"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

30/1/14

Mercancía y Valor-Trabajo | Guía de Lectura de Marx

“En la misma esencia del dinero se siente algo de la esencia de la prostitución” | G. Simmel
“Si el dinero, según Augier, nace con manchas naturales de sangre en una de sus caras, el capital viene al mundo chorreando sangre y suciedad por todos los poros, desde la cabeza a los pies.” | Karl Marx
Karl Marx Pierre Piech
Reinaldo Carcanholo  |  1. En verdad, la teoría del valor no es una teoría por construirse. Ella se encuentra mucho más  desarrollada de lo que en general se cree y se sostiene. Es sorprendente el número tan reducido de aspectos de ella que no fueron descubiertos y expuestos en El Capital. Ella es mucho más amplia de lo que tiende a pensar. En primer lugar, no se trata de una teoría que se preocupe simplemente con los factores que determinan los precios relativos o el nivel de los precios en el mercado. No es eso. Sus objetivos son mucho más amplios y complejos y su punto de partida es la comprensión teórica sobre la naturaleza de la riqueza capitalista.

En segundo lugar, ella no se limita a lo que se encuentra expuesto en el primer capítulo de El Capital, aunque sumándose aquellos dedicados al problema de la transformación de los valores en precios de producción. Las categorías de capital e plusvalía, capital industrial, capital ficticio, por ejemplo, son aspectos fundamentales de la mencionada teoría del valor, sin los que ella no estaría completada y sería incomprensible. En verdad, tales categorías no son sino formas desarrolladas del valor y, por lo tanto, los capítulos y secciones de El Capital dedicadas a ellas son indispensables para la referida teoría; ellas aparecen discutidas y
desarrolladas a lo largo de todo el mencionado libro, en sus diferentes tomos. Capital, por ejemplo, es el mismo valor en su fase avanzada de desarrollo. Así, podríamos decir, sin exageraciones, que la exposición de la teoría marxista del valor se encuentra dispuesta en el conjunto de la obra económica de Marx y, en particular, en su libro mayor: El Capital.

2. Tal vez todo eso sea una de las razones para que, desde siempre y hasta los días de hoy, haya existido exagerada incomprensión sobre la teoría de Marx sobre la sociedad capitalista, incluso entre muchos de los que se consideran iniciados en el tema. Podemos mostrar que eso se debe a que muchos tratan de encontrar en su teoría del valor, de manera inmediata, respuesta a preguntas no pertinentes o, al menos, mal formuladas. No es fácil convivir con las aberraciones que se encuentran en la casi totalidad de las interpretaciones sobre dicha teoría.

3. Nuestro objetivo aquí, en este trabajo, es indicar un camino para el inicio del estudio sobre los aspectos básicos de la teoría marxista del valor, específicamente sobre aquellos aspectos que aparecen desarrollados en el primer capítulo de El Capital. Para tanto seremos obligados a presentar nuestra interpretación sobre el tema.

4. Desde un primer momento debemos advertir una importante característica de El Capital. No vamos a encontrar allí la exposición de los resultados acabados de una investigación previa; algo así como un resumen de las conclusiones. De cierta manera lo que allí se expone es el camino mismo de la investigación, los pasos metodológicos necesarios para ir descubriendo progresivamente cada nueva categoría. Veremos que, al leer atenta y ordenadamente cada uno de sus sucesivos párrafos, estaremos siendo conducidos de la mano por el autor. El nos llevará de la observación sistemática y metódica de la realidad, al descubrimiento de las categorías; de éstas y de una nueva observación de lo real, él nos guiará en el descubrimiento de nuevas categorías. Empezaremos luego a sentirnos como los verdaderos descubridores de las mismas.

Aceptemos la invitación del autor, démosle nuestra mano; caminemos bajo su conducción  durante algún tiempo, en pasos más simples o más difíciles. No tardará mucho y nos daremos cuenta de que en algunos pasos ya no necesitaremos su mano; podremos caminar solos.

5. Sin embargo, porque estamos acostumbrados a exposiciones sobre resultados acabados, sobre conclusiones, inicialmente no entendemos la invitación del autor. Entendemos sus palabras como afirmaciones conclusivas.

Nuestra intención en los próximos párrafos es, respecto exclusivamente al primer capítulo, demostrar al lector que el autor de El Capital efectivamente ha cursado la referida invitación y, al mismo tiempo, dar los pasos más importantes allí explicitados, aceptando las dos manos de Marx. Sólo cuando nos sintamos absolutamente seguros, y cuando sea indispensable, nos atreveremos a dar unos pasos sin ayuda; en ese momento estaremos invitando al lector a que nos acompañe.

6. Antes de entrar directamente en el tema, es indispensable una observación. En verdad, la exposición de El Capital no expresa de manera completa la investigación. Esta tiene caminos tortuosos, hay momentos de éxitos y también de fracasos; a veces las preguntas formuladas son correctas, otras veces hay que empezar de nuevo; una tarea específica diseñada puede resultar productiva o debe ser abandonada a medio terminar. La investigación, por mejor proyectada que sea, no transcurre por una línea recta, de la manera que se podía haber pensado inicialmente; en otras palabras, ella no es un proceso que pueda ser totalmente planificado a priori.

Es cierto que en El Capital se encontrará la exposición del proceso de investigación científica, pero no del proceso real, tal como efectivamente se da. El proceso de investigación que allí se explicita es ideal, en el sentido de que se abstrae de él los errores, los fracasos, las tareas realizadas pero improductivas; allí, el proceso aparece como transcurriendo en una línea recta previamente trazada. Las categorías van siendo descubiertas una después de las otras; no hay lugar para la intuición, para la imaginación y la creación. Quien se haya dedicado a alguna verdadera investigación científica sabrá que aquél proceso descrito como lineal no es más que una caricatura. Sin embargo, el procedimiento expositivo usado por Marx es adecuado: a los nuevos investigadores, sólo es necesario comunicar la investigación realizada en sus aspectos productivos y no sus caminos equivocados. Así, a posteriori, es posible y correcto exponerla como si hubiera transcurrido por una línea recta, sin desviaciones.

II. Mercancía: Valor de uso y valor de cambio

7. Aceptemos el objeto de estudio señalado por el autor en El Capital: la riqueza capitalista, es decir, la riqueza en la época de dominio de El Capital. Nuestro problema es identificar la naturaleza de esa riqueza, en otras palabras, nuestra pregunta es:

¿Qué es la riqueza en la época capitalista?

8. Nos diría el autor que, para contestar esa pregunta, no tenemos otro instrumento científico que la observación de la realidad
"La riqueza de las sociedades en que impera el régimen capitalista de producción se nos aparece como un inmenso arsenal de mercancías. . ." 1
En otras palabras, observamos que la riqueza capitalista es "un inmenso arsenal de mercancías", se nos aparece, se nos presenta como "un inmenso arsenal de mercancías". No se trata de una definición2 del tipo: riqueza capitalista es mercancía. Se trata de una simple constatación, a partir de una simple observación de la realidad.

Sería posible, aquí, afirmar que riqueza es dinero, al contrario de decir que es mercancía. Sin embargo, ese simple y sucio trozo de papel (aunque muy complejo y misterioso del punto de vista teórico), constituido por el dinero, solamente puede ser considerado riqueza por ser capaz de comprar mercancías; cualquier mercancía.

9. Si queremos conocer la riqueza capitalista y si miramos la sociedad donde impera ese régimen de producción, veremos que esa riqueza está formada por mercancías; por eso, no tenemos otra cosa que hacer que observar3 la mercancía más de cerca. Eso es lo que implícitamente dice nuestro autor.

10. Si observamos la mercancía, nos damos cuenta que ella presenta dos características, tiene dos aspectos inmediatamente observables. Ella es, en “primer término, un objeto externo, una cosa apta para satisfacer necesidades humanas, de cualquier clase que ellas sean.” (Marx, p. 3). En segundo lugar, ella es un objeto capaz de intercambiarse con otros objetos, con otras mercancías; ella es capaz de comprar otras mercancías.

11. Esas dos características de la mercancía no son producto de la imaginación del autor de El Capital; ellas son fácilmente observables por cualquiera de nosotros. Marx lo que hizo fue dar nombres a esas características, crear términos relativos a esos aspectos. La mercancía es un valor de uso por su capacidad de satisfacer necesidades; es un valor de cambio (o tiene valor de cambio) por su capacidad de comprar sus similares. Así, podemos decir en este momento que la mercancía es valor de uso y es valor de cambio; es la unidad de esos dos aspectos.



http://www.extension.edu.uy/



Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Especial: 150 años de la primera edición de El Capital
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Nick Beams: Le 150ᵉ anniversaire de la publication du 'Le Capital' — World Socialiste
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Riccardo Sorrentino: I 150 anni del 'Capitale' e l’equilibrio economico generale — Il Sole 24 Ore
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Eddy Sánchez: Y con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años después — Espai Marx
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de El Capital: Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
'Das Kapital', une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: Lire ‘Le Capital’, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Otras Notas
Cinéma: "Le jeune Karl Marx" retrace la vie du théoricien du communisme — France Info
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx. 1° époque: entre Epicure et Hegel — Mediapart
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Dans 'Le jeune Karl Marx', Raoul Peck explore les années de formation de l’auteur du Capital — Les Voix du Monde
Comment Karl est devenu Marx: un biopic sur le père du communisme — TV5 Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Las ideas de Marx mantienen actualidad — En Marcha
"Le Jeune Karl Marx": La transformation d’un mythe — TouteLaCulture
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialismo — Marx desde Cero
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
La película 'El joven Karl Marx' llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Jean-Marc Vittori: Quand Draghi cite le grand Karl — Les Echos
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
Teresa Macrí: Il filosofo Engels torna a casa — Il Manifesto
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Carta de Marx a Abraham Lincoln tras su reelección como presidente de EEUU y en la que elogia su lucha contra la esclavitud — Ctxt
Konfuzius und Marx am Roten Fluss — Diario Digital
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha — Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario