"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

24/2/14

Trabajo asalariado, pobreza y libertad

El trabajador es un esclavo a tiempo parcial, pero sin libertad en ningún momento. 

Carlos G. Osto  |  Hoy estamos inmersos en la imposición de una economía de mercado que se ha dado en definir como neoliberal, impulsada por el thatcherismo y el reaganismo a escala mundial. Esta supuesta nueva economía se basa en las premisas de tres economistas del capitalismo: Schumpeter, Hayek y Friedman. (1)

Schumpeter es el defensor de la destrucción creadora. Según su teoría, en un marco de libre competencia, la acción conjunta de la innovación tecnológica y la acción del emprendedor (véase empresario), se imponen en un movimiento económico que saca a la economía de una fase de estacionamiento, provocando la crisis, fase necesaria para el progreso económico, saliendo el capitalismo fortalecido aunque existan daños colaterales –despidos, destrucción de pequeñas empresas, ahorradores sin ahorros, pensionistas empobrecidos, etc.- siendo lo importante que el capitalismo sale reforzado.

Hayek preconiza el Estado mínimo, sin intervención reguladora en la economía de mercado, lo cual permite escapar del poder de la clase media que pretende imponer una democracia que redistribuya la riqueza a través de la fiscalidad. Es Hayek quien preconiza la desregulación de la economía, reducir la seguridad social y seguros de desempleo, eliminar el sindicalismo y privatizar todo lo público. Su preferencia en cuanto la forma de gobierno la definió en una visita al Chile de Pinochet como “dictadura liberal”. Dictadura en cuanto la política y liberal en lo referente a la economía.

Friedman aboga por un Estado que se limite a proteger del enemigo exterior (este enemigo es cualquier otro país-estado que quiere protegerse de las ambiciones expansionistas militar-económicas de las grandes empresas estadounidenses), además de imponer la ley y el orden (estadounidense y capitalista) favoreciendo la ¿competencia? y la propiedad privada. Este economista, defensor de la toma de poder por elecciones o/y por golpe de Estado, tuvo como campo de experimentación sin barreras el Chile del dictador Pinochet, consiguiendo para Chile un retroceso económico bruto del 15%, un desempleo del 20% (desde el 3% de la época Allende) y que en quince años, el 45% de los chilenos estuviera bajo el índice de pobreza.

Estos tres economistas recibieron el Premio Nobel, no por su esfuerzo a favor de la eliminación de la miseria en el mundo: !hasta ahí podríamos llegar!, sino por su contribución a la privatización de lo público y el enriquecimiento falto de toda ética o moral de unos pocos. Su gran logro fue ayudar a la teorización de la necesidad de imponer el poder económico, del llamado mercado, a escala planetaria. Algunos tienden a separar entre mercado productivo y mercado financiero, separación que, aunque sea cierto el peso brutal de mercado financiero especulador hoy, no dejan ambos de ser expresión de capitalismo en su fase actual.

Siguiendo a Ramonet (2), estamos inmersos en el paradigma que posibilita que en 1.989 Francis Fukuyama declare el “fin de la Historia” y el responsable estadounidense del Banco Mundial presente una lista de diez propuestas conocidas como el “Consenso de Washington”. En realidad, directrices por las que se impone a todo gobierno que quiera seguir formando parte de la comunidad internacional la:
- Disciplina en control del déficit publico.
- Redefinición de las prioridades del gasto publico
- Reducción en el impuesto al ingreso
- Liberalización de las tasas de interés
- Imposición de tasas de cambio competitivas
- Liberalización de los intercambios comerciales internacionales
- Liberalización de las inversiones directas extranjeras
- Privatización de las empresas publicas y el sector publico
- Desregulación de los mercados y supresión de las barreras aduaneras
- Protección total de los derechos de propiedad.
Los medios de comunicación son los encargados de difundir y propagar la nueva buena (junto a cámaras de comercio, organizaciones empresariales, universidades thing tank, etc.), y los FMI y BM asumirán la misión de imponerlas como verdaderos brazos ejecutores del nuevo capitalismo.

El resultado social inmediato es que la inmensa mayoría de la población de unos países que disfrutan de coberturas sociales después de luchar durante muchas décadas, ve degradarse sus condiciones reales de vida, porque la realidad virtual financiera es capaz de imponerse sobre el conjunto de la necesidad social.

La flexibilidad laboral, la desregulación de los sistemas de protección del empleo, la deslocalización de empresas y el incremento de la movilidad, son prácticas del capitalismo con trayectoria ya histórica. Recordemos que (4) Engels reflejó situaciones similares hace ciento cincuenta años, y que Durkheim(5) analizó las consecuencias de la división social del trabajo una vez consolidada la revolución industrial, y su relación con el espectacular aumento de suicidios.

Una vez más hay que insistir en que cuando hablamos de fuerzas productivas y la globalización del trabajo (3) asalariado, tenemos que reconocer que son una y la misma cosa: capitalismo.

Pero para hablar de trabajo y poder, es necesario referente Marx (6) y su El Capital, donde desarrolla la teoría del valor-trabajo. No vamos a entrar aquí a discutir sobre la teoría del valor de Marx, pero si recordamos que la plusvalía es la forma monetaria del sobreproducto social que el asalariado aporta al propietario de los medios de producción sin recibir nada a cambio: Por tanto, el salario es la parte cobrada, pero no el valor total añadido a la mercancía o servicio, y el beneficio es la parte no pagada al trabajador por su mercancía trabajo. Dicho esto, recordar su discurso de la alienación del proletariado, básico para entender cómo afecta la implantación de todo un sistema.

Algunos parecen querer olvidar que el capitalismo financiero es tan real como la economía real de producción capitalista (por cierto; la defensa de esta, es defensa del capitalismo y justificación de la explotación) y que patronal y sindicatos están de acuerdo en la necesidad de vender nuestro tiempo y nuestras vidas a cambio de la supervivencia.

En contra de la concepción marxista sistémica –no en contra del propio Marx (7) -, pienso que no se trata de repartir la plusvalía, el excedente de riqueza que hasta hoy acumulan unos pocos (8), ni siquiera del reparto propiciado por un Estado que critica al capitalismo, pero que produce y explota desde el capitalismo. Se trata de conseguir optar a otra economía, a otras relaciones de aportación sin explotación; a algo totalmente diferente, en lo cual, no existen plusvalías, las relaciones son entre diferentes pero desde el reconocimiento, en las que la explotación no puede siquiera manifestarse –aun contando con las desigualdades del ser y de capacidad de los individuos-, en las que el respeto InterDesiguales (9) sea la relación de aportación (no de explotación), del mínimo daño a los ecosistemas y poblaciones, del máximo respeto entre todos y para todo, de la crítica y no aceptación de la acumulación de riqueza privada, de la diferenciación por el ser, no por el tener.

Trabajar es alienarse X horas al día en beneficio de propietarios que, las más de las veces, ponen obstáculos al buen desarrollo de la propia empresa, convirtiéndola en un mundo de cansina burocracia, discriminación y acoso, en donde jefes estúpidos, además de explotar, intimidar y vejar, utilizan a los asalariados como chivos expiatorios. Zanahoria y palo, donde la zanahoria también es palo.

El cientifismo de la modernidad es el productivismo, unido orgánicamente con la acumulación de capital, por tanto, tenemos que ser antiproductivistas si somos anticapitalistas.  

El trabajador es un esclavo a tiempo parcial, pero sin libertad en ningún momento, y quienes hablan de la libertad como diferenciadora del sistema democrático liberal, mienten o ni siquiera son parcialmente libres en su capacidad de razón.

Notas

1. Schumpeter, Joseph. Hayek, Friedrich von, Milton, Friedman  
2. Ramonet, Ignacio. La catástrofe perfecta.
3. Ética protestante, ascetismo católico y stajanovismo estalinista. El trabajo no dignifica; enferma, individualiza por egoísmo-miedo, y muchas veces mata o acorta la vida
4. Engels F. La situación de la clase obrera en Londres
5. Durkheim E. El Suicidio.
6. Marx, Karl. El Capital
7. En Marx, el análisis de la plusvalía no es un estudio del reparto del producto social entre salario, ganancia y renta, sino un estudio de la relación fundamental de la producción capitalista en su generalidad. En Marx, la plusvalía es el producto específico del capitalismo.
8. Dice Holloway que, según Marx, el trabajo tiene un carácter dual. Es al mismo tiempo trabajo abstracto y trabajo concreto y útil. El trabajo abstracto produce el valor, la plus-valía, el capital. El trabajo abstracto es trabajo enajenado. Entonces, no es el trabajo abstracto o enajenado que constituye el “movimiento real que anula y supera al estado de cosas actual”. Sí existe un antagonismo entre el trabajo abstracto o enajenado o asalariado y el capital, pero es un antagonismo bastante superficial, porque finalmente trabajo abstracto y capital se complementan. (Por eso los sindicatos, que son organizaciones construidas para la defensa del trabajo asalariado, no pueden ser organizaciones revolucionarias.)
9. André Gorz habla del No-clase; ”una capa que vive del trabajo como una obligación exterior...una no-clase de no-trabajadores: su objetivo no es la apropiación, sino la abolición del trabajo y del trabajador”.Adiós al proletariado 

◆ El que busca, encuentra...

Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Notas sobre los 150 años de la primera edición de El Capital
António Ferraz: Os 150 anos do livro ‘O Capital’, de Karl Marx — Correio do Minho
Horacio Tarcus: Traductores y editores de la “Biblia del Proletariado” - Parte I & Parte II — Memoria
Emmanuel Laurentin: Le Capital, toujours utile pour penser la question économique et sociale? — France Culture
J.M. González Lara: 150 años de El Capital — Vanguardia
Roberto Giardina: Il Capitale di Marx ha 150 anni — Italia Oggi
Alejandro Cifuentes: El Capital de Marx en el siglo XXI — Voz
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital, de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Mario Robles Roberto Escorcia Romo: Algunas reflexiones sobre la vigencia e importancia del Tomo I de El Capital — Memoria
Antoni Puig Solé: El Capital de Marx celebra su 150° aniversario — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge
Jérôme Skalski: Lire Le Capital, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Notas notables
Pierre-Yves Quiviger: Marx ou l'élimination des inégalités par la révolution — Le Point
Hernán Ouviña: Indigenizar el marxismo — La Tinta
Emmanuel Laurentin: Les historiens américains et Karl Marx — France Culture
Adèle Van Reeth: Le Capital de Karl Marx: La fabrique de la plus-value — France Culture
Manuel Martínez Llaneza: Reproches a Marx acerca de El Capital (Bajo la égida de Friedrich Engels) — Rebelión.es
Victoria Herrera: Marx y la historia — Buzos
Alejandro F. Gutiérrez Carmona: La vigencia del pensamiento marxista — Alianza Tex
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Mauricio Mejía: Karl Marx, el poeta de la mercancía — El Financiero
Emmanuel Laurentin: Karl Marx à Paris: 1843-1845 — France Culture
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialis — Marx desde Cero
Evald Vasiliévich Iliénkov: La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx — Templando el Acero
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: entre Epicure et Hegel - I — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: combat pour la démocratie - II — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: de la critique de Hegel à la critique de la société - III — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: charges critiques avec F. Engels - IV — Mediapart
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox

— Notas de actualidad
Michel Husson: Marx, un économiste du XIXe siècle? A propos de la biographie de Jonathan Sperber — A L’Encontre
Homenaje a Wenceslao Roces, traductor de Marx — Club de Traductores de Buenos Aires
César Rendueles: Todos los Marx que hay en Marx — El País
Alice Pairo: Karl Marx, Dubaï et House of cards: la Session de rattrapage — France Culture
Sebastián Raza: Marxismo cultural: una teoría conspirativa de la derecha — La República
Samuel Jaramillo: De nuevo Marx, pero un Marx Nuevo — Universidad Externado de Colombia
Gabriel Quirici: La Revolución Rusa desafió a la izquierda, al marxismo y al capitalismo [Audio] — Del Sol
Sergio Abraham Méndez Moissen: Karl Marx: El capítulo XXIV de El Capital y el “descubrimiento” de América — La Izquierda Diario
Alessandro Cardinale: Wolfgang Fritz Haug, la Neue Marx-Lektüre e la «Prasseologia» — Materialismo Storico
Joseph Daher: El marxismo, la primavera árabe y el fundamentalismo islámico — Viento Sur
Francisco Jaime: Marxismo: ¿salvación a través de la revolución? — El Siglo de Torreón
Pourquoi Karl Marx revient-il à la mode? — Radio Télévision Belge
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Guido Fernández Parmo: El día que Marx vio The Matrix — Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
Presidente chino Xi Jinping pide profundo entendimiento de marxismo — Xinhua
Petits faits et grandes idées: Karl Marx, vie quotidienne — Le Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Cest: Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
Marc Sala: El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español

— Entrevistas
Alberto Maldonado: Michael Heinrich en Bogotá: El Capital de Marx es el misil más terrible lanzado contra la burguesía — Palabras al Margen
Leonardo Cazes: En memoria de Itsván Mészáros — Rebelión (Publicada en O Globo)
Entrevista con István Mészáros realizada por la revista persa Naghd’ (Kritik), el 02-06-1998: “Para ir Más allá del Capital” — Marxismo Crítico
Rosa Nassif: “El Che no fue solo un hombre de acción sino un gran teórico marxista” Agencia de Informaciones Mercosur AIM
Entrevista a Juan Geymonat: Por un marxismo sin citas a Marx — Hemisferio Izquierdo
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Salvador López Arnal: Entrevista a Gustavo Hernández Sánchez sobre "La tradición marxista y la encrucijada postmoderna" — Rebelión
Jorge L. Acanda: "Hace falta una lectura de Marx que hunda raíces en las fuentes originarias del pensamiento de Marx" — La Linea de Fuego

— Notas sobre la película “El joven Karl Marx”, del cineasta haitiano Raoul Peck
Eduardo Mackenzie:"Le jeune Karl Marx ", le film le plus récent du réalisateur Raoul Peck vient de sortir en France — Dreuz
Minou Petrovski: Pourquoi Raoul Peck, cinéaste haïtien, s’intéresse-t-il à la jeunesse de Karl Marx en 2017? — HuffPost
Antônio Lima Jûnior: [Resenha] O jovem Karl Marx – Raoul Peck (2017) — Fundaçâo Dinarco Reis
Eduardo Mackenzie: El joven Karl Marx — Debetae.
La película "El joven Karl Marx" llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Boris Lefebvre: "Le jeune Karl Marx": de la rencontre avec Engels au Manifeste — Révolution Pernamente
: "Le jeune Karl Marx", révolution et académisme — Le Suricate.
Annie Coppermann: "Le jeune Marx": La genèse du "Capital" — Les Echos
Patrice Cailleba: "Le jeune Karl Marx" et la longue genèse du "Capital" — The Conversation
Olibier Barlet: "Le jeune Karl Marx", de Raoul Peck — Africultures

— Notas sobre el maestro István Mészáros
Matteo Bifone: Oltre Il Capitale. Verso una teoria della transizione, a cura di R. Mapelli — Materialismo Storico
Gabriel Vargas Lozano, Hillel Ticktin: István Mészáros: pensar la alienación y la crisis del capitalismo — SinPermiso
Carmen Bohórquez: István Mészáros, ahora y siempre — Red 58
István Mészáros: Reflexiones sobre la Nueva Internacional — Rebelión
Ricardo Antunes: Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros — Herramienta
Francisco Farina: Hasta la Victoria: István Mészáros — Marcha
István Mészáros in memoriam : Capitalism and Ecological Destruction — Climate & Capitalism.us