"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

19/3/14

Al margen de Karl Marx

Karl Marx en México 
✆ Roland Beier
Esteban Garaiz  |  Podría no haber nacido Carlos Marx, que México tenía ya trazada su ruta para la construcción nacional. Nadie podrá negar la enorme aportación del filósofo y economista alemán en el estudio profundo de la acumulación capitalista y de la plusvalía empresarial. Pero desde la insurgencia el camino de la nación mexicana para consolidar la formación nacional mestiza estaba claramente establecido. Podría llamarse: proceso de desconquista.

En 1813, cinco años antes de que Marx naciera, el genio insurgente José María Morelos tenía establecido con nitidez que, al margen y al lado de la América anglosajona que surgía pujante al confrontarse con su metrópoli en 1812, era necesario aquí demoler las absurdas estructuras sociales del régimen colonial español que perpetuaban las abismales diferencias entre los descendientes de los conquistados y los sucesores de los conquistadores. Esa ruta tiene que continuar. Esa ruta ha sido traicionada desde hace 30 años por los gobiernos de los dos partidos que todavía conservan la mayoría legal.

“Que la esclavitud se proscriba para siempre y lo mismo la distinción de castas, quedando todos iguales”. Todavía hoy le falta a la Conapred mucha, mucha tarea por hacer. Decían también los Sentimientos de la Nación, que las nuevas leyes nacionales “moderen la
opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto”.

Los que hoy se dicen nuestros gobernantes parece que no quieren entender la relación directa, directísima que existe entre esta inseguridad generalizada y creciente que tiene a la población aterrada y la “flexibilización” laboral que nos dijeron que aumentaría la generación de empleos y que hoy tiene estrangulado el ingreso familiar y las opciones para los jóvenes. Para no hablar de la farsa actual de los salarios mínimos, aquellos que, siguiendo la línea de Morelos, quedaron definidos en el texto constitucional de 1917; y que estos gobiernos neoporfiristas han reducido al más absoluto ridículo.

Fue también hace 200 años en Apatzingán 1814, a partir del reclamo de José María Morelos para lograr la educación “del hijo del barretero”, como el artículo 39 de aquella primigenia Constitución dictaba: “La instrucción, como necesaria a todos los ciudadanos, debe ser favorecida por la sociedad con todo su poder”. Ahí está la raíz originaria de la educación universal, gratuita y laica del actual artículo tercero, ahora hostigada y recortada. Pero dos años antes en las Cortes de Cádiz 1812, un insigne novohispano, Miguel Ramos Arizpe hacía oír su voz denunciando: “El cuidado  que se pone en que los hijos de los sirvientes no aprendan a escribir, por creer algunos amos que llegando a esa que llaman ilustración, solicitarán otro modo de vida menos infeliz, rehuyendo la dura servidumbre en que han vivido sus padres”.

Ahora esa política pública denunciada por Ramos Arizpe se llama televisión abierta y Cruzada contra el Hambre.

Las aspiraciones de Morelos, Ramos Arizpe, Fernández de Lizardi han continuado y evolucionado en una verdadera estirpe de mexicanos patriotas empeñados en dejar atrás las profundas secuelas históricas de aquel arcaico e inequitativo régimen colonial y de construir la genuina república sobre los valores de la libertad, la igualdad y la fraternidad; y la inclusión social.

Pero lo que se ha armado en estos últimos 30 años ha sido la competitividad, la disrupción social, la inequidad, el clientelismo y la desinformación manipulada con la compra de votos.

Aquella estirpe ha continuado con las aportaciones, pensamientos y actuación de figuras como Ignacio Ramírez, José María Luis Mora, Valentín Gómez Farías, Francisco García Salinas, Mariano Otero, Benito Juárez, Ponciano Arriaga, Justo Sierra, Andrés Molina Enríquez, Ricardo Flores Magón, Francisco José Múgica, Pastor Rouaix, Lázaro Cárdenas, Eva Sámano de López Mateos, Jaime Torres Bodet, Arnoldo Martínez Verdugo, Heberto Castillo, y continúa viva.

En el Constituyente de 1856 dijo Ignacio Ramírez: “Sabios economistas de la comisión, en vano proclamaréis la soberanía del pueblo mientras privéis a cada jornalero de todo el fruto de su trabajo. No podrá ejercer los derechos de ciudadano, no podrá instruirse, no podrá educar a su familia, perecerá de miseria en su vejez y en sus enfermedades. En esta falta de elementos sociales encontraréis el verdadero secreto de por qué vuestro sistema municipal es una quimera”. Aquí seguimos haciendo reformas electorales inútiles PRI-PAN.

P.D. Otro día habrá que hablar de Mariano Otero, porque Marx era oterista.

____________________________________

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb (*)
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periódico
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
Anne Dolhein: La Chine offre une statue de Karl Marx à la ville de Trèves en Allemagne — Reinformation
Karl Marx y Friedrich Engels, los padres del socialismo científico — Guerrero Liberación
Rodolfo Salazar González: Resurgimiento de Karl Marx — Buenos Días Tamaulipas
Marcelo Pereira: El Manifiesto del Partido Comunista es Un gran relato — La Diaria
Les jeunes années de Karl Marx au cinéma — Arte TV
José Pablo Noriega de Lomas, Universidad de Oviedo: Marx y Engels: Dos sistemas materialistas diferentes (PDF) — Universidad de La Rioja (*)
Carlos Prieto: Un icono pop llamado Karl Marx — El Confidencial
Benjamin Edgard: Notre ennemi le Capital — Le Comptoir
Jonathan Martineau y el feminismo marxista a escala internacional: 1) Intersección, articulación: el álgebra feminista — Marxismo Crítico / 2) Intersection, articulation : l’algèbre féministe — Période
Rodolfo Salazar González: Karl Marx, un filósofo legendario — Noticias de Tampico
Jotave: El Capital / Sesquicentenario de un libro que influye en el acontecer — La Arena
Gauthier Ambrus: Trump, Marx et la mondialisation. Quand l’auteur du «Capital» renvoie Chine, Europe et Amérique dos-à-dos — Le Temps
Gabriel Vargas Lozano & Raúl Páramo Ortega: Marx y Freud: Hacia una Nueva Racionalidad de la Sociedad y de la Historia. Presentación editorial del libro — México es Cultura
Iris de la Cruz Saborit & Liz Armas Pedraza: Pensamiento Crítico: una revista de todos los tiempos, exponente del marxismo en Cuba a fines de los 60 — Cuba Ahora
Andrei Martínez Finkelshtein: ¿Es cierto que Karl Marx se dedicaba a las matemáticas en su tiempo libre? — Quora
_____________________
(*) Acceso indirecto