"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

25/4/14

Adolfo Sánchez Vázquez: Los Manuscritos de 1844 de Marx en mi vida y en mi obra

Los organizadores del presente ciclo de mesas redondas sobre “Capitalismo mundial y crítica total de la sociedad burguesa. Karl Marx, 1844-1994 a 150 años de los Manuscritos de París”, decidieron generosamente abrir un espacio, a modo de un homenaje que a la vez me abruma y me honra, tomando en cuenta —supongo yo— la atención que he prestado desde hace ya más de treinta años a la obra juvenil marxiana que constituye el hilo conductor de este ciclo. Los textos míos que tienen que ver más directamente con esa obra (Las ideas estéticas de Marx, Filosofía de la praxis y Filosofía y economía en el joven Marx) han sido objeto de las dos exposiciones que hemos  escuchado: por parte de Silvia Duran con respecto al primero de ellos, de Jorge Veraza, en relación con los dos restantes, antes citados. Ya por el simple hecho de prestarles semejante atención, expreso a ambos ponentes mi más sincero agradecimiento. Aunque me referiré más adelante a ambas exposiciones en cuanto que se ocupan, desde diferentes ángulos de dos campos temáticos que he cultivado: la estética y la filosofía de la praxis, quiero anunciarles que voy a hablar, en primer lugar, de mi relación o trato con los Manuscritos de 1844. Me permito recordar a los presentes, jóvenes en su mayoría, que desde que yo me ocupé por
primera vez de esta obra juvenil marxiana en un ensayo titulado “Ideas estéticas en los Manuscritos económico-filosóficos de Marx” han pasado treinta y tres años. La distancia en el tiempo con los otros textos míos, antes mencionados es menor, aunque no mucho menos. Desde entonces, ha corrido mucha agua bajo el puente de la teoría, pero sobre todo bajo el de la práctica. Y como yo no he querido nadar contra esa corriente, debo advertir que los textos antes citados no son los mismo para mí (es decir, no tienen una identidad inmutable), ni yo soy tampoco el mismo en relación a ellos. Lo cual no significa, como habremos de ver, que deje de reconocer cierta permanencia en el cambio: justamente la que me permite en estos tiempos de desencantos, incertidumbres y rupturas sinceras u oportunistas, seguir considerándome marxista.

Bueno es recordar que fueron precisamente el oportunismo y la beatería los que hicieron que Marx dijera de sí mismo que él no era marxista. Con lo anterior quiero decir también que mi trato con los Manuscritos lo hago pasar ahora a través de las rejillas del presente; de un presente que, por lo que toca al marxismo es la desembocadura de ese río de la teoría y la práctica que pasa por el puente y contra el cual pretendían y pretenden nadar inútilmente los dogmáticos de siempre.

Veamos, pues, cómo se desarrolla mi relación o trato con los Manuscritos económico filosóficos de Marx.

Debo recordar que fueron escritos entre marzo y agosto de 1844; que permanecieron en estado de borrador por voluntad de su autor hasta que en 1932 se publicaron, por primera vez, en su lengua original en la edición de Obras completas de Marx y Engels que se conoce por sus siglas en alemán: MEGA. Por diversas circunstancias históricas —consolidación del stalinismo, ascenso de los nazis al poder y Segunda Guerra Mundial— esta aparición de los Manuscritos pasó inadvertida, con algunas excepciones, dentro y fuera de los medios intelectuales y políticos marxistas. Por otra parte, dado el carácter ideologizado que habría de adquirir el marxismo en el llamado “campo socialista” y en el movimiento comunista mundial, no cabía esperar que el pensamiento de Marx que vertebra a los Manuscritos pudiera encajar en un marxismo oficial, institucionalizado, que había soterrado toda veta crítica y humanista. En ruso, sólo se publicaron en 1956, después del XX Congreso de PCUS, marginados en un volumen aparte de la nueva edición de Obras completas de Marx y Engels.

La difusión de los Manuscritos, sobre todo en los países europeos occidentales, tiene lugar en los años cincuentas y sesentas. Terminada la Segunda Guerra Mundial, y con ella la pesadilla de una victoria posible del nazismo, se descubren los campos de exterminio nazis que muestran en toda su plenitud el rostro bárbaro, monstruoso, antihumano, del nazismo. Como reacción frente a este antihumanismo práctico, se despierta una atracción y reivindicación del hombre que puede ejemplificarse con las concepciones humanistas, antropológicas, de la época, y, especialmente, con el existencialismo en boga. El marxismo dominante que, en verdad, justificaba una práctica política aberrante, se presentaba, a su vez, como un “humanismo socialista” que su doctrina y su práctica desmentían. Pero la veta humanista que se abre paso a lo largo de toda la obra de Marx afloraba ya en un texto juvenil suyo —los Manuscritos de 1844— apenas conocidos hasta entonces. De ahí la importancia de su redescubrimiento en los años cuarentas y cincuentas. Ciertamente, no fueron los marxistas dogmáticos quienes los descubrieron ni eran ellos los que podían valorar su sentido humanista. En contraste con los que —como Sartre— mostraban una voluntad de enriquecer el marxismo, aunque existenciándolo, para servir así a un proyecto de emancipación humana, el marxismo institucionalizado, no sólo reprobaba la atención al joven Marx, sino que la denunciaba como un intento ideológico de oponerlo al Marx maduro, científico, revolucionario. Y aunque la reivindicación del joven Marx, así como su rechazo, no dejaba de tener en gran parte móviles ideológicos, políticos, es innegable que los Manuscritos de 1844, en los años cincuentas y sesentas, se convirtieron en el eje en torno al cual giró la apreciación de toda la obra de Marx y, en cierto modo, del marxismo dentro del proceso de interpretación y transformación  del mundo. Como todo lo que tiene que ver con el marxismo, esta cuestión no podía reducirse a un plano teórico o académico, sino que tenía —y tiene— un significado práctico, político. No es casual, por ello la actitud hacia los Manuscritos: despectiva y hostil en el caso de los filósofos soviéticos de los que seguían acríticamente en Occidente y América Latina; tolerante y comprensiva de los existencialistas, hegelianos o neotomistas de la época, que los valoraban por el rasero del humanismo burgués, abstracto y, finalmente, reivindicativa y abierta de quienes —como los filósofos yugoslavos del Grupo Praxis—, procedían de un país que, desde finales de la década de los cuarentas, se había enfrentado políticamente a Stalin y al stalinismo.

En esta atmósfera polémica y de confrontación en Europa que, pálidamente, se reflejaba dentro y fuera del marxismo en América Latina, tuvo lugar mi primer encuentro con los Manuscritos a finales de la década de los cincuentas. Constituyó para mí —formado políticamente en el marxismo dominante— un deslumbrante descubrimiento teórico que me condujo, primero, a tomar cierta distancia respecto de ese marxismo, y, poco después, a una primera ruptura que tuvo lugar en un campo que me interesaba especialmente. Por entonces, acababa de hacerme cargo de la cátedra y del seminario de Estética en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, al fallecer su titular, Samuel Ramos. Mi primer encuentro con dicho texto dio lugar al ensayo titulado “Ideas estéticas en los Manuscritos económico-filosóficos de Marx” publicado en 1961 y que, reelaborado sin alterar sus tesis cardinales, se incluyó en mi libro Las ideas estéticas de Marx, con el título de Las ideas de Marx sobre la fuente y la naturaleza de lo estético”.
 



http://marxismocritico.com/

 






Facultad de Filosofía y Letras
Universidad Nacional Autónoma de México
http://ru.ffyl.unam.mx

Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Especial: 150 años de la primera edición de El Capital
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital", de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Antoni Puig Solé: El capital de Marx celebra su 150 aniversario — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Nick Beams: Le 150ᵉ anniversaire de la publication du 'Le Capital' — World Socialiste
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Riccardo Sorrentino: I 150 anni del 'Capitale' e l’equilibrio economico generale — Il Sole 24 Ore
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Eddy Sánchez: Y con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años después — Espai Marx
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de El Capital: Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
'Das Kapital', une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: Lire ‘Le Capital’, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Otras Notas
Olibier Barlet: Le Jeune Karl Marx, de Raoul Peck — Africultures
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Cinéma: "Le jeune Karl Marx" retrace la vie du théoricien du communisme — France Info
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx. 1° époque: entre Epicure et Hegel — Mediapart
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Dans 'Le jeune Karl Marx', Raoul Peck explore les années de formation de l’auteur du Capital — Les Voix du Monde
Comment Karl est devenu Marx: un biopic sur le père du communisme — TV5 Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Las ideas de Marx mantienen actualidad — En Marcha
"Le Jeune Karl Marx": La transformation d’un mythe — TouteLaCulture
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialismo — Marx desde Cero
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
La película 'El joven Karl Marx' llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Jean-Marc Vittori: Quand Draghi cite le grand Karl — Les Echos
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
Teresa Macrí: Il filosofo Engels torna a casa — Il Manifesto
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Carta de Marx a Abraham Lincoln tras su reelección como presidente de EEUU y en la que elogia su lucha contra la esclavitud — Ctxt
Konfuzius und Marx am Roten Fluss — Diario Digital
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha — Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario