"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

6/10/13

El regalo que nos hizo Marshall Berman | El Marx modernista

Alberto Verón  |  ¿Cuándo un autor cambia de manera contundente nuestras vidas? Ese milagro ocurre en la prosa, y pasa muy pocas veces. En mi caso personal, eso ha ocurrido con las lecturas de Herman Hesse, Ernesto Sábato, Virginia Wolff, Walter Benjamin y Marshall Berman. Después de cierto tiempo lo tengo claro y por eso interrumpo lo que estaba escribiendo, para hacer lo que tantos otros lectores agradecidos en el mundo debemos estar realizando a estas horas del día y de la noche: un mínimo tributo a quien nos devolvió el sentido de las lecturas de Carlos Marx, a quien supo hacer de la ciudad, de sus calles, de su experiencia urbana un lugar de alegría y de libertad, a quien hizo de la alianza entre política y poesía el evento de todos los días.

Había nacido en el año de 1940, en el seno de una familia judía, en el barrio del Bronx en Nueva York y vino a morir el 11 de septiembre de 2013 en esa misma ciudad. Hizo de esa ciudad su escenario literario y así como Woody Allen realizó poesía cinematográfica con Manhattan; Marshall Berman puso a confluir en el Bronx toda la historia de la modernidad. El paseante de Baudelaire y de Walter Benjamin por los “pasajes” de París del II Imperio, o las calles como sitios para el ejercicio del totalitarismo en San Petersburgo, a través de las novelas y los poemas de
Dostoievski, se terminan convirtiendo en geografías próximas, que por las afinidades culturales, por los programas de vanguardia y de política en común, transgreden los límites del territorio y confabulan la ciudad de Nueva York de los años sesenta, con su dosis de protesta social, de multiculturalidad, de luchas renovadas contra el autoritarismo o la pobreza, protagonizadas desde el corazón mismo, hermoso y podrido de la capital de la modernidad tardía.

Al contrario de la mayor parte de sus compañeros de generación de todo el mundo occidental, que renunciaron a sus ideales revolucionarios a cambio de la comodidad de sus puestos y salarios, contribuyendo así con su ejemplo a una educación más egoísta, más sin utopías revolucionarias, Berman nunca renunció a ser un “intelectual comprometido”. Marx desempeñó en su vida el papel de faro conductor entre las autopistas de la “gran manzana”. El mismo cuenta su encuentro en una modesta librería de los primeros años sesenta con el “Manifiesto del Partido Comunista” y como compró los ejemplares existentes y los regaló entre sus amigos más cercanos.

No publicó en vida muchos libros. Fue suficiente con unos cuantos ensayos acerca de la calle moderna, sobre la experiencia de la modernidad en la vida urbana y acerca del papel que esta ha representado. “Todo lo sólido se desvanece en el aire”, una frase tomada del “Manifiesto del Partido Comunista” encabezó esta colección de ensayos, publicados en el año de 1982 en uno de los momentos más dramáticos para la izquierda mundial, debido a la crisis inminente del paradigma comunista de estado de la Europa oriental. En su prosa de ensayista, Marx no fue solo un economista o un filósofo que nos enseñó a entender las desigualdades y buscar la manera de cambiarla; en su literatura Marx es un verdadero artista moderno, en la tradición de Charles Baudelaire o de Walter Benjamin, pues su experiencia de la revolución está unida a la vida de la calle, a los movimientos sociales que hermanan al París de las barricadas, a los negros rebeldes de Haití, a los guevaristas de Bolivia, a los comunistas de Cuba, a los sandinistas de Nicaragua, a los Zapatistas de México, a los indignados de todas las ciudades del planeta hoy, etc., etc. Donde haya malestar, donde se erija una barricada o haya un alzamiento, una “minga”, un mínimo brote malestar con la injusticia social, estamos participando de la experiencia de ser moderno que es como tomar el cielo por asalto.

He vuelto a abrir las páginas de “Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad”. Al hacerlo algunas páginas han caído, como quien entra a los interiores de un edificio en ruinas. He revisado de nuevo algunos subrayados míos, comentarios a pié de página: el Fausto como desarrollista y modernizador del territorio. El amor y la política al analizar la imagen del poema de Baudelaire donde unos amantes se descubren incómodos de su felicidad ante la mirada del pordiosero que los observa a través de los vidrios del Boulevard. Esa reunión de ensayos suyos, tejidos por el hilo de la pregunta acerca del significado de la modernidad, han bastado para que en diversos cursos universitarios: de a arquitectura a la literatura, de la filosofía a la historia de los movimientos sociales, este libro encuentre un sitio en la mesa de los lectores.

Posiblemente por eso no publicó demasiado; a lo sumo uno bastó para compartir con sus estudiantes sus pasiones literarias y entrar al anaquel de los que serán leídos por buen tiempo. Un libro es eso, un acto de compartir por escrito lo que deseamos, lo que queremos contar con nuestros amigos, con las generaciones que llegan. El resto fue lo que hizo: alternar la vida intelectual, la docencia con las marchas en las calles, con la participación y la solidaridad al lado del movimiento social, siendo así un intelectual orgánico en la perspectiva de Gramsci; un intelectual marxista, en una de las ciudades menos adecuadas para serlo.

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica