"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

12/2/15

Marxismo y finanzas

Karl Marx ✆ A.d.
Matari Pierre   |   La cascada de fraudes destapada por la crisis de 2008 amplificó una tendencia política e intelectual consistente en juntar las contradicciones del régimen económico con la codicia y el mal funcionamiento de las instituciones financieras. La mayoría de esas críticas oponen unos supuestos caracteres normales del sector financiero a otros patológicos y parasitarios. A modo de solución, proponen medidas para encauzar la riada de dinero y de crédito hacia su lecho: el financiamiento de la producción y del comercio. Desde esa perspectiva el parasitismo y los vicios de las instituciones financieras son considerados como engendros de la desregulación de las actividades bancarias, bursátiles y cambiarias a partir de la década de 1970. Recíprocamente, se mantiene una nostalgia por la regulación y limitación de las actividades financieras que caracterizaron al capitalismo de la posguerra. Si bien contribuyen a desnudar el credo de la eficiencia de los mercados financieros, esas críticas tropiezan a la hora de penetrar el significado profundo de la dominación del capital financiero.

La Bolsa, explicaba Engels, es “una institución, en la cual los burgueses no explotan a los obreros, sino se explotan entre ellos mismos; el plusvalor que cambia de manos en la Bolsa es un plusvalor que ya existe, es el producto de una explotación pasada. Es solamente cuando esta explotación es consumada que el plusvalor puede servir a la especulación bursátil.” Los mercados financieros, concluía, “sólo nos interesa[n] indirectamente, de la misma manera que su incidencia sobre la explotación de los obreros sólo es un efecto indirecto, que obra por la banda.” Esta postura condensa las coordenadas básicas del análisis marxista de las finanzas. El periodo clásico de ese debate tuvo lugar antes de la Primera Guerra Mundial y se centró en torno a las discusiones de las tesis de Rudolf Hilferding, para quien la dominación de los bancos sobre la industria constituía un rasgo propio del capitalismo del siglo XX. Después de la Segunda Guerra Mundial, esa tesis fue rechazada o cayó en el olvido. Medio siglo más tarde, el principal crítico de Hilferding, Paul Sweezy, reconocía el triunfo del capital financiero. Los trofeos más significativos y fenómenos más visibles de esa victoria son: el aumento rápido de los ingresos financieros; el sometimiento de la política económica a los intereses bancarios y bursátiles; el carácter desenfrenado de la especulación.

Las rentas de los dos mil trescientos veinte y cinco (2325) billonarios del mundo  provienen de una mezcolanza de ingresos financieros, industriales, comerciales y de réditos de propiedades fundiarias. Dentro de ese melting pot, los bancos y la Bolsa destacan como los principales centros de actividad de los propietarios de patrimonios superiores a treinta millones de dólares: los Ultra High Net Worth Individual o ultra ricos censados por el banco suizo UBS1. En cada país, esos ultra-ricos conforman el centro de los círculos de individuos directa o indirectamente representados en los consejos de administración de las grandes corporaciones financieras y no financieras. Esos grupos no solo atestiguan de la “unión personal entre, de un lado, las diferentes sociedades por acciones entre sí, y luego, entre éstas y los bancos” como ya lo anticipaba Hilferding. Miles de hilos –visibles, invisibles- los unen a las altas burocracias y direcciones de las instituciones económicas de los Estados.

Y precisamente la conducta de la política económica constituye uno de los principales campos del triunfo del capital financiero. Desde mediados de la década de 1970, la transformación del financiamiento de los gastos públicos aseguró un control férreo de los financieros sobre los Estados. Una triple tendencia marca el financiamiento de los Estados contemporáneos: un aumento de los empréstitos; una disminución de los impuestos sobre el capital, los patrimonios y las herencias y un aumento de los impuestos indirectos sobre el consumo. Mientras que la carga tributaria recae cada vez más sobre el conjunto de las poblaciones, por otra parte los Tesoros dependen estructuralmente de la renovación de un carrusel de préstamos. He aquí la base objetiva de los mandamientos que los financieros expiden puntualmente a los gobiernos. Esa realidad a su vez condiciona el tipo de relaciones que manejan las instituciones a cargo de los dos grandes instrumentos de la política económica (fiscal y monetaria). Si después de la guerra, los bancos centrales secundaban a las Haciendas en el cumplimiento de los objetivos fijados por los gobiernos, hoy en día son las Haciendas las que auxilian a los Bancos centrales. Éstos a su vez determinan sus objetivos en total independencia de los poderes legislativos y ejecutivos, es decir a puertas cerradas con la banca privada. En suma, deuda pública e independencia del Banco Central conforman el trampolín de la imposición de políticas económicas acordes a los intereses financieros.

Ahora bien, el halo de misterio y las dificultades para analizar el mundo financiero se originan en la peculiaridad de los ingresos de ese sector. A diferencia de las ganancias de la industria, los ingresos de los bancos, de las casas de cambio y de los operadores de la Bolsa solo remiten a operaciones dinerarias: el dinero engendra dinero, de la misma manera que “el peral produce peras”, bromeaba Marx. Este divorcio entre, por un lado, las actividades financieras y, por el otro, el proceso de producción explica por qué Marx consideró al capital financiero como la forma más fetiche del capital. He aquí el origen del antagonismo entre el sector financiero y el resto de la economía: los ingresos financieros no son más que una parte del excedente anual producido por los trabajadores de una nación. En ese sentido, la bulimia financiera de las últimas décadas no solo estipuló un nuevo reparto del excedente global entre sectores financieros y no financieros. Obró como acicate del aumento de las tasas de explotación de los trabajadores: desde los años 80 la relación entre salarios e ingresos del capital en los PIB de las principales economías del mundo ha evolucionado sistemáticamente a favor de los segundos. Ello se refleja en el abismo creciente entre las remuneraciones de un trabajador y de un patrón. En la década de 1960, un gran patrón estadounidense cobraba cerca de 40 veces el salario de un obrero calificado; hoy en día, esa relación es de 360 a 1.2 Pero la relación finanzas-explotación del trabajo no solo es indirecta. El caso más emblemático es la inversión bursátil de la parte del valor de la fuerza de trabajo que implica inmovilizaciones de largo plazo (educación, salud y jubilación) por operadores financieros especializados. Finalmente, con la generalización del crédito al consumo, las instituciones financieras disponen de una poderosa palanca para hipotecar una parte de los salarios venideros. Tanto objetiva como subjetivamente, crédito al consumo y fondos de pensión constituyen sólidas cadenas de oro que atan los trabajadores al capital financiero.

Ahora bien, la máxima expresión del fetichismo del capital financiero es la especulación bursátil; juego cuya regla básica consiste en adivinar antes que los demás las estimaciones colectivas de las ganancias futuras de las empresas cotizadas. Pero es imposible que todos conviertan al mismo tiempo ganancias futuras en riquezas presentes. En ese sentido, las capitalizaciones bursátiles son capitales ficticios cuyo valor fluctúa independientemente del valor de las riquezas efectivamente creadas por las empresas. En el 2006, el valor de las capitalizaciones bursátiles en el mundo representaba el 400% de la producción mundial.

Numerosos estudios institucionalistas, keynesianos y neo marxistas, mostraron cómo la desregulación financiera de las últimas décadas abrió la puerta al parasitismo financiero, o sea a la especulación desenfrenada, a la orgía de fechorías bancarias (shadow banking system), a cobros descarados de comisiones, a la proliferación de paracaídas dorados así como de la corrupción de directivos de empresas coludidos con grandes operadores bursátiles. Bajo ese respecto, la globalización, esa inmensa interdependencia del trabajo social a escala mundial, adquiere la forma de un proceso autónomo e indomable encarnado en un pugnado de plutócratas adeptos de la versión burguesa del culto de Mammón. Pero, más profundamente, la dominación financiera reposa en una tendencia objetiva: la conversión de los miembros activos de las burguesías en simples rentistas. Con la generalización de la empresa por acciones se generaliza la separación de la propiedad del capital de la organización de la producción (management). Los capitalistas se convierten paulatinamente en simples propietarios-absentistas que cobran regularmente sus dividendos e intereses. Los fenómenos parasitarios que prosperan a partir de esa situación rentista no expresan ninguna patología. Translucen el carácter irreductible y la violencia del antagonismo entre, por un lado, el grado alcanzado por la socialización de la producción de riquezas y, por el otro, la apropiación privada de las mismas.

Notas

1 Wealth-X and UBS: World Ultra Wealth report, 2013; Billionaires census, 2014.
2 Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): Employment Outlook, 2012; AFL-CIO, CEO-to worker Pay Ratios around the world, 2012.
http://revistamemoria.mx/




◆ El que busca, encuentra...

Todo lo sólido se desvanece en el aire; todo lo sagrado es profano, y los hombres, al fin, se ven forzados a considerar serenamente sus condiciones de existencia y sus relaciones recíprocasKarl Marx

Not@s sobre Marx, marxismo, socialismo y la Revolución 2.0

— Notas notables
Cecilia Feijoo: Apuntes sobre el Concepto de Revolución Burguesa en Karl Marx — Red Diario Digital
Moishe Postone: Il compito della teoria critica oggi: Ripensare la critica del capitalismo e dei suoi futuri — Blackblog Franco Senia
Pierre-Yves Quiviger: Marx ou l'élimination des inégalités par la révolution — Le Point
Hernán Ouviña: Indigenizar el marxismo — La Tinta
Emmanuel Laurentin: Les historiens américains et Karl Marx — France Culture
Adèle Van Reeth: Le Capital de Karl Marx: La fabrique de la plus-value — France Culture
Manuel Martínez Llaneza: Reproches a Marx acerca de El Capital (Bajo la égida de Friedrich Engels) — Rebelión
Victoria Herrera: Marx y la historia — Buzos
Alejandro F. Gutiérrez Carmona: La vigencia del pensamiento marxista — Alianza Tex
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Mauricio Mejía: Karl Marx, el poeta de la mercancía — El Financiero
Emmanuel Laurentin: Karl Marx à Paris: 1843-1845 — France Culture
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Evald Vasiliévich Iliénkov: La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx — Templando el Acero
Vincent Présumey: Suivi des écrits de Karl Marx / 1837-1848 - Part I, Part II, Part III & Part IV — Mediapart
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox

— Notas y comentarios sobre El Capital
António Ferraz: Os 150 anos do livro ‘O Capital’, de Karl Marx — Correio do Minho
Horacio Tarcus: Traductores y editores de la “Biblia del Proletariado” - Parte I & Parte II — Memoria
Emmanuel Laurentin: Le Capital, toujours utile pour penser la question économique et sociale? — France Culture
J.M. González Lara: 150 años de El Capital — Vanguardia
Roberto Giardina: Il Capitale di Marx ha 150 anni — Italia Oggi
Alejandro Cifuentes: El Capital de Marx en el siglo XXI — Voz
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital, de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Mario Robles Roberto Escorcia Romo: Algunas reflexiones sobre la vigencia e importancia del Tomo I de El Capital — Memoria
Antoni Puig Solé: El Capital de Marx celebra su 150° aniversario — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge
Jérôme Skalski: Lire Le Capital, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo

— Notas y reportajes de actualidad
Román Casado: Marx, Engels, Beatles, ese es el ritmo de Vltava — Radio Praga
María Gómez De Montis: El Manifiesto Comunista nació en la Grand Place — Erasmus en Flandes
Enrique Semo: 1991: ¿Por qué se derrumbó la URSS? — Memoria
Michel Husson: Marx, un économiste du XIXe siècle? A propos de la biographie de Jonathan Sperber — A L’Encontre
César Rendueles: Todos los Marx que hay en Marx — El País
Alice Pairo: Karl Marx, Dubaï et House of cards: la Session de rattrapage — France Culture
Sebastián Raza: Marxismo cultural: una teoría conspirativa de la derecha — La República
Samuel Jaramillo: De nuevo Marx, pero un Marx Nuevo — Universidad Externado de Colombia
Sergio Abraham Méndez Moissen: Karl Marx: El capítulo XXIV de El Capital y el “descubrimiento” de América — La Izquierda Diario
Joseph Daher: El marxismo, la primavera árabe y el fundamentalismo islámico — Viento Sur
Francisco Jaime: Marxismo: ¿salvación a través de la revolución? — El Siglo de Torreón
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Guido Fernández Parmo: El día que Marx vio The Matrix — Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
Cest: Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
Marc Sala: El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español

— Notas sobre debates, entrevistas y eventos
Fabrizio Mejía Madrid: Conmemoran aniversario de la muerte de Lenin en Rusia — Proceso
Segundo Congreso Mundial sobre Marxismo tendrá lugar en Beijing — Xinhua
Debate entre Andrew Kliman & Fred Moseley — Tiempos Críticos
David McNally & Sue Ferguson: “Social Reproduction Beyond Intersectionality: An Interview” — Marxismo Crítico
Gustavo Hernández Sánchez: “Edward Palmer Thompson es un autor que sí supo dar un giro copernicano a los estudios marxistas” — Rebelión
Alberto Maldonado: Michael Heinrich en Bogotá: El Capital de Marx es el misil más terrible lanzado contra la burguesía — Palabras al Margen
Leonardo Cazes: En memoria de Itsván Mészáros — Rebelión (Publicada en O Globo)
Entrevista con István Mészáros realizada por la revista persa Naghd’ (Kritik), el 02-06-1998: “Para ir Más allá del Capital” — Marxismo Crítico
Rosa Nassif: “El Che no fue solo un hombre de acción sino un gran teórico marxista” Agencia de Informaciones Mercosur AIM
Entrevista a Juan Geymonat: Por un marxismo sin citas a Marx — Hemisferio Izquierdo
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Salvador López Arnal: Entrevista a Gustavo Hernández Sánchez sobre "La tradición marxista y la encrucijada postmoderna" — Rebelión
Jorge L. Acanda: "Hace falta una lectura de Marx que hunda raíces en las fuentes originarias del pensamiento de Marx" — La Linea de Fuego

— Notas sobre Lenin y la Revolución de Octubre
Guillermo Almeyra: Qué fue la Revolución Rusa — La Jornada
Jorge Figueroa: Dos revoluciones que cambiaron el mundo y el arte — La Gaceta
Gilberto López y Rivas: La revolución socialista de 1917 y la cuestión nacional y colonial — La Jornada
Aldo Agosti: Repensar la Revolución Rusa — Memoria
Toni Negri: Lenin: Dalla teoria alla pratica — Euronomade
Entretien avec Tariq Ali: L’héritage de Vladimir Lénine — Contretemps
Andrea Catone: La Rivoluzione d’Ottobre e il Movimento Socialista Mondiale in una prospettiva storica — Marx XXI
Michael Löwy: De la Revolución de Octubre al Ecocomunismo del Siglo XXI — Herramienta
Serge Halimi: Il secolo di Lenin — Rifondazione Comunista
Víctor Arrogante: La Gran Revolución de octubre — El Plural
Luis Bilbao: El mundo a un siglo de la Revolución de Octubre — Rebelión
Samir Amin: La Revolución de Octubre cien años después — El Viejo Topo
Luis Fernando Valdés-López: Revolución rusa, 100 años después — Portaluz
Ester Kandel: El centenario de la Revolución de octubre — Kaos en la Red
Daniel Gaido: Come fare la rivoluzione senza prendere il potere...a luglio — PalermoGrad
Eugenio del Río: Repensando la experiencia soviética — Ctxt
Pablo Stancanelli: Presentación el Atlas de la Revolución rusa - Pan, paz, tierra... libertad — Le Monde Diplomatique
Gabriel Quirici: La Revolución Rusa desafió a la izquierda, al marxismo y al capitalismo [Audio] — Del Sol

— Notas sobre la película “El joven Karl Marx”, del cineasta haitiano Raoul Peck
Eduardo Mackenzie:"Le jeune Karl Marx ", le film le plus récent du réalisateur Raoul Peck vient de sortir en France — Dreuz
Minou Petrovski: Pourquoi Raoul Peck, cinéaste haïtien, s’intéresse-t-il à la jeunesse de Karl Marx en 2017? — HuffPost
Antônio Lima Jûnior: [Resenha] O jovem Karl Marx – Raoul Peck (2017) — Fundaçâo Dinarco Reis
La película "El joven Karl Marx" llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Boris Lefebvre: "Le jeune Karl Marx": de la rencontre avec Engels au Manifeste — Révolution Pernamente

— Notas sobre el maestro István Mészáros, recientemente fallecido
Matteo Bifone: Oltre Il Capitale. Verso una teoria della transizione, a cura di R. Mapelli — Materialismo Storico
Gabriel Vargas Lozano, Hillel Ticktin: István Mészáros: pensar la alienación y la crisis del capitalismo — SinPermiso
Carmen Bohórquez: István Mészáros, ahora y siempre — Red 58
István Mészáros: Reflexiones sobre la Nueva Internacional — Rebelión
Ricardo Antunes: Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros — Herramienta
Francisco Farina: Hasta la Victoria: István Mészáros — Marcha
István Mészáros in memoriam : Capitalism and Ecological Destruction — Climate & Capitalism.us