"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

9/11/14

Jacques Derrida: Marx, el vampiro y el judío

¿Por qué tantas referencias en mis recientes artículos a la figura mítico-literaria del vampiro?

David Martínez Amador   |   En los estudios culturales se ha hecho la comparación de la figura mítico-literaria del vampiro con el “chivo expiatorio” descrito por René Girard. No es para menos. Se la ha presentado como la figura histórica del judío perseguido, como la sexualidad transgresora, como el expulsado (al mismo tiempo, el santo o el separado), la moral homosexual y cualquier dinámica no comprendida por la lógica hegemónica. Incluso, hasta la misma sexualidad femenina puede ser categorizada en esta línea argumentativa, puesto que debe recordarse que hasta antes del siglo XIX la mayoría de los vampiros eran personajes femeninos. Mencionemos aquí, gracias a las referencias del famosísimo texto de Robert Graves, Los mitos hebreos, la figura de Lilith, la primera mujer creada conjuntamente con Adán. De acuerdo con la mitología hebrea que se produce luego del cautiverio en Babilonia, el relato del Edén tiene muchas diferencias con respecto a las tradicionales historias dominicales para niños. 

Veamos: Yahweh crea a Adán y a Lilith con las mismas capacidades y en el mismo momento. Pero, justo antes de tener sexo, Lilith se niega a estar supeditada a Adán. “¿Por qué he de recostarme debajo de ti?”, preguntaba. “Yo también fui hecha de polvo y, por consiguiente, soy tu igual. Fuimos hechos iguales y debemos hacerlo iguales”. Lilith pide ayuda a Yahweh, invocando su nombre (dicho sea de paso, nombre que no era conocido ni por Adán mismo), pero Lilith había engatusado ya al creador. Lilith huye del paraíso con alas mágicas y dedica su existencia a copular con demonios y a beber la sangre de los niños. Jamás regresaría al paraíso. No la culpo. 

Ahora bien, Marx era devorador de novelas de terror, un dato olvidado. Parece no ser un detalle interesante, pero al leer El capital no solamente encontramos a un arrogante Marx que puede hacer citaciones en seis idiomas diferentes y referirse con precisión a detalles históricos de gran valía, sino también vale la pena recordar la metáfora del vampiro de Marx: “El capital es un trabajo muerto que, como un vampiro, vive solo de chupar el trabajo vivo y, cuanto más vive, más trabajo chupa”. En cuanto a las jornadas laborales realizadas durante la noche, dice Marx: “Solo es capaz de calmar temporalmente la sed del vampiro la sangre viva del trabajo […] El vampiro no se saciará mientras quede por explotar un solo músculo”. 

Hay otras citaciones al respecto, pero por cuestiones de espacio no voy a reproducirlas todas. Aquí lo interesante del caso es notar el uso metafórico de esta figura y el juego que tiene en Derrida. Para ello haré referencias particularmente a las obras Espectros de Marx, Circonfesión y Dar la muerte. Vuelvo a recordar que, dadas las limitaciones de espacio, no puedo profundizar como quisiera. 

Su texto Circonfesión es un tratamiento fascinante de la identidad judía basada en la tradición desde la visión del mismo Derrida, quien, recordemos, era judío asimilado. “Soy circunciso”. Así empieza su texto. “Soy heredero, pero la llevo a cuestas (la circuncisión), porque no es realmente mía, sino me fue dada […] y la resisto”. “Fidelidad infiel”, entenderá Derrida, porque lleva la marca de la circuncisión, la marca que genera la violencia al cuerpo, pero es una marca que él no ha pedido. 

El juego de palabras es fascinante en Derrida cuando nos recuerda que el término hebreo milah (circuncisión) también pueda usarse como el concepto palabra. Circuncidar es tocar a otro con la palabra, marcar a otro con la palabra, penetrar a otro con la palabra. Es marcar a otro con la lengua, y penetrar al mismo tiempo con la lengua, para conocer realmente el sabor del otro. Es reconocer que la palabra, igual que el corte, deja una seña que se transforma en la herencia, herencia que, por un lado, nos hace diferentes (vampiros, separados, santos) y, por el otro, nos obliga a obedecer y a pedir perdón por obedecer. Esta última línea resume el sentido del texto Dar la muerte, donde Derrida intenta descifrar el terrible secreto de Abraham. 

Pero entonces, con respecto a esa dinámica fidelidad-infidelidad, obediencia y resistencia, hagamos referencia a la obra Espectros de Marx, donde Derrida se preguntará cuál es la herencia del marxismo, quiénes son sus herederos legítimos. 

¿Los que resisten con las palabras? ¿Los que articulan discursos de resistencia aunque deban pagar el precio de la separación, la incomprensión y la violencia sobre el cuerpo? 

Ojalá que sí. Vampiros, separados, santos, marcados por la palabra recibida. Y de aquí, saltar a la figura histórica del profeta cuya lengua se marca con fuego (marca en la carne), hay solo un paso. Lengua que se marca para gritar las injusticias. 

Concluir este artículo con referencia al mensaje de justicia en los incomprendidos profetas menores no podía ser más atingente para los tiempos en que vivimos. 

Lo mismo por razón de comprender la herencia del mensaje judío en el marxismo. La voz del profeta que clama en el desierto que el Reino —de justicia— se ha acercado.

____________________________________

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb (*)
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periódico
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
Anne Dolhein: La Chine offre une statue de Karl Marx à la ville de Trèves en Allemagne — Reinformation
Karl Marx y Friedrich Engels, los padres del socialismo científico — Guerrero Liberación
Rodolfo Salazar González: Resurgimiento de Karl Marx — Buenos Días Tamaulipas
Marcelo Pereira: El Manifiesto del Partido Comunista es Un gran relato — La Diaria
Les jeunes années de Karl Marx au cinéma — Arte TV
José Pablo Noriega de Lomas, Universidad de Oviedo: Marx y Engels: Dos sistemas materialistas diferentes (PDF) — Universidad de La Rioja (*)
Carlos Prieto: Un icono pop llamado Karl Marx — El Confidencial
Benjamin Edgard: Notre ennemi le Capital — Le Comptoir
Jonathan Martineau y el feminismo marxista a escala internacional: 1) Intersección, articulación: el álgebra feminista — Marxismo Crítico / 2) Intersection, articulation : l’algèbre féministe — Période
Rodolfo Salazar González: Karl Marx, un filósofo legendario — Noticias de Tampico
Jotave: El Capital / Sesquicentenario de un libro que influye en el acontecer — La Arena
Gauthier Ambrus: Trump, Marx et la mondialisation. Quand l’auteur du «Capital» renvoie Chine, Europe et Amérique dos-à-dos — Le Temps
Gabriel Vargas Lozano & Raúl Páramo Ortega: Marx y Freud: Hacia una Nueva Racionalidad de la Sociedad y de la Historia. Presentación editorial del libro — México es Cultura
Iris de la Cruz Saborit & Liz Armas Pedraza: Pensamiento Crítico: una revista de todos los tiempos, exponente del marxismo en Cuba a fines de los 60 — Cuba Ahora
Andrei Martínez Finkelshtein: ¿Es cierto que Karl Marx se dedicaba a las matemáticas en su tiempo libre? — Quora
_____________________
(*) Acceso indirecto