"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

18/6/14

Marx inicia | Mal que les pese a algunos, los jóvenes siempre terminan teniendo la razón

  • En su juventud, Marx dedicó más de dos años a su tesis de doctorado, centrada en indagar las diferencias entre la filosofía de la naturaleza de Demócrito y la de Epicuro. Este tema, en apariencia tan específico, fue la llave para abrir la puerta del azar, de la libertad, de lo no determinado en la acción humana. Una pequeña revolución del pensamiento que hoy sigue despertando el interés de los especialistas y que, más allá de la filosofía, puede leerse en la esfera de la política y la acción.
Fernando Bogado  |  Pocos filósofos están dotados de juventud. Dentro del imaginario social, la mayoría de ellos aparecen ya ancianos y con todo un sistema cerrado y autosuficiente que nos distancia de las condiciones reales de la producción de su pensamiento: ¿sintieron dudas? ¿Sufrieron las penas de ver su “sistema”, sus “ideas”, chocar con el mundo real y sus limitaciones? ¿En qué condiciones pensaron lo que pensaron y cómo trabajaron con sus respectivas influencias? Son preguntas que muchas veces aparecen resueltas de la manera más burda en el resumen biográfico, donde las “influencias” son apenas modos de pensar redes conceptuales a la hora de un resumen y no el trágico diálogo intelectual sufrido por un joven que, en un momento determinado y por circunstancias varias, tuvo que elegir y distanciarse del confort que siempre representa la doxa filosófica para atreverse a decir “no estoy de acuerdo”. La publicación de Diferencia entre la filosofía de la naturaleza de Demócrito y la de Epicuro, la famosa tesis doctoral de Karl Marx de 1841, nos permite sopesar cuáles son los rasgos marxistas en la temprana obra de alguien que, a duras penas, todavía no era “Marx”.

Karl Marx, entusiasmado por la perspectiva de conseguir un puesto de profesor en la Universidad de Bonn (según cierta información
que le había pasado un compañero de la denominada “juventud hegeliana”, Bruno Bauer), llevó adelante entre 1839 y 1841 la redacción de esta tesis de doctorado, la cual le permitió obtener el deseado título en abril de 1841, en la Universidad de Jena. El objetivo central del texto es observar la diferencia entre los planteos del filósofo responsable del atomismo, Demócrito (460 a.C.-370 a.C.), y Epicuro (341 a.C.-270 a.C.), quien fue considerado a este respecto apenas un mero repetidor de los planteos de su antecesor. En su tesis, Marx se encarga de señalar que hay una diferencia sumamente importante en el planteo del segundo con respecto a las observaciones del primero y que esa diferencia aparece borrada o rebajada en las glosas y comentarios que la tradición filosófica ha tenido con respecto al trabajo de estos dos pensadores, de Aristóteles a Cicerón, y de ellos hasta Hegel. Para Demócrito, los átomos poseen dos movimientos que responden a una mecánica natural que opera bajo la lógica de la necesidad: la caída en línea recta —algo que, luego de Newton, podríamos llamar “gravedad”— y la repulsión. Junto con el átomo, una unidad mínima e imposible de separar, existe también el vacío, y es a partir de la combinación de átomos y de una cuestión meramente cuantitativa que se dan las cosas en el orbe, originadas por un “torbellino” creador que combinó los átomos en un primer lugar. O sea, todo lo existente parte de esta combinación atómica regida por la necesidad natural, la cual es, también, una forma de justicia indudable: las cosas son así porque es necesario que sean así.

¿Cuál es la diferencia que establece Epicuro en esta teoría? En principio, ubicaría un tercer movimiento localizado entre la caída en línea recta y la repulsión, un movimiento que el filósofo griego llama “declinación”. La declinación es un movimiento mínimo por fuera de la línea recta, hacia el costado, que no responde a esa línea necesaria, sino que se escapa de ella casi por una cuestión de azar. Y si hay azar, la necesidad no puede regirlo todo, el determinismo natural no es una regla que toda la creación cumple a rajatabla: el azar en el ser, desde la lectura del joven Marx, rápidamente abre la posibilidad de ser entendido como azar del pensar. Digamos: de un pensar libremente que puede darse a sí mismo la propia forma de su límite, ya que la declinación es efectivamente un movimiento que supera el ser (Dasein) dado, abstrayéndose de él y de sus restricciones. Las consecuencias prácticas de este planteo ontológico son claras: la filosofía de Epicuro, por ejemplo, fundamenta la búsqueda de la ataraxia, esto es, la felicidad e imperturbabilidad del alma, evitando lo malo y lo dañino y aspirando optativamente por lo bueno. Marx, vía Epicuro, observa que tal perspectiva también permite pensar las asociaciones libres de personas en lo político y la amistad como un fenómeno dependiente de este “darse libremente” de la declinación. Para decirlo mal y pronto: hay contrato social a nivel atómico.

Con prólogo de Ronaldo Vielmi Fortes (de la Universidade Federal de Minas Gerais) y traducción y notas de Esteban Ruiz (de la UBA), la presente edición de la tesis doctoral de Karl Marx nos permite revisar los tempranos acercamientos de un pensador que todavía no se había volcado al socialismo, un Marx que leía en Epicuro y su filosofía de la naturaleza la posibilidad misma de encontrar un fundamento físico a cuestiones de índole ética: la libertad contra la necesidad, la individualidad contra la generalidad de la caída en línea recta, la posibilidad de autodeterminarse contra la determinación dada. Y es que la elección misma del tema responde a una oposición a Hegel y a su lectura: si Hegel había colocado en sus formulaciones a los escépticos por encima de los estoicos y epicúreos, Marx iba a dar vuelta el planteo y a encontrar en el epicureísmo un modelo de filosofía volcada al mundo que no se quedaba en la mera especulación racional, una filosofía que, en alguna medida, también apuntaba a la praxis. Además, y casi desde un planteo que está conectado con la fuerte influencia que los trabajos de Baruch Spinoza habían tenido en los filósofos alemanes de los primeros años del siglo XIX, esta forma de pensamiento claramente respondía a una abierta búsqueda de la felicidad en contra de la tristeza y el sometimiento que representa esa otra forma de pensamiento que tiende al determinismo natural y, por ende, religioso. Basta recordar que mientras Demócrito se quitó los ojos para evitar que el mundo lo molestara en el desarrollo de sus pensamientos, Epicuro, en la hora de su muerte, tomó un vaso de vino puro y se metió en una tina con agua caliente.

Los debates propios del siglo XX en torno de la segmentación de la obra de Marx giran siempre en torno de la misma cuestión: dónde termina el Marx humanista y dónde empieza el científico. Louis Althusser, por caso, entendió la diferencia entre el Marx de los Manuscritos económico filosóficos de 1844 y el de El capital por un “corte epistemológico” que deriva del descubrimiento de eso que llamó “plusvalía”. Digamos: el joven Marx estaba todavía atado a una lectura subjetivista que olvida la fría dureza de los datos objetivos relevados por el “viejo” Marx. Leer esta tesis y confrontarla con estos planteos permite observar que, en última instancia, no son tanto las condiciones objetivas y su determinismo lo importante para el cambio, sino que es el hombre el responsable de llevar ese cambio al mundo. Mal que les pese a algunos, los jóvenes siempre terminan teniendo la razón.

Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Especial: 150 años de la primera edición de El Capital
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Nick Beams: Le 150ᵉ anniversaire de la publication du 'Le Capital' — World Socialiste
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Riccardo Sorrentino: I 150 anni del 'Capitale' e l’equilibrio economico generale — Il Sole 24 Ore
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Eddy Sánchez: Y con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años después — Espai Marx
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de El Capital: Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
'Das Kapital', une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: Lire ‘Le Capital’, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Otras Notas
Cinéma: "Le jeune Karl Marx" retrace la vie du théoricien du communisme — France Info
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx. 1° époque: entre Epicure et Hegel — Mediapart
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Dans 'Le jeune Karl Marx', Raoul Peck explore les années de formation de l’auteur du Capital — Les Voix du Monde
Comment Karl est devenu Marx: un biopic sur le père du communisme — TV5 Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Las ideas de Marx mantienen actualidad — En Marcha
"Le Jeune Karl Marx": La transformation d’un mythe — TouteLaCulture
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialismo — Marx desde Cero
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
La película 'El joven Karl Marx' llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Jean-Marc Vittori: Quand Draghi cite le grand Karl — Les Echos
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
Teresa Macrí: Il filosofo Engels torna a casa — Il Manifesto
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Carta de Marx a Abraham Lincoln tras su reelección como presidente de EEUU y en la que elogia su lucha contra la esclavitud — Ctxt
Konfuzius und Marx am Roten Fluss — Diario Digital
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha — Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario