"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

30/3/14

El vino del león de Tréveris | La desfavorable política fiscal prusiana empobreció a viticultores del Mosela y Marx criticó al Gobierno

Una vista del valle del Mosela | La defensa de los viticultores de esta región por parte
del joven y brioso Karl Marx fue el anticipo de una brillante carrera revolucionaria
Luis M. Alonso  |  Una pincelada para empezar. Mosel es la región vinícola más antigua de Alemania y una de las clásicas referencias europeas. Las empinadas laderas de sus soleados valles fluviales están densamente plantadas con vides, más que en cualquier otro lugar del mundo. Los romanos empezaron a cultivar allí la vid dos milenios atrás. El Mosela y sus afluentes el Sarre y Ruwer fluyen a través de campos surcados por la Historia. Tréveris, la ciudad más antigua de Alemania, es la capital que ya lo fue del Imperio romano y residencia del emperador Constantino el Grande. Su hijo más famoso se llama Karl Marx y está enterrado en el cementerio londinense de Highgate, adonde unos amigos me llevaron en una ocasión a descorchar una botella de Riesling, de color oro y aromas de limón y rosas, con el fin de brindar junto a su tumba a propósito no sé de qué.

En Mosel hay más de cuatro mil bodegas y un centenar de tipos de cultivo de vino: alrededor de 8.800 hectáreas con cerca de 55 millones de vides a lo largo de los 243 kilómetros entre Perl-Nennig, en la frontera con Francia, y Coblenza. La variedad de uva Riesling, utilizada para uno de los mejores vinos blancos del mundo, encuentra excelentes condiciones de crecimiento en los suelos de pizarra de las laderas escarpadas. Los vinos del Mosela, Sarre y Ruwer son conocidos mundialmente por su excelente sabor a fruta. Elegantes y minerales, en el caso del Riesling. Otras variedades importantes son Müller-Thurgau (también conocida como Rivaner), Pinot Blanc y Pinot Noir.

No, no creo que brindásemos aquella tarde londinense de Highgate por el hecho de que los padres de Marx fuesen propietarios de viñedos a lo largo del Ruwer, en Mertesdorf, donde poseían varias parcelas. En aquel tiempo -me estoy refiriendo, como ya se habrán dado cuenta, a las primeras décadas del siglo XIX- era bastante común que las familias burguesas adquiriesen viñedos para abastecer su propio consumo de vino, para la inversión o con el fin de asegurarse la vejez. El viñedo de la familia Marx se encuentra en Viertelsberg, un terroir de calidad media, cerca del castillo Gruenhaus. Hoy en día, el Weingut Erben von Beulwitz produce Spaetburgunder, el equivalente a Pinot Noir, con una ilustración de Karl Marx en la etiqueta para homenajear al más ilustre hijo de Tréveris. El vino no es exactamente del viejo viñedo familiar, pero sí procede de la uva de otros cercanos.

El brindis de Highgate con el elegante Riesling no era por el viñedo de Viertelsberg, ni siquiera por el Pinot Noir, que más tarde se etiquetaría con el rostro del autor de El Capital, que no es precisamente una joya enológica aunque sí un vino de precio económico, unos 10 euros, recomendable para acompañar ciertos platos de caza tan del gusto de la región. Tampoco brindamos en Highgate porque a Marx le gustase beber vino y lo apreciase hasta jugar un papel decisivo en su futuro. Hay que tener en cuenta que fue la miseria de los productores de vino de Mosela lo que incitó a estudiar e investigar los asuntos económicos en general. Escribió en varios periódicos sobre los problemas de los viticultores y criticó al Gobierno prusiano por su falta de apoyo al sector. Eso le acarrearía sucesivos conflictos con las autoridades, que en 1840 acabarían conduciéndolo al exilio, primero París, después Bruselas y, finalmente, Londres, donde nos encontrábamos alzando la copa al lado de su tumba sin que ello preocupase lo más mínimo a quienes se acercaban para depositar flores, con temperamento autómata y un rictus de estreñimiento en el rostro.

Cuando Napoleón perdió la guerra, las tierras ocupadas al oeste del Rin fueron entregadas a los prusianos tras el congreso de paz de Viena en 1815. Esto marcó el comienzo de una edad de oro para los productores de vino de Mosela, que se beneficiaron de las exportaciones libres de impuestos a Prusia. Por desgracia, la bonanza duró poco. Con la creación de la Unión Aduanera en 1834, los viticultores de los estados alemanes del Sur se apresuraron a desplazar con éxito a sus competidores del Mosela. Entonces el precio de los vinos descendió. La política fiscal prusiana desfavorable, junto con las malas cosechas, llevó al empobrecimiento a muchos viticultores de la región. Marx, horrorizado, criticó al Gobierno, desoyó la censura de prensa y al final tuvo que salir pitando.

En París conoció a Heine, el poeta más profundo en lengua germánica, que había pasado a engrosar la nómina dolorosa de los inmigrantes condenados a rumiar la podredumbre romántica en viejos apartamentos llenos de mugre y colchones piojosos. Trabó amistad con él aunque éste sólo llegase a identificarse con la mística revolucionaria a través de la palabra estética y el sufrimiento humano. Alejado de cualquier concepto racionalista, Heine escribiría, no obstante, aquello de "maldito sea el rey, el rey del rico, insensible a nuestra miseria...", del Canto de los tejedores de Silesia.

En Highgate, aquella tarde, cuando la humedad amenazaba hasta con erosionar la piedra, ya me acuerdo, brindábamos por los poetas muertos.

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica