"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

3/2/14

Un acierto de Marx

Karl Marx ✆ A.d. 
Luis Fernando Medina  |  Probablemente ninguna otra figura de relevancia mundial ha sido tan vehemente a la hora de criticar los excesos del capitalismo moderno. Pero como dije, estoy solo un poco sorprendido. No mucho. Su antecesor Juan Pablo II también criticaba duramente los excesos del capitalismo como lo han hecho prácticamente todos los papas por lo menos desde León XIII. La "doctrina social de la iglesia," su "opción preferencial por los pobres" y demás cosas por el estilo son parte del pensamiento oficial católico desde hace mucho tiempo. Pero no tenemos que limitarnos al catolicismo, muchas vertientes religiosas cristianas y no cristianas se la pasan condenando la codicia y la búsqueda desmedida del lucro. Ocurre en el islam, en el judaísmo, en el budismo, en el hinduísmo, en el sikhismo, entre los baha'i, y así sucesivamente. Escojan una religión y casi con seguridad van a encontrar vertientes que claman en contra de las excesivas desigualdades, en contra del capitalismo rampante, en contra de la obsesión por el dinero y todo lo demás.

Los resultados están a la vista: el capitalismo ni se inmuta. Sigue creciendo, llegando a cada vez más sitios, mercantilizando
cada vez más aspectos de la sociedad, acumulando cada vez más. Ahora incluso es capaz de generar sus propias iglesias como ocurre entre algunas sectas evangélicas americanas que rinden culto a la "prosperidad," o con los "fans" de predicadoras ateas como Ayn Rand que criticaba la caridad y exaltaba la codicia.

La crisis económica global de los últimos cinco años ha puesto de relieve algo que ya se sabía: llevamos más de treinta años de aumentos en la desigualdad en las economías claves. Incluso en América Latina, donde se han obtenido algunos avances en equidad, el cuadro es bastante complicado con algunos indicadores mejorando mientras otros empeoran y siempre como resultado de un esfuerzo desmesurado. Las ganancias en erradicación de la pobreza en la región cuestan cada vez más en términos de crecimiento y gasto público.

Tal vez llegó la hora de reconocer una verdad un tanto impopular en estos días. Por encima de cualquier religión, de cualquier movimiento espiritual, la única fuerza que tiene un record histórico probado a la hora de detener el capitalismo, aunque sea por un tiempo reducido y en unos cuantos lugares, a veces benignamente a veces con costos humanos exorbitantes, ha sido el socialismo en sus distintas manifestaciones. Como es sabido, el socialismo "real" de la esfera soviética naufragó en medio de una mezcla tóxica de autoritarismo, corrupción y estancamiento productos inevitables de la malhadada planificación central. Sin embargo, en medio de semejante cúmulo de desastres esos países construyeron sistemas de redistribución y de protección social tales que en los años posteriores a la transición de 1989 los viejos partidos comunistas se mantuvieron viables electoralmente e incluso ganaron elecciones competitivas.

Pero no es necesario limitarnos al caso de Europa Oriental. En Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial los movimientos socialistas y laboristas fueron decisivos a la hora de crear algunas de las sociedades más prósperas, libres e igualitarias de que tenga memoria la humanidad. Incluso en Estados Unidos, supuestamente el país más refractario al socialismo en el mundo, la presión política del movimiento obrero organizado contribuyó a crear la legislación laboral y el estado del bienestar.

Según muchos líderes espirituales y religiosos, el verdadero cambio social, el único capaz de perdurar en paz, es el que comienza por cambiar los individuos. Entonces, ¿cómo se explica que a la hora de confrontar al capitalismo, la única fuerza que tuvo algún éxito (de unas pocas décadas, es cierto) fue un movimiento secular que no se hacía mayores ilusiones sobre la codicia de los capitalistas? Es verdad que muchos socialistas creían que el socialismo iba a cambiar la naturaleza humana (el Che Guevara y su prédica sobre "el hombre nuevo" es solo un ejemplo). Pero a la hora de las decisiones prácticas, esas discusiones eran irrelevantes: primero venían las conquistas políticas y las especulaciones sobre la naturaleza humana vendrían después.

Si la pregunta resulta impopular, la respuesta también. Para entender este fenómeno vale la pena remitirse a uno de los atisbos de Marx. Marx reservaba enormes dosis de su inagotable sarcasmo, del que a veces abusaba sin necesidad, para los moralistas de su tiempo que trataban de formular un discurso ético en contra del capitalismo victoriano. Su argumento era tan sencillo como contundente: el capitalismo no es un sistema poblado por individuos codiciosos, el capitalismo es la codicia misma hecha sistema.

Cuando me desespero con mis estudiantes porque confunden economía de mercado con capitalismo me acuerdo de que ese error elemental lo cometen también muchos de los más distinguidos "formadores de opinión." Mercados ha habido desde que existe la especie humana. Capitalismo no. Según Marx, lo que distingue al capitalismo es la existencia de algunos mercados muy específicos: mercados de factores de producción como el trabajo y el capital. Esto quiere decir que la subsistencia misma de los agentes económicos depende de que concurran al mercado.

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Jérôme Skalski entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp, Partido Socialista de Inglaterra y Gales: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Il y a 150 ans, le 17 juillet 1867, Karl Marx publiait "Das Kapital" à Londres, une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge Morlaix
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb (*)
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periódico
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
_____________________
(*) Acceso indirecto