"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

15/3/15

Karl Marx y la enajenación de las masas en República Dominicana

El pueblo en lucha ✆ Ramón Oviedo
Héctor Miolán   |   [Se conmemoran 132 años del fallecimiento en Londres de Karl Marx en 1883], y quiero exaltar su figura y tratar de verlo desde la perspectiva dominicana. Porque en la República Dominicana se está dando el fenómeno que Marx delineó, la enajenación, la alienación, porque la ideología burguesa ha sembrado fantasías en las masas trabajadoras y otros sectores de la población, le ha sacado de su real rol, la ha puesto a pensar, la ha ilusionado de tal manera que la destrucción social, es tan alarmante, que nadie o pocos quieren pensar en su libertad, sino en el individualismo más rampante, a todos los ponen a pensar en el goce desmedido, pero en conclusión vuelven y despiertan en sus chozas, en las cárceles, etc., etc.

¿A qué viene que hable de Karl Marx, cuando los teóricos y políticos del capitalismo y sus versiones como la neoliberal hace tiempo declararán a este pensador inaplicable, obsoleto, cuando además desde el propio cuartel de cierta izquierda mundial y nacional, ya ni siquiera quieren oír su nombre o hablar de la teoría que este fundara en el siglo XIX? 

Es sencillamente la versión del derrotismo de la pequeña burguesía, sí de esa designación social, de esa intermedia clase social que llega a clase media y que el capitalismo neoliberal la ahogado, la ha atropellado de forma tal que ha pegado el grito al cielo; de esa pequeña burguesía tenemos en todos los estamentos sociales , escribe, protesta en los periódicos, en el internet, se organiza en partidos con carácter de derecha, se organiza en ONGs , se ha declarado clase política, protesta contra el líder de turno o partido, pero no se va más allá del sistema y sus estructura capitalista, porque eso sería atentar contra su futuro y por eso hablan de Marx, pero del Marx joven, supuestamente para oponerlo al Marx maduro de obras y prácticas posteriores.

Porque Marx, aunque parezca, exagerado, es y ha sido estudiado más por las oligarquías e intelectualidad burguesa del mundo entero y las latitudes del llamado tercer mundo, cuando se le quiebra su piso estructural por sus crisis cíclicas, como las de los noventa, aunque desconozco que en la República Dominicano se haya estudiado con la mínima rigurosidad en el ayer o el presente por individuos o grupo de “izquierda”, porque los ex izquierdistas no lo han estudiado, ni ayer, ni nunca, lo han estudiado de oído; solo vierten unos vocablos, un chantaje de ignorantes sobre ignorantes para pavonearse con el nombre de Marx sobre sus militantes y las masas alienadas.

Paisaje dominicano ✆ Juan José Sánchez 
La “izquierda dominicana”, la presente, en su mayoría, ha bajado de su membrete la designación de marxista-leninista, ha bajado subrepticiamente las imágenes de Marx y los demás clásicos del marxismo, ha escondido en sus bolsillos traseros la ideología marxista, las estrellas del proletariado, proletariado que existe, aunque sea en otra versiones, dialécticas, como raíz filosófica del marxismo. Hoy el proletariado es tecnológico, está en las fábricas que llaman Zonas Francas, en los ingenios azucareros que están en manos privadas como las del central romana, en los bienes y servicios que producen riquezas enormes. Esa izquierda como se dijo anteriormente, ha escondido también sus vocablos hipócritas y las estrellitas rojas que exhibían con galanura, ya no se auto designan como dinosaurios, sino como postmodernos, porque dicen viven los nuevos tiempos.

Nuevos tiempos que han servido para dar notoriedad a la degeneración a que ha llevado la globalización, y es que el Marx, el joven Marx, que comenzaba a ser marxista en los Manuscritos de Paris de 1844, mejor conocidos como los Manuscritos Económico-filosóficos comenzaba a dar a conocer las entrañas del monstruo capitalista en toda sus facetas, estos escritos han sido vapuleados por todos los oportunistas que han abandonado el marxismo, junto a los que en nuestro país se designaban marxistas, pero no leninista, como lo fue Juan Bosch, un pensador burgués reformista.

En República Dominicana, esa línea bochista sirvió para retrasar el proceso y acomodar a izquierdistas que locamente buscaban desembarazarse del Marx total. Hoy el producto lo estamos sufriendo, lo estamos saboreando como una hiel, que no todo animal puede soportar ni engullir fácilmente.

Hoy y existen personas o individuos que en su vacilación se cuestionan y cuestionan que lo que Marx dijera en toda sus obras no se ha dado, sencillamente la respuesta para esos individuos que nunca estudiaron a Marx, ni mínimamente, eso lo que evidencian, ni comprendieron si lo estudiaron, ni al joven Marx mucho menos al Marx maduro.

Una perla para quienes quieran negar la vigencia de Marx: “Ciertamente el trabajo produce maravillas para los ricos, pero produce privaciones para el trabajador. Produce palacios, pero para el trabajador chozas. Produce bellezas, pero deformidades para el trabajador. Sustituye el trabajo por máquinas, pero arroja una parte de los trabajadores a un trabajo bárbaro, y convierte en máquinas a la otra parte. Produce espíritu, pero origina estupidez y cretinismo para el trabajador”. Marx, El trabajo enajenado, en los Manuscritos Económico-filosóficos, en cualquier edición es conseguible esta obra.

Piénsese, si toda esa frase de Marx, sacada de sus Manuscritos mencionados, no le da una pista para entender y comprender la realidad vigente en este siglo XXI, en particular la realidad nuestra, de la República Dominicana. ¿No hay maravillas para los ricos?: grandes torres, grandes bulevares, grandes tiendas suntuosas o mejor conocidos como mall, grandes máquinas de transportes (jipetas), dígase si no es cierto que se produce estupidez en la industria cultural, música callejeras, poco amor hasta por el arte burgués propios, derroche de imágenes de divas en las televisoras, ¿no alienan al trabajador cuando lo ponen a pensar como si fuera burgueses con esa máquina tecnológica que se llama celulares carísimos, con televisores plasma, pero dándole veneno por la misma?

Cuantas trabajadoras y trabajadores de la clase media, se sienten mal con sus imágenes físicas, buscan afanosamente belleza y se tiran a un quirófano pagando miles de dólares o pesos para embellecerse las nalgas, los senos y otras partes físicas con las cuales están inconformes, pero esas partes solo satisfacen la psiquis del que se la realiza y entienden que les miran y eso hace subirle la estima; pero cuando se desnudan vuelve a salir la imagen de la fealdad, pero la esconden con los trapos. Piense y dígase si eso no es enajenación, alienación, que Marx comienza a desarrollar a partir de Hegel, con un Hegel con una visión idealista de la sociedad, su curso histórico; pero comienza así a darle significado real y dialectico.

Los trabajadores dominicanos por medio de la sindicalización fueron alienados por los partidos del sistema en particular por el PLD, PRD y los farsantes de la izquierda ( verbigracia la otrora CGT), la pequeña burguesía con tendencia a la pobreza esta enajenada, piensa con rabia resentimiento y dispara sus dardos a quien no debe, hurga pero no quiere encontrar responsables en el sistema capitalista dominicano, por el contrario lo buscan en el político de turno, que no es de su partido, pero si del otro, hasta que logra el respiro si el sistema democrático odioso le deja una brecha para canalizar y vencer su resentimiento, entonces olvida, su pasado de rebeldía intelectual o periodística o agazapado como el gato barcino, para saltar sobre su presa, de esos hay muchos en la República Dominicana. Por eso jamás entenderán ni aceptaran a Marx joven, maduro o viejo.

Para finalizar se hace obligatorio decir, que nuestras masas están alienada, enajenada, que el poder político-mediático le ha hecho creer que nuestros problemas se deben en parte a la invasión pacifica de haitianos, de las drogas, pero sin identificar , del sicariato y el tigueraje, pero si decir que el tigueraje está en las esferas del poder en esos nuevos ricos políticos; en conclusión están desviando interesadamente las causas fundamentales del deterioro social, económico, político y cultural que se está atravesando en el país. Las riquezas del país se van no sólo por las fronteras, se van por las aduanas. Nuestra minería se sigue vendiendo al poder extranjero, no es casual que Marx citando a Adam Smith hiciera mención de las minas de Santo Domingo y Cuba, por el agotamiento de las minas europeas, esto se expresó en la obra citada anteriormente. ¿No es eso alienación, no es eso despersonalización del derecho al uso de nuestros recursos naturales? sino es así búsquesele otro nombre y explique lo de Cotui Barrick Gold y Loma Miranda.

Nota del editor: El mural titulado “El pueblo en lucha”, del pintor Ramón Oviedo, y que ilustra el presente trabajo, está inspirado en la famosa instantánea del fotógrafo Juan Pérez Terrero del momento en que el obrero dominicano Jacobo Rincón se enfrenta con los puños a un ‘marine’ norteamericano que portaba un fusil AR-15, durante los días posteriores a la Revolución de Abril. 
http://informacionaldesnudo.com/

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica