"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

26/3/14

¿Quién es Karl Marx? | Informe para la policía prusiana sobre su exilio en Inglaterra

  • El informe fue  redactado entre 1852-1853 por un agente de la policía prusiana sobre Karl Marx, su familia y el ambiente en el cual vivían
Karl Marx & Jenny ✆ Angela Smets 
El jefe de este partido (de los comunistas) es Karl Marx; los jefes inmediatos son Friedrich Engels, que vive en Manchester y Freiligrath y Wolff (a) “Lupus” en Londres, Heine en París, Weydemeyer y Cluss en los Estados Unidos; Burgers y Daniels, están en Colonia (Köln) y Weerth, en Hamburgo. Pero la mente activa y creadora, la verdadera alma del partido es Marx; por lo que quiero informarle sobre su personalidad

Marx es de media estatura, tiene 34 años; pero a pesar de su edad, sus cabellos son ya grises [canosos]; tiene una corpulencia vigorosa; los rasgos del rostro recuerdan notablemente los de [Bertalan] Szemere [1]; tiene un color de piel oscuro [2]  y el cabello y la barba son muy negros; lleva la barba completa; sus ojos son grandes, fogosos y penetrantes, tiene algo de siniestro, de demoníaco. Sin embargo se nota en él, a primera vista, la mirada de un hombre de genio y de energía. Su superioridad intelectual ejercita una influencia irresistible en quienes lo circundan.

Bertalan Szemere ✆ Sandor Kozina
Marx, según el informe, tenía con él

un notable parecido físico  
En su vida privada es extremadamente desordenado y cínico; es un pésimo administrador y conduce una real vida de gitano. Lavarse, peinarse, cambiar la lencería son para él cosas muy raras, con gusto levanta el codo [3]. Frecuentemente pasa todo el día sin hacer nada, pero si tiene algo que hacer, trabaja día y noche con una resistencia interminable; el sueño y la vigilia no son distribuidos en su vida de modo regular; frecuentemente se queda despierto toda la noche, pero después, hacia el mediodía, se echa vestido sobre el diván y duerme hasta la noche, sin preocuparse de quienes le rodean, en aquella casa en la cual entran y salen con libertad.

Su esposa [4], la hermana del ministro prusiano de Westphalen, es una señora culta y agradable, que por amor a su marido se ha acostumbrado a una vida gitanesca y ahora se siente perfectamente en su ambiente en aquella miseria. Tiene dos niñas y un niño, todos muy lindos y con los mismos ojos inteligentes del padre.

Karl Marx & Friedrich Engels,
Londres ✆ A.d.  
Como esposo y padre de familia Marx, a pesar de su carácter inquieto y violento, es el hombre más tierno y manso de este mundo. Marx vive en uno de los peores barrios de Londres, y de consecuencia, uno de los más económicos. Ocupa dos habitaciones, una que da hacia la calle y el salón, y la otra que está atrás y es la habitación para dormir. En toda la casa no se encuentra ni un solo mueble limpio y en buen estado. Todo está en ruinas, raído, desgastado, hecho pedazos, recubierto por una capa de polvo de un dedo de espesor; dondequiera reina el máximo desorden. En medio de la sala se encuentra una mesa grande, una reliquia, recubierta de una capa de cera que nunca fue removida. Aquí se amontonan los manuscritos, los libros y los periódicos de Marx, los juguetes de los niños, las piezas para remedar de la esposa, tazas de té con las orillas resquebrajadas, cucharas sucias, cuchillos, tenedores, candelabros, tinteros, vasos, pipas de porcelana holandesa, cenizas de tabaco: todo tirado, amontonado sobre aquella única mesa.

Cuando uno entra en la casa de Marx, el humo del carbón y del tabaco es tan denso que en un primer momento hay que ir a tientas como en una caverna; después, poco a poco la vista se acostumbra al humo y se comienza a vislumbrar algún objeto, como a través de la niebla. Todo está sucio y recubierto de polvo, sentarse es realmente una tarea peligrosa. Aquí, una silla se sostiene solo en tres patas, más allá los niños juegan a los cocineros sobre otra silla, casualmente entera. Naturalmente la silla entera  se le ofrece al visitante, pero sin limpiarla de los residuos de cocina de los niños, y quien se sienta se arriesga a perder los pantalones. Pero todo esto no le ocasiona a Marx y a su esposa la más mínima incomodidad. La acogida es la más amigable; la pipa, el tabaco y todo aquello que se pueda encontrar en la casa es ofrecido con la mayor cordialidad. Una conversación inteligente y agradable hace superar finalmente las deficiencias domésticas, haciendo tolerable lo que en un primer impacto era solo desagradable. Entonces, finalmente uno se reconciliar con su compañía y encontrar el ambiente interesante y original.

Este es el retrato fiel de la vida familiar de Karl Marx, el jefe de los comunistas.

Esta es una traducción de Omar Montilla, a partir de un texto en italiano que fue extraído del portal Gabriella Giudici. Allí no se cita la fuente

Notas del Editor

1 Bertalan Szemere, poeta y nacionalista húngaro, quien fue el tercer Primer Ministro de Hungría durante el breve período de la Revolución de 1848 cuando el país se independizó del Imperio Austro-Húngaro.
2 De allí su sobrenombre de “El Moro” con el que fue conocido entre sus amigos y familiares más cercanos. En Venezuela se le hubiera llamado el ‘Moreno Carlos’
3 En Venezuela se diría: “Se echa los palos con frecuencia”, se emborracha.
4 Johanna Bertha Julie Freiin von Westphalen (familiarmente llamada ‘Jenny’), nació el 12 de febrero de 1814 en Salzwedel, Alemania, hija del aristócrata Johann Ludwig von Westphalen, el Barón von Westphalen, y de Jenny Wishart, de la nobleza escocesa. Fue compañera de infancia de Karl Marx y, a partir del 18 de junio de 1843, su esposa. Compartió los exilios de Marx, siendo en ocasión ella misma detenida y expulsada, teniendo que afrontar los duros años de penuria que ellos conllevaron. Los Marx se ayudaban mutuamente y en muchas ocasiones, él redactando sus artículos y ella transcribiéndolos, ya que la caligrafía de Karl era pésima y odiada por sus editores. Murió a causa de un cáncer en el hígado en Londres en 1881 a los 67 años de edad.

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica