario ocurriría con los capitales de composición orgánica inferior a la media. Habría discrepancias entre valores y “precios de producción”. A pesar de las discrepancias que debería haber entre valores y precios de producción, para los capitales individuales lo que un capital perdía o ganaba —en valor— resultaba compensado por lo que otros capitales ganaban o perdían. En un ejemplo numérico donde Marx plasmó estas ideas resulta que el producto y la plusvalía totales son iguales a las variables correspondientes en “precios de producción”: el producto total y la ganancia total.

Marx señaló que los elementos del capital avanzado debieran medirse de acuerdo a sus precios de producción y no a sus valores. Bortkiewicz, un especialista en estadística polaco, propuso un modelo que consideraba exactamente eso y calculaba con él la tasa de ganancia y los precios de producción. El modelo requería de una ecuación adicional a las que postulaban que cada rama debía obtener la tasa media de ganancia. Esa ecuación podía elegirse según lo entendía Bortkiewicz como alguna de las dos igualdades planteadas por Marx o bien de considerar conocida la relación valor precio en la industria que produce la mercancía dineraria. Cómo esta última suposición facilitaba la solución fue la que adoptó el polaco. El planteamiento y la solución de su modelo le llevaron a concluir: (a) Que la tasa de ganancia de Marx era errónea y, (b) Que los determinantes de la tasa de ganancia supuestos por Marx eran en general erróneos, por ejemplo la composición orgánica del capital del sector que produce mercancías de consumo para los capitalistas no afecta la tasa de ganancia.

En resumen, Bortkiewicz señalaba lo que le parecían inconsistencias de la teoría del valor en la parte donde se analizaba la formación de una tasa general de ganancia. Criticaba, además, que una teoría que veía en la explotación la fuente de la ganancia, explicara correctamente la realidad.

Su trabajo excesivamente conciso pasó desapercibido hasta que el marxista Paul Sweezy (1987) lo presentó en su Teoría del desarrollo capitalista3 como un avance respecto de la teoría de Marx. Es difícil imaginar cómo se hubiera dado la discusión sin el trabajo de Bortkiewicz, es claro que los términos de la discusión están muy determinados por el planteamiento del polaco. La relación entre valores y precios puede plantearse matemáticamente y al hacerlo parece contradecirse una idea central de la teoría del valor que se expresa diciendo que la suma de valores es igual a la suma de precios de producción y que la plusvalía total debe igualar a la ganancia monetaria. Bortkiewicz no reparó en que dichas igualdades carecen de sentido tomadas literalmente.4 Sin considerar en esa dificultad, los trabajos posteriores tomaron una u otra igualdad puesto que se probó que no podían cumplirse ambas a la vez. Conozco dos revisiones muy buenas sobre el tema (además de las de Howard y King (1992) y Dostaler (1980) que no me resultan tan interesantes): la de Benetti y Cartelier (1975 ) y una más reciente de Desai (1989)

Si se reformulan las dos igualdades postuladas por Marx hay tres soluciones que cumplen ambas.5 Veamos en la sección siguiente dos de ellas.
La llamada nueva solución al PTVPP
Tanto Duménil(1980) como Foley(1982) en trabajos separados presentaron una misma solución al PTVPP y posteriormente Lipietz (1982) relacionó dicha solución con el PTVPP. Simon Mohun (1993) quien ha escrito sobre la nueva solución de manera clara y concisa enfatiza que la llamada nueva solución no resuelve el PTVPP sino que es un enfoque de la teoría del valor. Considerando la definición de valor más usada:
A = L(I − A) −1                                           (1)
Las definiciones contables de la nueva solución son aplicables a cualesquiera precios y no sólo a los de producción. Estas son:
a) El valor del producto (en una economía cerrada) es igual al empleo total:
AY = LX                                                       (2)
b) La definición del valor del dinero β, para cualquier clase de dinero (dinero mercancía o dinero fiduciario) es:
A = βPY                                                        (3)
c) La definición del valor de la fuerza de trabajo es:
e = wβ                                                          (4)
Donde A es la matriz de coeficientes técnicos en unidades físicas, A es un vector renglón de valores trabajo, X es un vector columna de producción en términos físicos, L vector renglón de requerimiento de trabajo por unidad física de producto, Y es un vector columna de demanda final en unidades físicas, P es un vector renglón de precios, β es una escalar que representa la expresión dineraria del valor, y w es la tasa salarial, otro escalar.

Como el valor agregado es:
W + G = P(I − A)X,                                   (5)
donde W es la masa salarial y G es la masa de ganancia, el capital variable total sería:
V = βLX                                                      (6)
La plusvalía resulta igual a la ganancia multiplicada por el valor del dinero:
PL = βG                                                       (7)
Entonces la tasa de plusvalía resulta igual a:
Pl G p ′ = V = W                                          (8)
Todas las expresiones matemáticas anteriores son válidas para cualquier conjunto de precios, no requieren de la igualdad de las tasas de ganancia interramales. El que al desarrollo anterior se le haya llamado una “nueva solución al problema de transformación de valores a precios de producción” ha introducido una enorme confusión. Claramente no era la intención de los autores como queda planteado por Duménil y Levy (1993:48):
The transformation problem is not a problem of the derivation of prices of production from values. The knowledge of values is not helpful in the computation of prices of production. Actually, the relationship between values and prices is fully independent from the fact that profit rates are equalized.6
Según Mohun (2004), el enfoque de Duménil Levy y el de Foley (en adelante DL y F) es un marco contable expresado íntegramente en precios: la tasa de plusvalía es la razón ganancia salarios para el agregado, la composición del capital es el valor monetario de los medios de producción dividido entre la masa de salarios y la tasa de ganancia se define como convencionalmente se hace a partir de agregados monetarios. Epistemológicamente u ontológicamente no hay tasa de ganancia en valor, ni hay nada que suceda —realmente— debajo de las decisiones capitalistas basadas en los precios.

Es difícil distinguir entre lo dicho por Mohun y lo que concluyó Steedman (1978, p. 207): Marx es indudablemente una fuente, entre muchas, necesaria para comprender al capitalismo pero para ello es preciso prescindir de toda noción de valor trabajo.

Coincidentemente con Steedman, las magnitudes en valor dependen de las magnitudes en precio, por ejemplo el capital variable queda determinado por el valor de la fuerza de trabajo y el trabajo vivo (ecuación 6). El enfoque D y F parece ser una teoría del valor con poco espacio para el valor trabajo; sin embargo, a diferencia de Steedman, para Duménil y Levy la teoría del valor no es redundante:
This does not mean, however, that the labour theory of value is irrelevant to the analysis of capitalism. On the contrary, it is crucial to the theory of exploitation . . . The capitalist mode of production is simply a new variant of a class society based on the appropriation of surplus labour . . . The concept of value is, thus, a necessary component of the theory of exploitation under capitalism, whose analysis was a primary purpose of Marx’s work in Capital.7
Para Lapavitsas et al. (2004) el enfoque DL y F reduce la teoría del valor a una sociología de la explotación. Veremos más adelante ésta y otras críticas a esta interpretación de la teoría del valor pero antes analicemos brevemente la relación entre el enfoque DL y F y el problema de la transformación de valores a precios de producción.
¿Por qué no es una solución al problema de transformación el enfoque de DL y F?
Aunque los que dieron origen al enfoque D y F no lo hayan buscado, la conexión entre su interpretación y el problema de la transformación de valores a precios de producción se ha venido haciendo. Desde el ensayo de Lipietz (1982) hasta los más recientes la liga parece evidente. Recordemos que a partir de Bortkiewicz gran parte de las críticas a la teoría del valor se apoyaron en la imposibilidad de satisfacer simultáneamente las dos igualdades planteadas por Marx: suma de valores igual a suma de precios de producción y plusvalía total igual a ganancia total, ésta última expresada en dinero. El enfoque DL y F parece ser una solución a ese problema pues como destaca Mohun (2000) las dos igualdades son incoherentes ya que comparan variables con distinta unidades. Eso fue destacado por Dickinson (1956) desde 1956 y ha recibido poca atención. Bortkiewicz no reparó en esa incoherencia pues no dudó en utilizar ambas igualdades y Steedman (1978) no encontró problema en eso ya que calificó la solución del polaco como lógicamente impecable. Las dos igualdades pueden plantearse entonces por las ecuaciones 3 y 7 formuladas arriba. Shaikh (1978) intentó algo semejante al plantear que la suma de precios directos fuera igual a la suma de precios de producción en y ofrecer una alambicada justificación de por qué la ganancia total en precios directos no era igual a la ganancia total en precios de producción. El enfoque DL y F sustituiría una igualdad que tomara en cuenta no todas las ventas de la economía sino sólo la demanda final. ¿Por qué el enfoque DL y F no es entonces la solución del elusivo problema de la transformación?

Aunque los que dieron origen al enfoque D y F no lo hayan buscado, la conexión entre su interpretación y el problema de la transformación de valores a precios de producción se ha venido haciendo. Desde el ensayo de Lipietz (1982) hasta los más recientes la liga parece evidente. Recordemos que a partir de Bortkiewicz gran parte de las críticas a la teoría del valor se apoyaron en la imposibilidad de satisfacer simultáneamente las dos igualdades planteadas por Marx: suma de valores igual a suma de precios de producción y plusvalía total igual a ganancia total, ésta última expresada en dinero. El enfoque DL y F parece ser una solución a ese problema pues como destaca Mohun (2000) las dos igualdades son incoherentes ya que comparan variables con distinta unidades. Eso fue destacado por Dickinson (1956) desde 1956 y ha recibido poca atención. Bortkiewicz no reparó en esa incoherencia pues no dudó en utilizar ambas igualdades y Steedman (1978) no encontró problema en eso ya que calificó la solución del polaco como lógicamente impecable. Las dos igualdades pueden plantearse entonces por las ecuaciones 3 y 7 formuladas arriba. Shaikh (1978) intentó algo semejante al plantear que la suma de precios directos fuera igual a la suma de precios de producción en y ofrecer una alambicada justificación de por qué la ganancia total en precios directos no era igual a la ganancia total en precios de producción. El enfoque DL y F sustituiría una igualdad que tomara en cuenta no todas las ventas de la economía sino sólo la demanda final. ¿Por qué el enfoque DL y F no es entonces la solución del elusivo problema de la transformación?

Hay dos respuestas que yo encuentro: la primera es porque de acuerdo a los seguidores del enfoque DL y F los planteamientos anteriores son erróneos y la segunda es porque cuando se aplica su enfoque a dichos planteamientos los resultados son paradójicos. Lo primero está claramente planteado en la cita que hago de Duménil (supra). Lo segundo ha sido destacado por diversos autores.

Steedman (2003) no sólo ha condenado a la teoría del valor trabajo al infierno del olvido sino que se ha convertido en un guardián para que permanezca ahí.
Even in a constant-returns-to-scale economy, the rate of profit is said to depend on the composition of net output! (Febrero Paños, 2000, came close to recognizing this but gave it a different twist, noting that if r is constant then the share of wages changes with y; that would seem to step outside the usual ’new solution’ interpretation, however). It follows in turn that, even with constant returns, relative prices depend on the composition of net output! This is, at the very least, an unusual conclusion and deserves to be thought about with care” Steedman (2003, p. 2)
Es obvio lo que dice Steedman de las ecuaciones 3 y 4, al cambiar Y, generalmente cambiará el valor del dinero ß y si w no cambia cambiará e. Es “sorprendente” para Steedman porque para él Sraffa es el canon. Febrero (2000) añade otra paradoja a la apuntada por Steedman: dos países con la misma técnica, igual salario y la misma tasa de ganancia tendrían los mismos precios pero distinto valor de la fuerza de trabajo y diferente tasa de explotación. Mohun ( ) enfatiza en su respuesta a Febrero que el enfoque DL y F no pretende ser una solución al problema de la transformación pero reconoce que si se le ve con ese fin los resultados parecen paradójicos.

Parece que los defensores del enfoque DL y F no tratarán de hacerlo una solución al problema de la transformación y nos quedaremos sin respuestas a las paradojas señaladas por Steedman y Febrero.
La solución Temporary Single Sistem
La solución Temporary Single Sistem (TSS) elaborada con variantes por distintos autores responde a las críticas que se le han hecho a las soluciones al PTVPP y plantea una versión de la teoría del valor.8 Los exponentes más conocidos de la TSS, Freeman (1995) y Kliman (2001), han elaborado lo que parece la versión más acabada de la TSS, y Ramos (1998–99) ha realizado un gran trabajo de exégesis de Marx para respaldar algunos de los principales argumentos.

La TSS afirma que las críticas que se le hacen a la teoría del valor basadas en el PTVPP parten de considerar correctas ciertas ideas que no lo son, utilizan un enfoque estático mediante ecuaciones simultáneas y tratan con dos sistemas no conectados: el de valor y el de precio. Las crí- ticas basadas en la solución de Bortkiewicz muestran concluyentemente que hay contradicciones desde el punto de vista de la TSS pero ello debe conducir a un camino totalmente distinto y no al abandono de la teoría marxista del valor. La definición habitual del valor es la ecuación 1 o bien, escribiéndola para t,
At = At A + Lt ,
donde At define el vector valor trabajo en el tiempo t, A es la matriz de coeficientes técnicos y Lt el vector de requerimientos de trabajo homogéneo.

La TSS introduce en la definición un cambio:
At = At −1A + Lt ,                                      (9)
Es decir, considera que el valor de los medios de producción es el histórico y no el de reemplazo. Con esta idea es posible reinterpretar la solución de Marx al PTVPP pues, análogamente a la definición de valor de la TSS, los precios de producción en t pueden calcularse a partir de los precios de producción en t − 1:
Pt = (1 + rt )Pt−1(A + bw L)                    (10)
bw es un vector columna de salarios reales y rt es la tasa de ganancia. El cálculo de la tasa de ganancia rt es esencial para comprender la solución TSS.

Definiendo la forma monetaria de la plusvalía como:
st−1 = Pt X − Pt−1(A + bw L)X,             (11)
donde st−1 es la expresión monetaria de la plusvalía, Pt X = ε At X y ε = β −1 es el recíproco del valor del dinero denominado la expresión monetaria del valor. La tasa de ganancia resulta de:
st−1 rt = Pt−1(A + .                                   (12)
Las dos igualdades se cumplen de la siguiente manera:
a) Es obvio de 12 que, como la ganancia total es rtPt−1(A + bw L)X, ella es igual a la expresión monetaria de la plusvalía total st−1.
b) La suma de los precios de producción es igual al valor en términos monetarios.
En adición a lo anterior la tasa de ganancia en valor (la calculada a partir de la expresión dineraria de la plusvalía) y la tasa de ganancia en precio son iguales. Han habido diversas críticas a la TSS algunas ponen en duda su consistencia. Duménil y Lévy9 señalan varios problemas: la paradoja de que con aumentos de productividad el valor calculado a la TSS puede aumentar y la dificultad para incluir la desvalorización del capital en la TSS.
Para Veneziani (2004) las conclusiones de la TSS son tautologías y aportan muy poco a los análisis del equilibrio y del desequilibrio. Afirma categórico que hay poco que esperar siguiendo el camino TSS. Ya hay respuesta de Kliman a estas críticas de Veneziani.10

La objeción más simple no es ninguna de las anteriores, es que la mayor paradoja del TSS es que sin cambiar las condiciones técnicas de la producción y sin variar la tasa de explotación ¡los precios deberían variar!
El PTVPP y el análisis concreto
A partir de una réplica de A. Shaikh (1984) a Marx After Sraffa, donde mostraba una estrecha correlación entre precios de mercado y valores trabajo ha habido muchos artículos con la misma conclusión.11 En ellos se calculan los valores trabajo a partir de los precios de mercado utilizando el método propuesto por Morishima y Seton (1961) y se mide la cercanía entre precios de mercado y valores y entre precios de mercado y precios de producción. Antes de que Shaikh obtuviera esos resultados para la economía estadounidense se había aplicado ese método para por lo menos la economía checoeslovaca. Algunos de esos trabajos mostraron además que los precios de mercado no estaban más cerca de los precios de producción que de los valores. Hasta donde sabemos eso fue planteado por Farjoun y Machover(1983) Ochoa (1989) llegó a plantear la irrelevancia empírica de los precios de producción. En esta dirección se inscribe un trabajo de Cockshott y Cotrell (2003) mostrando la heterogeneidad de las tasas de ganancia. La teoría del valor trabajo ha servido para explicar precios de las acciones, la tasa de cambio,12 las diferencias salariales entre países y el aumento de los precios petroleros mediante la renta de la tierra.

Ha habido también una crítica a la correspondencia entre valores y precios de mercado por parte de uno de los defensores de la TSS, Kliman(2002). Dicha crítica ha recibido una contundente respuesta por parte de Cockshott y Cotrell (2005).

Un trabajo muy reciente responde a la pregunta de si habría igualdad de tasas de ganancia entre países con un rotundo no. La conclusion es:
This study investigates the empirical strength of the labour theory of value and its relation to profit rate equalization. It replicates tests from previous studies, using input-output data from 18 countries spanning from year 1968 to 2000. The results are broadly consistent; labour values and production prices of industry outputs are highly correlated with its market price. The predictive power is compared to alternative value bases. Furthermore, the empirical support for profit rate equalization, as assumed by the theory of production prices, is weak. Zachariah (2006:1)
De manera que al mismo tiempo que Steedman (1978) y otros convencían de la redundancia del valor a la mayoría de los marxistas se desarrollaban trabajos que:
a) Verificaban una de las predicciones de Marx que a pesar de las divergencias previstas de precios de producción como centros de gravedad los valores debían dominar a los precios de mercado.
b) Mostraban las posibilidades explicativas de la teoría del valor trabajo.
c) Hacían ver las dificultades de los precios de producción.
Conclusiones sobresalientes
Lo dilatado de la discusión sobre el PTVPP habla de su importancia tanto para los marxistas como para sus críticos. Se juzga que el problema es irresoluble o que ya está resuelto aunque no hay aun acuerdo sobre cuál es la solución o sobre el significado de las que se presentan como tales. Eso parece ser tanto el resultado de dificultades inherentes del tema como de las de la teoría más amplia donde se inscribe, la teoría marxista del valor. De las dos soluciones examinadas ambas reciben críticas tanto de marxistas como externas y pasará tiempo antes que alguna de ellas u otra se imponga dentro del marxismo o bien se imponga la idea de que debe abandonarse la teoría del valor trabajo. Esto último parece muy improbable si nos atenemos a que hay muchos desarrollos que anuncian un resurgimiento de la teoría del valor sobre bases empíricas sólidas. Posiblemente de los intentos para desarrollar la teoría del valor surgirán tanto una teoría marxista más sólida como una crítica a la teoría convencional y que responda a la pregunta de Alfred Eichner (1983) ¿Por qué la economía no es todavía una ciencia?
Notas
1 Agradezco a un revisor anónimo sus observaciones. Como es usual, el único responsable de los errores es el autor.
2 Por ejemplo: “Creíase desde Adam Smith y, sobre todo, desde Ricardo . . . y así se enseñaba, que el valor de todos los bienes económicos, o por lo menos el de la inmensa mayoría de ellos, se medía por la cantidad de trabajo que en estos bienes se hallaba materializada y que ésta constituía la causa y la fuente del valor de los bienes. En estas condiciones, era natural y obligado que surgiese, más tarde o más temprano, la pregunta de por qué el obrero no percibía el valor íntegro producido por su trabajo”. La respuesta obligada era que “una parte de la sociedad, los capitalistas, se apropiaba, como los zánganos de una colmena, una parte del valor del producto creado exclusivamente por otra parte de la sociedad, por los obreros”. Citado en von Böhm-Bawerk 1986, p. 376. El énfasis es mío.
3 Sweezy (1987). En el capítulo VII, Sweezy reivindicó la solución de Bortkiewicz como correcta, aunque minimizó la importancia de sus críticas a la teoría del valor de Marx.
4 Los problemas dimensionales fueron señalados por Dickinson (1956) y, más recientemente, por Benetti y Cartelier (1975).
5 Además de las dos soluciones que aquí se tratan. la tercera es la de Itoh (1976) que es la misma que la de Valle Baeza (1978).
6 Duménil y Lévy (1993, p. 48) citado en Fine et al. (2004, p. 17).
7 Duménil y Levy (1993, pp. 48–49), citado en Fine et al (2004, p. 17).
8 Para un panorama general de la TS S, de sus variantes y de sus relaciones con otros aspectos de la teoría marxista, un libro esencial es el de Freeman y Carchedi (1995).
9 Duménil y Lévy 1999.
10 Kliman (2006) ha respondido a Veneziani pero no autoriza que se cite aún el trabajo.
11 El último que conozco es sobre la economía griega: Tsoulfidis y Maniatis 2002.
12 Véase Shaikh y Antonopoulos 1998.
Referencias bibliográficas
Benetti, C. y Cartelier, B.J., 1975, “Notes Sur la Literature Sur la Transformation des Valeurs en Prix de Production”, en Economie classique, Economie vulgarie, Maspero, París.
Cockshott, W.P. y Cottrell, A., 2005, “Robust Correlations Between Prices and Labour Values: a Comment”, Cambridge Journal of Economics, vol. 29, pp. 309–316.
————, 2003, “A Note on the Organic Composition of Capital and Profit Rates’, Cambridge Journal of Economics, vol. 21, pp. 545–549.
Desai, M., 1989, “The Transformation Problem”, Journal of Economic Surveys, vol. 2, no. 4, pp. 295–333.
Dickinson, H. D., 1956, “Meek’s ‘Notes on the Transformation Problem’: A Comment”, The Economic Journal, vol. 264, pp. 740–741.
Dostaler, G., 1980, Valor y Precio. Historia de un debate, Terra Nova, México.
Duménil, G., 1980, De la valeur aux price de production: une reinterprétation de la transformation, Economica, París.
Duménil, G. y Levy, D., 1993, The Economics of the Profit Rate: Competition, Crises and Historical Tendencies in Capitalism, Edward Elgar, Londres.
————, 1999, “The Conservation of Value, a Rejoinder to Alan Freeman”, MODEM-CNRS y CEPREMAP-CNRS, en http://www.cepremap.cnrs.fr/levy.  Eichner, A.S., 1983, “Why Economics is Not Yet a Science”, en Eichner 1983a, pp. 205–241.
————(ed.), 1983a, Why Economics is Not Yet a Science, M. E. Sharpe, Nueva York.
Farjoun, E. y Machover, M., 1983, Laws of Chaos, Verso Books, Londres.
Febrero Paños, E., 2000, “A Re(in)statement of the Labour Theory of Value: A Comment”, Cambridge Journal of Economics, vol. 24, no. 1, pp. 107–111.
Fine, B., Lapavitsas, C. y Saad-Filho, A. 2004, “Transforming the Transformation Problem: Why the ‘New Interpretation’ Is a Wrong Turning”, Review of Radical Political Economics, vol. 36, no. 1, pp. 3–19.
Foley, D.K., 1982, “The Value of Money, the Value of Labor Power and the Marxian Transformation Problem”, Review of Radical Political Economics, vol. 14, no. 2, pp. 37–47.
Freeman, A., 1995, “Price, value and profit —a continuous, general, treatment”, en Freeman y Carchedi 1995, pp. 225–279.
Freeman, A. y Carchedi, G. (eds.), 1995, Marx and Non-Equilibrium Economics, Edward Elgar, Londres.
Howard, M.C. y King, J.E., 1992, A History of Marxian Economics, vol. II, 1929–1990, MacMillan, Londres.
Itoh, M., 1976, “A Study of Marx´s Theory of Value”, Science and Society, vol. 40, no. 3, pp. 307–340.
Kliman, A.J., 2006, “Veneziani’s Critique of Marx and the TSSI” ponencia presentada en la Conference of the Association for Heterodox Economics, pp. 1–24.
————, 2002, “The Law of Value and Laws of Statistics: Sectoral Values and Prices in the U.S. Economy, 1977–1997”, Cambridge Journal of Economics, vol. 26, no. 3, pp. 299–311.
————, 2001, “Simultaneous Valuation vs. the Exploitation Theory of Profit”, Capital and Class, vol. 73, Spring, pp. 97–112.
Lipietz, A., 1982, “The So-Called Transformation Problem Revisited”, Journal of Economic Theory, vol. 26, pp. 59–88.
Mandel, E. y Freeman, A. (eds.), 1984, Ricardo, Marx, Sraffa, Verso Books, Londres.
Mohun, S., 2004, “The Labour Theory of Value as Foundation for Empirical Investigations”, Metroeconomica, vol. 55, no. 1, pp. 65–95.
————, 2000, “New Solution or Re(in)statement? A Reply”, Cambridge Journal of Economics, vol. 24, no. 1, pp. 113–117.
————, 1993, “A Re(in)statement of the Labor Theory of Value”, Cambridge Journal of Economics, vol. 18, pp. 391–412.
Morishima M. y Seton F., 1961, “Aggregation in Leontief Matrices and the Labour Theory of Value”, Econometrica, vol. 29, no 2, pp. 203–220.
Ochoa, E., 1989, “Values, Prices, and Wage-Profit Curves in the U.S. Economy”, Cambridge Journal of Economics, vol. 13, no. 3, pp. 413–429.
Ramos, A., 1998–99, “Value and Price of Production: New Evidence on Marx’s Transformation Procedure”, International Journal of Political Economy, vol. 28, no. 4, pp. 55–81.
Shaikh, A., 1984, “The Transformation from Marx to Sraffa”, en Mandel y Freeman 1984, pp. 43–84.
————, 1978, “La teoría del valor de Marx y el problema de la transformación”, Investigación Económica, vol. 144, pp. 225–274.
Shaikh, A. y Antonopoulos, R., 1998, “Explaining Long Term Exchange Rate Behavior in the United States and Japan”, Working Paper no. 250, The Jerome Levy Economic Institute.
Steedman, I., 2003, “Marx After Sraffa and the Open Economy”, Working Paper, 2003–02, Discussion Papers in Economics, Manchester Metropolitan University.
————, 1978, Marx After Sraffa, New Left Books, Londres.
Sweezy, P.M., 1987, Teoría del desarrollo capitalista, Fondo de Cultura Econó- mica, México.
————(ed.), 1974, Economía burguesa y economía marxista, Cuadernos de Pasado y Presente, vol. 49, Córdoba.
Tsoulfidis, L. y Maniatis, T., 2002, “Values, Prices of Production and Market Prices: Some More Evidence from the Greek Economy”, Cambridge Journal of Economics, vol. 26, pp. 359–369.
Valle Baeza, A., 1978, “Valor y precios de producción”, Investigación Econó- mica, vol. 146, pp. 169–203.
Veneziani, R., 2004, “The Temporal Single-System Interpretation of Marx’s Economics: A Critical Evaluation”, Metroeconomica, vol. 55, no. 1, pp. 96– 114.
von Böhm-Bawerk, E., 1986, Capital e interés, Fondo de Cultura Económica, México.
————, 1974, “La conclusión del sistema de Marx”, en Sweezy 1974, pp. 29– 127.
von Bortkiewicz, L., 1974, “Contribución a una rectificación de los fundamentos de la construcción teórica de Marx en el volumen III de El Capital”, en Sweezy 1974, pp. 191–213.
Zachariah, D., 2006, “Labour Value and Equalization of Profit Rates: a MultiCountry Study”, Indian Development Review, vol. 4.






Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica