"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

5/12/13

El combate al racismo en la perspectiva marxista

Wilson H. da Silva  |  “El trabajador blanco no puede ser emancipado donde el negro es estigmatizado”. La frase es de Karl Marx, escrita en “El Capital”, en referencia al final de la guerra civil de los Estados Unidos, ocurrida entre 1861 y 1865. El revolucionario alemán hacía una crítica a la mayoría de sus contemporáneos que quedaron “paralizados mientras la esclavitud desfiguraba una parte de la República”. No fue la única vez que Marx trató el tema de la esclavitud, del racismo, y sus relaciones con el capital. Por el contrario. Marx fue uno de los que se aproximó al tema de la forma más precisa, ubicando las profundas relaciones que existen entre “raza y clase”.

En el mismo texto, por ejemplo, el líder comunista destacó también el papel fundamental que la esclavitud cumplió en el desarrollo del capitalismo: 
“Esclavitud directa es un elemento tan central en la industrialización actual como las máquinas, el crédito, etc. Sin esclavitud no habría algodón, sin algodón no habría industria moderna. Es la esclavitud que concede ‘valor’ a las colonias, fueron las colonias las que crearon el comercio mundial, y el comercio mundial es una condición necesaria para el desarrollo de una industria en gran escala”.
Son escritos como este los que hacen que nosotros, del PSTU, seamos intransigentes en la defensa de que sólo una política de “raza y clase” puede combatir el racismo de forma consecuente y hasta el final. Por un lado, son muchos los que creen que la lucha contra el racismo no necesita tener en su horizonte el derrumbe del capitalismo. Por otro lado, hay quienes defienden que la opresión racial puede ser destruida con una intervención que se limite a la perspectiva de “clase”, lo que resulta en el abandono de una actuación concreta en la organización y movilización de aquellos que luchan contra la opresión racial.

Estas dos posiciones son un enorme equívoco y tienen que ser igualmente combatidas para que podamos avanzar en la lucha contra el racismo.

Racismo: Una creación del capitalismo

El llamado “racialismo”, que ve el combate al racismo independiente de la lucha de clases, generalmente parte de una concepción equivocada sobre el propio origen del racismo, ubicándolo en el campo de las ideas, de la cultura, o hasta de las relaciones humanas.

No obstante, como recuerda Ahmed Shawki, autor de “Liberación Negra y Socialismo”, el racismo es una monstruosa creación del capitalismo: “Lejos de ser un resultado inevitable de la interacción de los pueblos, el racismo y la opresión racial emergieron en Europa durante la transición del feudalismo al capitalismo. (…) Específicamente, el racismo surgió en Europa Occidental como una consecuencia del tráfico de negros, como una justificación ideológica para la esclavitud”.

Fue como parte de esta “justificación” ideológica que, según el historiador marxista Eric Williams (“Capitalismo y Esclavitud”), la burguesía fue creando gradualmente los estereotipos y preconceptos que, hasta hoy, caracterizan la discriminación racial: “El aspecto físico de los hombres, su cabello, su color y su dentición, sus características ‘subhumanas’ tan alardeadas, fueron apenas racionalizaciones posteriores utilizadas para justificar un hecho económico simple: las colonias precisaban de mano de obra”.

El stalinismo y la farsa de la “división de la clase”

Entre los muchos crímenes que cometió contra el pensamiento y las prácticas revolucionarias, el stalinismo, a partir de los años de 1930, pasó a defender la tesis de que la lucha anti-racismo “divide a la clase trabajadora”. Una idea que nada tiene que ver con el marxismo y se oponía a las “Tesis sobre la cuestión de los negros”, aprobadas por los bolcheviques en el 4° Congreso de la Internacional Comunista. La Internacional defendía “la necesidad de apoyar toda forma de movimiento negro teniendo como objetivo minar y debilitar el capitalismo o el imperialismo, o detener su penetración”. Su bandera era luchar para “asegurar a los negros la igualdad de raza, la igualdad política y social”. Se proponía, incluso, el impulso de la organización sindical de los negros, prohibida en muchas entidades, en la época.

Postura que se condice bastante con el pensamiento de Lenin que, en textos como “Tesis sobre las cuestiones nacional y colonial”, adoptadas por el 2° Congreso de la Internacional, destacó que “imaginar que una revolución social puede ser concebida sin revueltas (…) con relación a todos sus preconceptos (…) significa repudiar la revolución”.

Las tesis de Lenin sirvieron como base para la formulación de aquellos que, también en este campo, se opusieron vehementemente a las distorsiones stalinistas, comenzando por León Trotsky.

Acabar con el racismo: una tarea revolucionaria

En 1932, en un texto dirigido al Partido Socialista de los Trabajadores (SWP, en la sigla en inglés), Trotsky fue categórico: “Nosotros debemos encontrar el camino que nos conduzca a las camadas más desprotegidas y oprimidas del proletariado, comenzando por los negros, transformados en parias por la sociedad capitalista, y que tienen que aprender a vernos como sus hermanos. Y esto depende enteramente de nuestra energía y devoción con relación a este trabajo”.

Trotsky cumplió un importante papel en la formulación de una política revolucionaria de combate al racismo a través de sus muchos debates con George Novack, James Cannon y C.L.R. James (autor de “Los jacobinos negros”, sobre la revolución haitiana). Ellos dedicaron parte significativa de su militancia a este tema.

Cannon, por ejemplo, hizo enormes críticas al stalinismo y sus variantes por no haber reconocido jamás “la necesidad de un programa especial para la cuestión del negro”, porque consideraban el racismo como “pura y simplemente un problema económico, una parte de la lucha entre los obreros y los capitalistas”, y predicaron la idea de que “no se podía hacer nada sobre los problemas especiales de la discriminación y la desigualdad antes de la llegada del socialismo”.

Tampoco dejó de criticar a los reformistas que, según él, nunca consiguieron cualquier resultado concreto en la lucha contra el racismo con la “política del ‘gradualismo’, de prometer la libertad al negro dentro del marco del sistema social que lo subordina y lo degrada”.

Cannon señalaba como la única forma consecuente de dar una batalla contra la opresión, la unidad de los oprimidos y explotados, bajo la bandera de la revolución: “El movimiento del pueblo negro y el movimiento obrero combativo, unificados y coordinados por un partido revolucionario, resolverán la cuestión de los negros de la única manera en que puede ser resuelta: mediante una revolución social”.

Una certeza también compartida por Novack que, recordando la falsa promesa de “libertad, igualdad y fraternidad” hecha por la burguesía, fue categórico: “sólo la lucha conjunta del pueblo negro y de las masas obreras contra los gobernantes capitalistas será capaz de combatir los restos de la esclavitud hasta su conclusión victoriosa. En este sentido, la revolución socialista completará lo que resta realizar de la revolución democrático-burguesa”.

Es en esto en lo que el PSTU cree. Y es con este objetivo que no hemos medido esfuerzos para construir un partido que también sea una herramienta de lucha para el pueblo negro.

Artículo publicado en ‘Opinião Socialista’ N° 472, noviembre de 2013 | Traducción: Natalia Estrada
http://www.corrienteroja.net/



Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Especial: 150 años de la primera edición de El Capital
Miguel Mazzeo: A ciento cincuenta años de El Capital: Los sentidos del marxismo — Rebelión
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Nick Beams: Le 150ᵉ anniversaire de la publication du 'Le Capital' — World Socialiste
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Riccardo Sorrentino: I 150 anni del 'Capitale' e l’equilibrio economico generale — Il Sole 24 Ore
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Eddy Sánchez: Y con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años después — Espai Marx
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de El Capital: Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
'Das Kapital', une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: Lire ‘Le Capital’, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Otras Notas
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Las ideas de Marx mantienen actualidad — En Marcha
"Le Jeune Karl Marx": La transformation d’un mythe — TouteLaCulture
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialismo — Marx desde Cero
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
La película 'El joven Karl Marx' llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Jean-Marc Vittori: Quand Draghi cite le grand Karl — Les Echos
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
Teresa Macrí: Il filosofo Engels torna a casa — Il Manifesto
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Carta de Marx a Abraham Lincoln tras su reelección como presidente de EEUU y en la que elogia su lucha contra la esclavitud — Ctxt
Konfuzius und Marx am Roten Fluss — Diario Digital
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha — Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario