"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

10/2/14

A qué se parece una verdadera 'diatriba marxista' sobre el mercado de la vivienda

Viviendas de protección oficial
en Brixton, Londres
"No es que la solución de la cuestión de la vivienda resuelva simultáneamente la cuestión social sino que sólo mediante la solución de la cuestión social, es decir, mediante la abolición del modo capitalista de producción, se hace posible la solución de la cuestión de la vivienda”. | Engels

Owen Hatherley  |  En opinión del ministro británico de la Vivienda, Kris Hopkins, el informe de las Naciones Unidas sobre vivienda en el Reino Unido, que pedía la suspensión del impuesto de habitaciones (bedroom tax), es una “diatriba marxista”.[1] No hay que hacer mucho para que te describan como “marxista”, “comunista” o “trotskista”. En lugar de abogar, pongamos por caso, por la dictadura del proletariado en el periodo de transición, todo lo que se precisa estriba en sugerir que echar a la gente de su casa porque tienen una habitación libre es cruel e injusto. Por un lado, se trata de una inquietante señal de la americanización del debate público en el Reino Unido: de forma semejante a cómo la seguridad
social se ha rebautizado como "bienestar", pasando a transformarse por consiguiente de derecho a caridad, nos encontramos con una definición grotescamente ampliada de "comunismo". Pero, ¿a qué se parecería una verdadera diatriba marxista en cuestiones como ésta?

Si se adopta el punto de vista según el cual la actual crisis de vivienda es producto de las contradicciones de la economía británica en lugar de cierta concentración de accidentes, se hace fácil entonces escribir una diatriba marxista. La economía del Reino Unido está dominada por burbujas inmobiliarias porque los capitalistas británicos disponen de muy pocas otras formas de conseguir beneficios fiables, diezmada como está la industria y cuando los “servicios” han fracasado en el intento de cubrir esa brecha; esto, podría argüir un marxista ortodoxo, es una consecuencia de la ley de rendimientos decrecientes, que lleva a buscar inversiones seguras.

En la vivienda los riesgos los corren solamente los arrendados o los hipotecados – los beneficios de constructores, caseros y promotores inmobiliarios quedan garantizados gracias a los rescates del Estado (el programa Kickstart de 2010 [de ayudas al sector de la construcción]), la generosidad pública (Help to Buy [programa con el respaldo del Estado que hace posible comprar viviendas de nueva construcción o ya existentes con un deposito de un solo 5%], Build to Rent [programa de 1.000 millones de libras para que se invierta en vivienda de alquiler en el sector privado], la oferta de apartamentos municipales a la venta con enormes descuentos) y multitud de ayudas extra a la mano invisible.  

Y si crees que la lucha de clases es la fuerza impulsora de la sociedad capitalista, no es difícil discurrir exactamente en intereses de quién va la crisis de vivienda. A la clase capitalista le va muy bien así, razón por la cual nombres como McAlpine, Wimpey y Barratt [gestores inmobiliarios] aparecen tan a menudo entre los donantes conservadores; pero lo que es más interesante, también compra el consentimiento de una buena parte de la “pequeña burguesía” que tiene interés en que se eleve el valor de su único activo, su única propiedad –su casa– , por muy mucho que pudiera ir en contra de sus intereses en otros respectos.

En resumen, la crisis de la vivienda tiene la ventaja de desposeer a un proletariado sin propiedades, obligándole a mudarse de una vivienda potencialmente lucrativa, de dar a la pequeña burguesía propietaria justo lo suficiente para comprar sus lealtades, y de canalizar ingentes cantidades de dinero a los bolsillos de los capitalistas.

Eso por lo que toca a la diatriba, pero ¿cuál sería la solución? Friedrich Engels debatió la vivienda con más extensión en La cuestión de la vivienda, de 1872. Ponderando una era de “reforma” y “mejora”, hizo notar de qué manera los programas de eliminación de barriadas – el París de Georges-Eugène Haussmann o la reconstrucción de Saint Giles en Londres o del centro de Manchester – significaban que “no se han abolido los infames agujeros y sótanos en los que el modo capitalista de producción confina a nuestros trabajadores; simplemente, se les desplaza a otro lugar“,  y en el que los proyectos para animar a los trabajadores a convertirse en propietarios de viviendas son una tapadera para contener los salarios. En lo que Engels difería hasta del mejor de los bienintencionados de los ponentes de las Naciones Unidas es en su insistencia de que el capitalismo nunca puede resolver la crisis de la vivienda.

Podría parecer que el boom de postguerra, con sus ingentes programas de vivienda pública hubiera demostrado otra cosa, pero hoy en día, la escasez de vivienda y los precios y alquileres de escándalo son tan intrínsecos al funcionamiento del capitalismo, al menos en el Reino Unido, que resulta difícil imaginar cualquier solución que no entrañara un cambio social sísmico.  

O, tal como dijo Engels: "No es que la solución de la cuestión de la vivienda resuelva simultáneamente la cuestión social sino que sólo mediante la solución de la cuestión social, es decir, mediante la abolición del modo capitalista de producción, se hace posible la solución de la cuestión de la vivienda”.   

Nota del traductor

[1] El informe de las Naciones Unidas sobre la situación de la vivienda en el Reino Unido fue elaborado por la prestigiosa investigadora brasileña Raquel Rolnik, profesora de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Sâo Paulo y uno de los 72  expertos independientes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que visitó el país entre agosto y septiembre de 2013 “por invitación del gobierno británico, en su calidad de relatora sobre la vivienda adecuada como parte del derecho a un nivel de vida adecuado y el derecho a no ser discriminado en este contexto”.    

Owen Hatherley, afilado crítico de arquitectura y urbanismo, es autor de Militant Modernism (Zero Books, 2009); A Guide to the New Ruins of Great Britain (Verso, Londres, 2010) y Uncommon (Zero Books, 2011) sobre el grupo "pop" británico Pulp.
Traducción del inglés por Lucas Antón

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Coloquio Karl Marx — México, agosto/diciembre de 2017
El Capital. Crítica de la Economía Política, Libro I. El proceso de producción del capital

Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica