"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

9/12/15

Tasa de ganancia e interés en Marx — Un contraste con algunas visiones no marxistas

Luis Ángel Jiménez Reyes   |   En los últimos meses, a nivel internacional, está latente la advertencia del incremento de las tasas de interés de la Reserva Federal en los Estados Unidos; a partir de ello, la turbulencia macroeconómica se ha avivado. Este trabajo busca poner a discusión dicha variable, y la relación que guarda con la tasa de ganancia; esta última, siempre ha sido ignorada en los manuales de economía mainstream.

Ante las crisis financieras y económicas de las últimas dos décadas, junto con la incertidumbre que genera la amenaza del aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal en los Estados Unidos, es necesario estudiar la tasas de interés y sus implicaciones en la economía, lo anterior desde una perspectiva heterodoxa. En este trabajo se aborda la determinación de la tasa de interés y ganancia en la teoría económica marxista, se destacan las relaciones de bicausalidad que hay entre ambas. Así mismo, se hace un contraste con la teoría de Keynes y la teoría neoclásica; ambas comparten, a pesar de sus diferencias, que la tasa de ganancia no juega un papel relevante en el análisis, paradójicamente dicha variable es el motor de toda economía capitalista.
1. Introducción
La tasa de interés y de ganancia son dos variables importantes en la teoría económica de Marx. Sin embargo, “el análisis de las relaciones entre estas dos tasas ha perdido gradualmente importancia” (Panico 1980:363). Al menos esto fue lo que se pensaba hasta la década de 1980s, ya que con las recurrentes crisis financieras y económicas, y el llamado fenómeno de financiarización1 1 , entre otros motivos, han traído nuevamente al debate esta relación en muchos análisis poskeynesianos (que por el momento, dejamos de lado) y marxistas.

El presente ensayo pretende mostrar que las determinaciones de la tasa de ganancia e interés en Marx son diferentes, a pesar de existir efectos de retroalimentación entre ambas (es decir, efectos de causalidad) y puedan coincidir cuantitativamente. Esta postura es contrapuesta a los postulados de un orden y desarrollo natural de la economía política clásica y el posterior enfoque neoclásico. En un segundo apartado se muestran las principales conclusiones de la posterior visión neoclásico- marginalista que asume que la tasa de interés es igual a la tasa de ganancia, y como segunda visión no marxista, tenemos que si bien los análisis monetarios de las tasa de interés en Keynes presentan algunas similitudes con la visión de Marx, son las características propias del capitalismo ya estudiadas por este último (la ganancia y su origen) lo que lo distancian de la visión neoclásica y keynesiana. En un tercer y corto apartado, se pone a discusión los principales contrastes y similitudes de la postura de Marx con respecto a la visión marginalista-neoclásica y Keynes. Finalmente, se concluye.
2. Tasa de ganancia e interés en la teoría económica de Marx
La teoría económica de Marx hace especial énfasis en el capitalismo como un modo de producción social e históricamente determinado, con leyes y dinámicas propias. En el estudio de la tasa de interés y la ganancia se muestra la complejidad del funcionamiento del sistema. En una sociedad capitalista algunos ingresos aparentan no provenir de la explotación de la fuerza de trabajo. La tasa de ganancia enmascara el origen de la plusvalía (trabajo impago), y al formarse una tasa media, la masa de ganancia (plusvalía social) se reparte entre capitalistas productivos y las deducciones por parte de capitalistas no productivos como el capital comercial y financiero y el rentista. Estos capitalistas no productivos, e incluso el rentista, tienen una función esencial en la sociedad capitalista (Marx 1894, Panico 1980). Al entrar en escena la tasa de interés, la lucha por la repartición de la ganancia se agudiza, y con ellas las contradicciones del sistema.
2.1. Tasa de ganancia
La tasa de ganancia (g´) es una medida de valorización del capital adelantado por la única fuente que crea y transfiere valor en la teoría económica de Marx: la fuerza de trabajo. Por tanto, dicha tasa es el cociente de la masa total social de plusvalía (P) y el capital total social adelantado, el cual se compone de capital variable (V) y del constante (C), es decir, gť = P C+V suponiendo un modelo de capital circulante. De esta manera, el capitalista parece tener una ganancia por algo que no pagó (es decir el monto de plusvalía, o ganancia a nivel social). La tasa de ganancia enmascara el origen de la plusvalía, el trabajo no remunerado. Si bien el capitalista podría percibir que este valor excedente se produce en la circulación que es donde realiza su ganancia; el plusvalor se creó en la producción gracias a la fuerza de trabajo.
2.2. Tasa de interés
Como primer punto de diferencia entre el análisis de la tasa de ganancia e interés, Marx señala:
“sería un completo error querer medir por el nivel de tasa de interés, el nivel de la tasa nacional de ganancia [. . . ] la tasa de interés está predominante determinada por condiciones que nada tienen que ver con la ganancia, sino más bien representa la proporción en la cual la usura se apropia de ganancia” (Marx 1894: 274).
En el capítulo 48 de este Tomo III, Marx refuta irónicamente la formula trinitaria de los economistas de la época. Dicha fórmula, muestra que los ingresos de cada factor de la producción tienen un origen natural (salariotrabajador, tasa de interés-capital, renta- dueño de la tierra) y cada uno crea valor sin necesidad del otro. Marx deja claro que el valor solo tiene su origen en la fuerza de trabajo y las formas en que el plusvalor o ganancia social se dividen, como el interés y la renta, están condicionadas a situaciones históricas bien determinadas en el capitalismo. Primero demostramos la necesidad del capital dinerario.

Uno de los elementos fundamentales en la obtención de ganancia es el tiempo de la rotación de capital, por lo que dicho capital no puede estar siempre bajo la forma de medios de producción y materias primas, es necesario que se encuentre como capital dinerario y capital mercantil (Panico 1980). Estos capitales, quienes están en la esfera de la circulación, participan en la nivelación de la ganancia y se apropian del valor ya creado; sin embargo cumplen un importante papel social: realizarlo. El capital comercial se especializa en el tráfico de mercancías lo que permite al capitalista productivo centrarse en sus actividades; mientras, el capital dinerario permite no solo otorgar crédito para financiar el proceso productivo de aquellos capitalistas que no logran desembolsar por cuenta propia el capital adelantado, sino también otorga crédito al consumo ya sea capitalista o asalariado. Es absurdo considerar al capital comercial y al capitalista dinerario como apéndices del productivo, son una especialización necesaria para el funcionamiento del sistema:
“La categoría de interés se encuentra ligada a la división dentro de la clase capitalista, por una parte los capitalistas financieros2 , y por la otra, los capitalistas productivos” (Valle A., Mendieta I, 2010:164).
Es ahora necesario, definir interés, tasa de interés, capital que rinde interés y capitalistas dinerarios; lo anterior está determinado por las funciones del dinero en Marx (Panico 1980). El valor de uso que tiene el dinero como “capital potencial” lo convierte en una mercancía sui generis, el capital como capital se vende de una forma característica: se presta capital (D-D´).

Marx hace una clara distinción entre el dinero como dinero o medio de cambio de dos agentes (es decir en el esquema M-D-M, mercancía-dineromercancía) y el dinero como función de capital, cuyo fin último tiene como propósito la inversión para generar plusvalía (el esquema D-M-P-P´-D´). Por tanto, el capital dinerario (potencial) es el préstamo o capital que rinde interés y a los capitalistas que lo prestan se les conoce como capitalistas dinerarios ya que estos en lugar de invertir su capital dinerario lo prestan a otros capitalistas productivos y comerciales (Panico 1980; Valle A, Mendieta I. 2010) e incluso a otros capitalistas dinerarios. Por tanto,
“ el interés es solo la parte de la ganancia que, conforme con lo que hemos supuesto hasta aquí, debe pagar el capitalista industrial al capitalista dinerario, aparece como límite máximo del interés la propia ganancia” (Marx 1894:457)
Finalmente, cuando dividimos el interés entre el capital dinerario (o monto del principal o préstamo, sino tiene como fin la obtención de ganancias) obtenemos la tasa de interés.

Procedemos a analizar qué determina la tasa de interés, para tal análisis, Marx hace distinción entre la tasa medía de interés y la tasa de interés mercado.
          2.2.2. Tasa de interés de mercado 
En el mercado dinerario se intercambia una mercancía •: el capital potencial. En este mercado muy particular todo el capital prestable esta en contraposición del capital productivo o funcionante (como el capital comercial). Es así, que la tasa de interés de mercado está determinada por la relación entre la oferta y demanda de prestamistas y prestatarios: “el capital, al igual que todas las demás mercancías regula su precio conforme a la oferta y demanda. Estas determinan las tasas de interés” (Marx 1894:470).

Esta tasa fluctúa constantemente alrededor de la tasa de interés promedio, y es concebida por Marx como una categoría monetaria determinada por los poderes relativos de los capitalistas financieros y productivos. La tasa de interés de mercado se encuentra determinada de forma exógena, por factores económicos e institucionales que imperan en un país y tiempo específicos (Valle A., Mendieta I. 2010: 167). Razón por la cual, la oferta de dinero se ajusta a las necesidades de la circulación, es decir, dicha oferta se ajusta a las necesidades de la reproducción.

La tasa de interés de mercado no está solamente determinada por las condiciones de oferta y demanda entre prestamistas y prestatarios, sino por factores como la competencia entre estos y el nivel de desarrollo de las instituciones monetarias. Este último punto es vital en el análisis de Marx, ya que él señala que este tipo de instituciones son reflejo de la distribución del poder en la estructura social, es decir, entre mayor poder tenga el capital financiero más mecanismos económicos y jurídicos tendrá para apropiarse de ganancia, de plusvalor.

Los capítulos que integran el presente ensayo son:
1. Introducción
2.Tasa de ganancia e interés en la teoría económica de Marx
3. Tasa de interés en dos visiones no marxistas: la teoría marginalista-neoclásica y la de Keynes
4. Una breve discusión
5. Conclusiones
 Leer en PDF   
https://tiemposcriticos.wordpress.com/

                                       

____________________________________

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Gianni Mesa: Luciano Canfora: "Vi racconto le mie lezioni di vita da Karl Marx e Ronald Syme" — La Republica
Alain Dussort: Un rêve fantastique sur Marx — Agora Vox
Jean-Claude Michéa : «Le concept marxiste de “lutte des classes” doit être remanié » — Le Comptoir
Roberto Sáenz: La transición socialista a cien años de la Revolución Rusa — Nuevo Mas
Fabiola Pinto: Interponen recurso ante expulsión de estudiantes peruanos por posesión de libros marxistas — Bio Bio Chile
Maciek Wisniewski: Francia: las elecciones y los espectros de Marx — La Jornada
Begoña Piña: Aki Kaurismäki: “Karl Marx nunca ha tenido tanta razón como hoy” — Público
Marina Pibernat Villa: Las Marx — La República
Amid Faljaoui: 'Après avoir volé notre labeur, le capitalisme s'attaque à nos vies' — Trends
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” [Entrevista con Michael Heinrich] — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional.cat
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periodico.cat
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
Anne Dolhein: La Chine offre une statue de Karl Marx à la ville de Trèves en Allemagne — Reinformation
Entrevista de Salvador López Arnal a Joaquín Miras Albarrán: Parte I, Parte II, Parte III, Parte IV, Parte V, Parte VI, Parte VII, Parte VIII & Parte IX — Rebelión
Karl Marx y Friedrich Engels, los padres del socialismo científico — Guerrero Liberación
Rodolfo Salazar González: Resurgimiento de Karl Marx — Buenos Días Tamaulipas
Marcelo Pereira: El Manifiesto del Partido Comunista es Un gran relato — La Diaria
Les jeunes années de Karl Marx au cinéma — Arte TV
José Pablo Noriega de Lomas, Universidad de Oviedo: Marx y Engels: Dos sistemas materialistas diferentes (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Carlos Prieto: Un icono pop llamado Karl Marx — El Confidencial
Benjamin Edgard: Notre ennemi le Capital — Le Comptoir
Jonathan Martineau y el feminismo marxista a escala internacional: 1) Intersección, articulación: el álgebra feminista — Marxismo Crítico / 2) Intersection, articulation : l’algèbre féministe — Période
Rodolfo Salazar González: Karl Marx, un filósofo legendario — Noticias de Tampico
Jotave: El Capital / Sesquicentenario de un libro que influye en el acontecer — La Arena
Gauthier Ambrus: Trump, Marx et la mondialisation. Quand l’auteur du «Capital» renvoie Chine, Europe et Amérique dos-à-dos — Le Temps
Gabriel Vargas Lozano & Raúl Páramo Ortega: Marx y Freud: Hacia una Nueva Racionalidad de la Sociedad y de la Historia. Presentación editorial del libro — México es Cultura
Iris de la Cruz Saborit & Liz Armas Pedraza: Pensamiento Crítico: una revista de todos los tiempos, exponente del marxismo en Cuba a fines de los 60 — Cuba Ahora
Andrei Martínez Finkelshtein: ¿Es cierto que Karl Marx se dedicaba a las matemáticas en su tiempo libre? — Quora
Jaime Corena: El verdadero Trump visto desde Marx — La Haine
Guía para el estudio del Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels — Fiuxy
Horacio González y Eduardo Grüner reflexionan sobre los 150 años de El Capital: Un campo de batalla para los debates — Página 12
Cinzia Romani: Un Marx sexy e pop per spiegarlo ai giovani globalizzati — Il Giornale
Sarah Jaffe: El surgimiento de la izquierda estadounidense: del Marxismo a la Resistencia ante Trump — TeleSur
Wolfgang Eckhardt: The First Socialist Schism: Bakunin vs. Marx in the International Working Men’s Association — Cyntia’s Site
Angiolo Bandinelli: Tra Marx e Zuckerberg una scelta obbligata — L’Opinione
Adriana Marrero: Marx, el comunismo azul y la educación celeste: ¿tan mal estamos? Agencia Uruguaya de Noticias
__________________
(*) Acceso indirecto