"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

14/1/16

Karl Marx en Monterrey, México

Abraham Nuncio   /   Con el dejo de ironía que hay en su sonrisa, Karl Marx afirma que Cristo no volverá. Uno sabe que Marx tampoco. De repente ambos inspiran actos e ideas de los que siguen siendo manantial, por lo general desaprovechado. Y también se los ve representados en obras escénicas. Por ejemplo, Marx en el Soho, el magnífico monólogo de Howard Zinn. Me pregunto sobre el monólogo Jesucristo, del dramaturgo argentino Mariano Moro. La pregunta anida en mi recuerdo: en 1989 fui invitado por el clérigo José Francisco Gómez Hinojosa (el Padre Paco) a la presentación de su libro Cristo/Marx: ¿un diálogo imposible?, prologado por Irma Salinas Rocha. Fue en el auditorio San Pedro y uno de los asistentes me señaló a voz en cuello como encarnación del demonio. A ese diálogo, me digo, le hace falta su libreto y su puesta en escena. Y sobre todo, si la utopía cede, su realización histórica.

Por suerte, en Monterrey la obra de Zinn encontró a un director y un actor que la han convertido, en el pequeño perímetro de salas minúsculas y de medianas dimensiones, en una pieza de culto. Xavier Araiza, dramaturgo, ensayista y editor, y Alfonso Teja Cunninham, periodista desde siempre y actor sorprendente en el papel de Karl Marx, son los responsables de que el autor de El capital aparezca en la ciudad de mayor densidad industrial de México con su barba feraz casi cana y hablando de sí mismo, de las contingencias humanas experimentadas por él la máxima de Marx, según el Cuestionario de Proust al que fue convocado por sus hijas, era la de Terencio: Nada de lo humano me es ajeno y, por supuesto, de su obra.

A lo largo de su monólogo, Zinn emplea la pregunta como un resorte efectivo para obtener de las enseñanzas de Marx una cálida pedagogía. Con el padre de Jenny, su esposa y admirable interlocutora, Marx solía discutir largamente sobre filosofía griega. Sólido lector de los clásicos, como no lo son ya ni economistas ni militantes de la izquierda, un adentramiento más minucioso en la mayéutica de Sócrates lo habría convertido en el mayor educador de la historia. De hecho lo fue para la clase obrera y sus aliados.

Actualizando la desigualdad y la injusta distribución de la riqueza generada por el capitalismo hace siglo y medio, Zinn ubica su relato en el Soho del Nueva York contemporáneo. Araiza y Teja lo traen a un ámbito donde se explican mejor ambos antivalores. “¿A esto llaman progreso dice el Marx de la escena, por los coches, las máquinas voladoras y las miles de pociones para oler mejor, mientras hay gente que duerme en las calles?” Marx y su familia supieron lo que era la pobreza, que hoy azota a millones de familias en medio de la mayor riqueza jamás producida. De pronto no tenían otra cosa para empeñar que su ropa. Un día, inmerso en sus pensamientos, Marx cuenta que salió descalzo a la calle. Se dio cuenta por lo helado que estaba el piso y por no recordar que sus zapatos estaban empeñados.

El Marx de Zinn enlaza a los siglos XIX y XXI. El uno por ciento de la población de Estados Unidos –comenta– controla el 40 por ciento del PIB. Y pregunta: ¿Son estas personas más nobles, más trabajadoras y más valiosas para la sociedad que la madre del vecindario que cría tres niños durante el invierno y sin dinero para pagar la calefacción? Luego de dar un pequeño sorbo de cerveza, bebida que le gustaba tanto como les gusta a los regios, apunta: ¿No dije hace 150 años que el capitalismo crearía una enorme riqueza, pero que esta riqueza se concentraría en pocas manos?

En su recorrido escucha voces de alarma y conjetura si no alguien estará robando ilegalmente una parte del PIB que antes otros robaron legalmente. Y exclama: Ah, las maravillas del mercado. Seres humanos reducidos a mercancías, cuyas vidas están controladas por la supermercancía: ¡el dinero!

Las obras escénicas entrañan una metasemiótica que se revela según el lugar donde son representadas. Marx en el Soho no puede ser percibida en Monterrey sino por los símbolos de la ciudad. Una ciudad donde la clase obrera ha sido derrotada en toda la extensión de la palabra; donde sus líderes, capataces de los empresarios o empresarios ellos mismos, los mantienen sujetos a los intereses empresariales; donde, por lo mismo, las huelgas desaparecieron del panorama local desde hace más de tres lustros; donde los intelectuales de la clase obrera son una curiosidad; donde la izquierda padece anemia cultural (es ajena al cine, al teatro, a la literatura, a las artes casi sin excepción) y su oposición formal se reduce a chillidos y pillidos, como dice Zinn por boca de su Marx; donde a la ciudadanía más pobre, ya empoderada, el gobierno ciudadano la priva, en un golpe clasista, del pasaje gratis del domingo en el Metro, y donde no se ve más lo que decía el Padre Paco: No nos hemos reunido para analizar el avance del socialismo en Monterrey; sin embargo, y a diferencia de hace 15 o 20 años, los encuentros que cristianos y marxistas hemos tenido en las luchas políticas diarias han hecho posible este diálogo. No nos hemos conocido en las aulas universitarias o en las mesas de cafeterías; hemos coincidido en las tomas de terrenos, plantones, huelgas, mítines, manifestaciones, reuniones de estudio, etcétera.

Las derrotas infligidas por el Estado capitalista (gobierno y poderes fácticos) a los trabajadores son efectivas. Pero no para siempre. Por ello el pensamiento socialista de Marx en el Soho cobra un significado específico y sin duda iluminador en Monterrey.

Nota. Es feraz.
http://www.jornada.unam.mx/

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica