"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

3/8/17

José Carlos Mariátegui: el maestro desconocido

Tony Álvarez


“La fuerza de los revolucionarios no está en su ciencia; está en su fe, en su pasión, en su voluntad. Es una fuerza religiosa, mística, espiritual.”  — José Carlos Mariátegui
.
Mariátegui fue un intelectual autodidacta que se interesó y escribió sobre multitud de temáticas. Entre sus escritos podemos encontrar, análisis sobre coyuntura política, literatura, economía, cultura, teatro, etc. Mariátegui sería un marxista pionero en Perú y representa la cumbre del pensamiento marxista latinoamericano. Alejado de visiones economicistas y ortodoxas, fue un autor singular que basó su pensamiento en la lectura y análisis del Perú y el contexto andino. Sin embargo, la originalidad de su pensamiento desborda ese marco, siendo un autor ampliamente valorado y analizado a lo largo de las décadas en toda la región.

A pesar de fallecer con tan sólo 35 años, dejó un largo legado de escritos y ensayos. Desde niño arrastraba problemas de salud y los últimos años de su vida se encontraba postrado en una silla de ruedas por la amputación de una pierna. Sin embargo no le impidió viajar, trabajar arduamente o ser anfitrión de tertulias casi a diario en su domicilio de Lima en Washington izquierda. De procedencia humilde y con una formación autodidacta comenzó a trabajar muy joven como periodista desde donde apoyará las demandas de obreros y estudiantes al calor de la Reforma Universitaria. Junto a César Falcón funda el periódico La Razón, pero este será clausurado y Mariátegui marchará a Europa donde entrará en contacto con pensadores e ideas marxistas, pero también con los movimientos de vanguardia europeos. Cuando entra en contacto de forma directa con las ideas marxistas ya posee una amplia formación intelectual. Conoció entre otros a Croce, a Gobetti, a Gramsci, o a Gorki. De hecho, en su instancia en Italia tuvo la suerte de asistir al Congreso fundacional del famoso Partido Comunista Italiano.

No regresaría a Perú hasta 1923, con la vocación de la peruanización del marxismo, o dicho de otro modo, con la pretensión de adaptar los postulados marxistas a la realidad andina. Esto hace que además de un intelectual Mariátegui sería un hombre de acción. En 1927 fue encarcelado junto a un grupo de comunistas acusados de “conspirar” contra el gobierno de Leguía. Como señala Alberto Flores Galindo, a partir de 1927 la biografía de Mariátegui y la historia de la naciente clase obrera peruana parecen confundirse. Fundaría en 1928 el Partido Socialista Peruano (PSP) que se adscribirá a la III Internacional, sorteando por lo menos una de las 21 duras condiciones que se imponían. En la I Conferencia Comunista Latinoamericana celebrada en Buenos Aires en el mismo 1928, se pusieron de relieve las diferencias entre el marxismo ortodoxo dominante y el camino propio que pretendían recorrer los marxistas peruanos. En 1929 participó en la creación de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) elaborando los documentos del que hoy es el mayor sindicato del país. En estos últimos años de su vida escribe su gran obra Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana (1928) e Ideología y política, que fue publicada póstumamente por sus hijos.

La pretensión era que el PSP no se circunscribiera a un partido de cuadros, Mariátegui apostaba por ir a las masas y era consciente que el naciente comunismo peruano aún no podía aspirar a ser un partido de masas por lo tanto tenía que aglutinar a más sectores. La configuración mariateguiana del partido se deriva precisamente de posicionamientos políticos concretos, como la incorporación del indigenismo, el marxismo como “religión de nuestro tiempo”, una visión a largo plazo o una estrategia sindical que acompañe al partido. Estos posicionamientos condicionaban a Mariátegui para querer configurar un tipo de partido y no a la inversa.

Otro de los aportes más interesantes en su obra es la articulación de dos tradiciones de pensamiento bien distintas –e incluso en muchas ocasiones enfrentadas—como son la tradición marxista y la nacionalista. De hecho, llegó a militar en el APRA uno de los grandes partidos populistas de la región. El maestro –o “Amauta” en quechua— compartía con el nacional-populismo muchos elementos de análisis, principalmente el antiimperialismo y la dimensión nacionalista, pero desde luego no la alianza con la burguesía peruana. La ortodoxia marxista no “perdonaría” el pasado acercamiento de Mariátegui a postulados populistas. En este sentido la crítica más conocida fue la realizada por Miroshevski, que asimilaba el pensamiento del peruano con los populistas rusos.

Ahondando en esta idea, cabe destacar la introducción del indígena que realiza en este esquema. Para Mariátegui en Perú no pueden disociarse el socialismo de la reivindicación indígena, el cual a su vez tiene una vinculación directa a la tierra. Según su perspectiva, en América Latina los partidos revolucionarios no pueden prescindir del campesinado y, dentro de éste en zonas como Perú, particularmente de los trabajadores indígenas que componen la mayoría de los trabajadores. Lenin también entendió la importancia del campesinado, de hecho su concepción de hegemonía era la pura alianza de clases donde destacaba la alianza entre el proletariado y el campesinado, por supuesto con un papel subalterno de los segundos. Antonio Gramsci dio una vuelta de tuerca al concepto de hegemonía, ya no sólo como estricta alianza de clases, no mera yuxtaposición, sino que pretendía un nuevo sujeto a través de una nueva articulación. De esta forma Gramsci además fue consciente de la importancia del campesinado del sur italiano. Sin embargo ninguno de ellos otorga a esta clase social la dimensión que le concede el peruano y sobre todo, y es el hecho más singular, posicionar al indígena como motor de cambio, como sujeto revolucionario.

Para el pensador peruano, el encaje y la solución pasa por la renovación nacional peruana que conllevará la redención del indio, o dicho de otro modo, hay que crear una nueva sociedad peruana donde el indio se sitúe en el centro del proceso, idea que tendrá en los Andes plena actualidad. Por tanto, para Mariátegui, una construcción nacional, una nueva articulación de la identidad nacional en torno al indio es fundamental. Esta articulación de las identidades es superadora y va incluso más allá que las diferentes teorías multiculturales y se pueden extraer lecturas para otros contextos lo que debe generar interés para acercarnos a la obra de Mariátegui.

Es común el ataque a las corrientes indigenistas y también a la obra de Mariátegui, como teorías “reaccionarias” que pretenden una vuelta al pasado, planteamientos en definitiva contra la modernidad. Es conocida aquella frase aparecida en el artículo “El hombre y el mito” donde señalaba que “sin un mito la existencia del hombre no tiene ningún sentido histórico.” Es igualmente conocida de este artículo la expresión “la fuerza de los revolucionarios no está en su ciencia; está en su fe, en su pasión, en su voluntad. Es una fuerza religiosa, mística, espiritual.” Influido por el pensamiento de George Sorel y realizando un análisis que podíamos denominar gramsciano, se evidencia la importancia que Mariátegui otorga a los elementos simbólicos y voluntaristas, alejado del carácter más cientificista del marxismo clásico. Mariátegui como su coetáneo italiano, piensa que también que hay margen para actuar sobre la superestructura, para ello son imprescindibles, elementos simbólicos, “mitológicos”, agregadores. A estos elementos simbólicos podríamos denominarlo como él mismo lo hacía, como la “fuerza del mito”. Precisamente para Mariátegui, un elemento que pone de relieve la decadencia de la burguesía es su ausencia de mitos, por tanto la clase obrera con voluntad, con fe y con la “fuerza del mito”, será capaz de llevar a cabo la revolución. Entendemos así que para Mariátegui el marxismo es una vocación, una actitud, mucho más que conceptos científicos.

A su muerte los comunistas peruanos se movieron hacia las posiciones más oficialistas por lo tanto la obra de Mariátegui pasó a ser denominada como “pequeñoburguesa”. Como señala Fernanda Beigel en los años 50 se producen dos acontecimientos que hacen cambiar esta concepción; por un lado, la publicación de sus obras completas y por otro lado, la revolución cubana que conllevó una importante reconversión de la temática marxista y de su praxis en América Latina. Hoy la obra de Mariátegui está plenamente extendida y es conocida en América Latina, así como ha sido situada en el lugar que le corresponde. Sin embargo en Europa y España el peruano, alejado de círculos concretos, es un autor aún poco conocido.

José Carlos Mariátegui sería uno de los próceres para la formación de un marxismo latinoamericano, y sin duda pionero en toda una tradición que fusionaría indigenismo y la tradición de izquierda, con una larga lista de pensadores que se prolongan a lo largo de las décadas, como Fausto Reinaga, René Zavaleta Mercado o actualmente Álvaro García Linera. Se pueden extraer de la obra del “Amauta” elementos singulares y en algunos casos de actualidad. El maestro no rehusó el debate, y a pesar de su compromiso militante con las filas comunistas, tuvo el ingenio y la capacidad de acercarse y entender otras posturas, con una composición propia de una gran calidad y originalidad, que hace de su obra lectura indispensable para el campo de las Ciencias Sociales.

Es imposible condensar una obra tan original y compleja en estas líneas con multitud de matices y por qué no decirlo de contradicciones. A pesar de ello es importante recuperar algunos elementos de este “maestro” desconocido para muchos, como su convicción en la voluntad, en la fuerza de los que nunca fueron nada, en la ilusión. Los postulados de la izquierda si no están acompañados de emociones y si no penetran en la gente que realmente decimos representar sirven para poco. Ello no conlleva que se deba rebajar el discurso, todo lo contrario, Mariátegui siempre fue un rupturista y un revolucionario, pero es fundamental conquistar al pueblo antes que los aparatos instituciones.

Ese concepto fetiche para la izquierda actual como es hegemonía, fue comprendido en su perfección por parte de José Carlos Mariategui. No hay cambio posible sin una revolución en todos los ámbitos, en la cultura, en la literatura, de hecho Mariategui fundará diferentes periódicos y editoriales para dar voz a este movimiento, incluso en el teatro, teniendo en cuenta que todo ello debe cristalizar en un cambio en la economía y en los resortes de poder. A largo plazo, pero con paso firme, hay que caminar hacia un cambio revolucionario en todos los sentidos con el optimismo de que los que nunca fueron nada pueden lograrlo.

Tony Álvarez. Politólogo, Máster en Estudios Latinoamericanos, Doctorando en Ciencias Sociales. Consultor político de gobiernos municipales, coordinador de IU en Láchar (Granada) y miembro de la dirección provincial de IU Granada.
http://kaosenlared.net/ 

◆ El que busca, encuentra...

Not@s sobre Marx, marxismo, socialismo y la Revolución 2.0

— Notas notables
Cecilia Feijoo: Apuntes sobre el Concepto de Revolución Burguesa en Karl Marx — Red Diario Digital
Moishe Postone: Il compito della teoria critica oggi: Ripensare la critica del capitalismo e dei suoi futuri — Blackblog Franco Senia
Pierre-Yves Quiviger: Marx ou l'élimination des inégalités par la révolution — Le Point
Hernán Ouviña: Indigenizar el marxismo — La Tinta
Emmanuel Laurentin: Les historiens américains et Karl Marx — France Culture
Adèle Van Reeth: Le Capital de Karl Marx: La fabrique de la plus-value — France Culture
Manuel Martínez Llaneza: Reproches a Marx acerca de El Capital (Bajo la égida de Friedrich Engels) — Rebelión
Victoria Herrera: Marx y la historia — Buzos
Alejandro F. Gutiérrez Carmona: La vigencia del pensamiento marxista — Alianza Tex
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Mauricio Mejía: Karl Marx, el poeta de la mercancía — El Financiero
Emmanuel Laurentin: Karl Marx à Paris: 1843-1845 — France Culture
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Evald Vasiliévich Iliénkov: La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx — Templando el Acero
Vincent Présumey: Suivi des écrits de Karl Marx / 1837-1848 - Part I, Part II, Part III & Part IV — Mediapart
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox

— Notas y comentarios sobre El Capital
António Ferraz: Os 150 anos do livro ‘O Capital’, de Karl Marx — Correio do Minho
Horacio Tarcus: Traductores y editores de la “Biblia del Proletariado” - Parte I & Parte II — Memoria
Emmanuel Laurentin: Le Capital, toujours utile pour penser la question économique et sociale? — France Culture
J.M. González Lara: 150 años de El Capital — Vanguardia
Roberto Giardina: Il Capitale di Marx ha 150 anni — Italia Oggi
Alejandro Cifuentes: El Capital de Marx en el siglo XXI — Voz
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital, de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Mario Robles Roberto Escorcia Romo: Algunas reflexiones sobre la vigencia e importancia del Tomo I de El Capital — Memoria
Antoni Puig Solé: El Capital de Marx celebra su 150° aniversario — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge
Jérôme Skalski: Lire Le Capital, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo

— Notas y reportajes de actualidad
Román Casado: Marx, Engels, Beatles, ese es el ritmo de Vltava — Radio Praga
María Gómez De Montis: El Manifiesto Comunista nació en la Grand Place — Erasmus en Flandes
Enrique Semo: 1991: ¿Por qué se derrumbó la URSS? — Memoria
Michel Husson: Marx, un économiste du XIXe siècle? A propos de la biographie de Jonathan Sperber — A L’Encontre
César Rendueles: Todos los Marx que hay en Marx — El País
Alice Pairo: Karl Marx, Dubaï et House of cards: la Session de rattrapage — France Culture
Sebastián Raza: Marxismo cultural: una teoría conspirativa de la derecha — La República
Samuel Jaramillo: De nuevo Marx, pero un Marx Nuevo — Universidad Externado de Colombia
Sergio Abraham Méndez Moissen: Karl Marx: El capítulo XXIV de El Capital y el “descubrimiento” de América — La Izquierda Diario
Joseph Daher: El marxismo, la primavera árabe y el fundamentalismo islámico — Viento Sur
Francisco Jaime: Marxismo: ¿salvación a través de la revolución? — El Siglo de Torreón
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Guido Fernández Parmo: El día que Marx vio The Matrix — Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
Cest: Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
Marc Sala: El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español

— Notas sobre debates, entrevistas y eventos
Debate entre Andrew Kliman & Fred Moseley — Tiempos Críticos
David McNally & Sue Ferguson: “Social Reproduction Beyond Intersectionality: An Interview” — Marxismo Crítico
Gustavo Hernández Sánchez: “Edward Palmer Thompson es un autor que sí supo dar un giro copernicano a los estudios marxistas” — Rebelión
Alberto Maldonado: Michael Heinrich en Bogotá: El Capital de Marx es el misil más terrible lanzado contra la burguesía — Palabras al Margen
Leonardo Cazes: En memoria de Itsván Mészáros — Rebelión (Publicada en O Globo)
Entrevista con István Mészáros realizada por la revista persa Naghd’ (Kritik), el 02-06-1998: “Para ir Más allá del Capital” — Marxismo Crítico
Rosa Nassif: “El Che no fue solo un hombre de acción sino un gran teórico marxista” Agencia de Informaciones Mercosur AIM
Entrevista a Juan Geymonat: Por un marxismo sin citas a Marx — Hemisferio Izquierdo
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Salvador López Arnal: Entrevista a Gustavo Hernández Sánchez sobre "La tradición marxista y la encrucijada postmoderna" — Rebelión
Jorge L. Acanda: "Hace falta una lectura de Marx que hunda raíces en las fuentes originarias del pensamiento de Marx" — La Linea de Fuego

— Notas sobre Lenin y el centenario de la Revolución de Octubre
Jorge Figueroa: Dos revoluciones que cambiaron el mundo y el arte — La Gaceta
Gilberto López y Rivas: La revolución socialista de 1917 y la cuestión nacional y colonial — La Jornada
Aldo Agosti: Repensar la Revolución Rusa — Memoria
Toni Negri: Lenin: Dalla teoria alla pratica — Euronomade
Entretien avec Tariq Ali: L’héritage de Vladimir Lénine — Contretemps
Andrea Catone: La Rivoluzione d’Ottobre e il Movimento Socialista Mondiale in una prospettiva storica — Marx XXI
Michael Löwy: De la Revolución de Octubre al Ecocomunismo del Siglo XXI — Herramienta
Serge Halimi: Il secolo di Lenin — Rifondazione Comunista
Víctor Arrogante: La Gran Revolución de octubre — El Plural
Luis Bilbao: El mundo a un siglo de la Revolución de Octubre — Rebelión
Samir Amin: La Revolución de Octubre cien años después — El Viejo Topo
Luis Fernando Valdés-López: Revolución rusa, 100 años después — Portaluz
Ester Kandel: El centenario de la Revolución de octubre — Kaos en la Red
Daniel Gaido: Come fare la rivoluzione senza prendere il potere...a luglio — PalermoGrad
Eugenio del Río: Repensando la experiencia soviética — Ctxt
Pablo Stancanelli: Presentación el Atlas de la Revolución rusa - Pan, paz, tierra... libertad — Le Monde Diplomatique
Gabriel Quirici: La Revolución Rusa desafió a la izquierda, al marxismo y al capitalismo [Audio] — Del Sol

— Notas sobre la película “El joven Karl Marx”, del cineasta haitiano Raoul Peck
Eduardo Mackenzie:"Le jeune Karl Marx ", le film le plus récent du réalisateur Raoul Peck vient de sortir en France — Dreuz
Minou Petrovski: Pourquoi Raoul Peck, cinéaste haïtien, s’intéresse-t-il à la jeunesse de Karl Marx en 2017? — HuffPost
Antônio Lima Jûnior: [Resenha] O jovem Karl Marx – Raoul Peck (2017) — Fundaçâo Dinarco Reis
La película "El joven Karl Marx" llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Boris Lefebvre: "Le jeune Karl Marx": de la rencontre avec Engels au Manifeste — Révolution Pernamente

— Notas sobre el maestro István Mészáros, recientemente fallecido
Matteo Bifone: Oltre Il Capitale. Verso una teoria della transizione, a cura di R. Mapelli — Materialismo Storico
Gabriel Vargas Lozano, Hillel Ticktin: István Mészáros: pensar la alienación y la crisis del capitalismo — SinPermiso
Carmen Bohórquez: István Mészáros, ahora y siempre — Red 58
István Mészáros: Reflexiones sobre la Nueva Internacional — Rebelión
Ricardo Antunes: Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros — Herramienta
Francisco Farina: Hasta la Victoria: István Mészáros — Marcha
István Mészáros in memoriam : Capitalism and Ecological Destruction — Climate & Capitalism.us