"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

5/6/16

Karl Marx & Friedrich Engels — Los grandes hombres del exilio

Karl Marx & Friedrich Engels
✆ Cássio Loredano
Martín Salinas   /   Con la edición de Los grandes hombres del exilio (1852) el lector de habla hispana accede a un escrito de ocasión en el que se expresa el carácter radical con que la crítica de Marx considera las circunstancias históricas posteriores al período revolucionario de 1848. El exilio territorial al que es sometido Marx desde 1849 constituye la consolidación de una condición respecto de la cual Los grandes hombres del exilio parece representar una respuesta: la del exiliado de la revolución. Escrito desde y sobre el exilio, entonces, la parodia de los grandes héroes del período revolucionario que se cierra con el golpe de Estado de Louis Bonaparte puede leerse como una contracara, anticipo y complemento del análisis histórico que Marx desarrollará, en términos históricos más amplios, en El 18 Brumario de Louis Bonaparte. En este sentido, el análisis de Marx, Engels y Dronke despliega una perspectiva del período posrevolucionario que (por cuanto define los contornos de aquellos héroes que requieren de la derrota revolucionaria para constituirse como figuras representativas de formas de gobierno futuras, inalcanzables), promueve, al mismo tiempo, una referencia a su propia condición de exiliados. Esta perspectiva crítica de la derrota es la que distingue el modelo de revolucionario que se desprende de la parodia de los “héroes de la derrota” (14).

Ya el título del libelo establece una crítica referencia intertextual que refuerza la sátira con que se aborda la ideológica reconfiguración literaria que corporeizan los “grandes hombres” Kinkel, Ruge y Willich en sus postulados revolucionarios. Los grandes hombres del exilio puede leerse como un complemento del ensayo, también redactado a inicios de la década de 1850, Los dioses en el exilio, de Heinrich Heine (con quien Marx mantuvo una relación de amistad desde 1843). En su labor de mitólogo, Heine elabora una crítica del proceso histórico de acuerdo con la cual, la consumación del cristianismo ascético que prevalece en la cultura occidental moderna no supone la aniquilación de los antiguos dioses paganos (Apolo, Marte, Dionisio), sino una condena que los reduce a la condición de exiliados. Despojados de su poder, los antiguos regentes se ocultan “entre nosotros”, en el marco de una trivial y regulada vida cotidiana, en la que solo a través de la ocupación en oficios burgueses pueden acceder, si no al néctar con que se ofrendaban en el Olimpo, sí a la cerveza que se oferta en las tabernas. La presencia latente, en el seno de la sociedad burguesa, de aquellos impulsos que constituyen a los dioses paganos (el arte, la belicosidad, la sensualidad), sin embargo, manifiesta, desde la perspectiva de Heine un potencial crítico que cuestiona la clausura política del período posrevolucionario. Si, con la politización del mito, Heine intenta reconocer el núcleo pagano (e insurgente) que se oculta tras la apariencia de la sociedad burguesa, la estrategia satírica de Marx y Engels consiste en delatar la estetización de la política, en desenmascarar el espíritu pequeñoburgués que se oculta detrás del disfraz de “grandes hombres” con que se presentan, en la escena histórica, los líderes de la emigración alemana.

Por otro lado, el desvelamiento del sustrato pequeñoburgués de los “grandes hombres” también se dirige contra una concepción idealizada de la filosofía de la historia. La crítica satírica y destructiva de Marx y Engels destaca la falsa afinidad electiva que se establece con la teoría hegeliana de los grandes hombres de la historia; mientras los individuos históricos universales, desde la perspectiva idealista de Hegel, hacen historia en la medida en que la individualidad que encarnan contiene la voluntad del espíritu universal, los grandes hombres del exilio deben construir y justificar su propia identidad en la medida en que, precisamente, han quedado fuera de la historia. En este sentido, las figuras revolucionarias que constituyen el blanco de los ataques de Marx y Engels son presentadas como caricaturas pervertidas de la idealización de la historia que forjara el período heroico de la burguesía. La inadecuación entre la imagen idealizada y el decurso histórico al que el título alude no solo da cuenta del carácter superficial de la personalidad que rige a los “grandes hombres”, sino también del ámbito del que extraen su compensación simbólica: la literatura.

El mecanismo de desarticulación que la sátira de Marx y Engels activa posee una implicancia política e histórica relevante, ya que la vinculación con los modelos literarios burgueses que encarnan los “grandes hombres” Kinkel, Ruge, Willich expresan más bien una modalidad de “[…] la historia del desarrollo del filisteísmo alemán” (97). Tal como se sostiene en el detallado “Prefacio” de Laura Sotelo, las tradiciones literarias a las que apela la sátira pone de relieve su carácter performativo. Las figuras de la literatura sentimental moderna, como el Siegwart de Miller (49), el Werther de Goethe (50), así como los elementos propios de la literatura romántica, como la “flor azul” de Heinrich von Ofterdingen de Novalis (73), representan motivos que se encuentran al servicio de la función consolatoria de la representación literaria: o se trata de una burguesía prerrevolucionaria en la que, a un tiempo, anida el impulso libertario de una nueva sensibilidad y la impotencia política, o de una burguesía que, imbuida de “toda la mentira romántica” (65), anhela, ante la realidad histórica posrevolucionaria, el retorno a épocas en las cuales los ideales no se encuentren contaminados por la realidad. Tal descripción del filisteo alemán, “que, como se sabe, tiene por segunda naturaleza un alma bella” (98), ilustra el modo en que la subjetividad carente de esencia de un pretendido poeta revolucionario como Kinkel, “para quien actuar imitando roles ajenos se había convertido en su segunda naturaleza” (78), se conforma, heroica, de espaldas a la realidad: “El héroe divino, de cuyo amor se dice que mata como la mirada de Júpiter, no es nada más que el presumido habitual que reflexiona siempre sobre sí mismo […]” (61).

La estrategia crítica, de este modo, desmantela la construcción de una falsa identidad, tal como se deja ver en la incontinente tendencia de Ruge, en quien se advierte tanto “el furor del manifiesto” que lo lleva a la exposición pública, como la reluctancia a “estudiar mucho” (121); o en la figura de Willich, en quien se puede leer a “[…] Don Quijote y Sancho Panza en una sola persona” (209). En la misma línea satírica, la estructuración dramática, que divide los acontecimientos políticos en los que se ven involucrados los “grandes hombres” en actos bien definidos, expresa el marco ficticio en el que se desenvuelve la historia concebida como escenario. La claridad de la traducción, a cargo de Laura Sotelo y Héctor A. Piccoli, promueve una lectura fluida y accesible; del mismo modo, el pertinente y cuidado cuerpo de notas que acompaña al texto le permite al lector establecer vinculaciones que de otro modo, dado el carácter coyuntural del texto, podrían pasar desapercibidas.

Traducción de Laura Sotelo y Héctor A. Piccoli. Prefacio y notas de Laura Sotelo
Buenos Aires: Las cuarenta, 2015, 232 páginas
http://www.herramienta.com.ar/

Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Especial: 150 años de la primera edición de El Capital
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Nick Beams: Le 150ᵉ anniversaire de la publication du 'Le Capital' — World Socialiste
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
Manuel Sacristán: Prólogo de la edición catalana de El Capital — Rebelión
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Riccardo Sorrentino: I 150 anni del 'Capitale' e l’equilibrio economico generale — Il Sole 24 Ore
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Eddy Sánchez: Y con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años después — Espai Marx
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de El Capital: Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
'Das Kapital', une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: Lire ‘Le Capital’, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Otras Notas
Cinéma: "Le jeune Karl Marx" retrace la vie du théoricien du communisme — France Info
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx. 1° époque: entre Epicure et Hegel — Mediapart
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Dans 'Le jeune Karl Marx', Raoul Peck explore les années de formation de l’auteur du Capital — Les Voix du Monde
Comment Karl est devenu Marx: un biopic sur le père du communisme — TV5 Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Las ideas de Marx mantienen actualidad — En Marcha
"Le Jeune Karl Marx": La transformation d’un mythe — TouteLaCulture
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialismo — Marx desde Cero
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
La película 'El joven Karl Marx' llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Jean-Marc Vittori: Quand Draghi cite le grand Karl — Les Echos
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
Teresa Macrí: Il filosofo Engels torna a casa — Il Manifesto
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Carta de Marx a Abraham Lincoln tras su reelección como presidente de EEUU y en la que elogia su lucha contra la esclavitud — Ctxt
Konfuzius und Marx am Roten Fluss — Diario Digital
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
De Karl Marx à Mahomet: la diabolique alliance espagnole entre la gauche et les fondamentalistes islamiques — Dreuz Info
Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha — Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario