"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

20/10/15

Determinaciones Simultánea y Temporal en la Teoría Económica Marxista — I, II, III & IV

Karl Marx ✆ I. J. Bowden
A. Sebastián Hdez. Solorza & Alan A. Deytha Mon   |  Existen dos vertientes generales dentro de la teoría económica marxista por la manera en que determinan los conceptos más relevantes (el valor, los precios, la tasa de ganancia, etc.): la simultaneista y la temporalista.

Todas las corrientes que sostienen la determinación simultánea, sin importar su origen, sus intenciones, o su “apego” a las palabras de Marx, concluyen (consciente o inconscientemente) que la teoría del valor de Marx es innecesaria (redundante), que Marx fue inconsistente al explicar la determinación de los precios (el famoso “problema” de la transformación), que el plustrabajo no es la única fuente de plusvalor (ganancia) y que Marx se contradice porque la tasa de ganancia tiende a subir y no a bajar cuando se ahorra trabajo vivo por incrementos en las fuerzas productivas (‘tecnología’).

La determinación simultánea de los conceptos en la teoría económica marxista se ha aceptado por dos vías: 1) la aceptación por convencimiento y 2) la aceptación por falta de conocimiento.
1) Los marxistas que aceptan la determinación simultánea por convencimiento lo han hecho a través de teorías o principios teóricos ajenos a la teoría marxista (como la teoría sraffiana o principios teóricos neoclásicos). La mayoría de estos marxistas, a pesar de aceptar que los valores son irrelevantes y que Marx fue inconsistente lógicamente, continúan defendiendo la teoría económica marxista por su carácter sociológico y/o histórico. Esto ha provocado que la teoría marxista se aleje cada vez más de su propio cuerpo teórico porque se pierde el vínculo entre la base materialista de la teoría económica marxista y el curso de los hechos históricos, así como de la lucha proletaria. 
2) Los marxistas que aceptan la determinación simultánea, por falta de conocimiento y desinterés en este aspecto indispensable, le dan la razón a los “especialistas” (marxistas o no). Así, también contribuyen al distanciamiento de la teoría marxista respecto a su teoría económica, razón por la cual se ha generado una gran disociación entre la teoría sociológica, política y económica marxistas. Esto porque no se distingue cómo se vincula la inexplicada dinámica económica (por falta de una teoría del valor, de los precios, del plusvalor, así como de la acumulación y las crisis) con la postura política revolucionaria y la comprensión sociológica de las condiciones generales de la clase proletaria.
En este contexto, la mayoría de los estudiantes continúan aprendiendo que la teoría del valor-trabajo de Marx es irrelevante y la del plusvalor es incompleta porque el plustrabajo no es la única fuente de ganancia, que Marx fue inconsistente en la explicación de los precios y al explicar la tendencia descendente de la tasa de ganancia. Por esta misma razón, los grupos obreros y la clase proletaria en general continúan la lucha con un gran vacío: no existe un fundamento teórico que sustente su lucha, que la guíe y le permita adelantarse a los obstáculos que se le presentan. Desde la década de los ochenta, surgieron múltiples corrientes que buscaban una respuesta al “problema” de la transformación, que tenían intenciones de responder a las críticas de redundancia de la teoría del valor (provenientes de los economistas neoclásicos y sraffianos), explicar de manera general la teoría de la explotación–plusvalor–ganancia de Marx e investigar las crisis de la economía capitalista. Después de treinta años continúa destacando una corriente de entre todas las que surgieron: la Interpretación Temporal y de Sistema Único (TSSI por sus siglas en inglés).

La TSSI ha logrado refutar la no redundancia del valor, ha demostrado que dentro de la teoría económica marxista el plustrabajo es la única fuente de plusvalor (ganancia), ha “resuelto” el “problema” de la transformación y ha explicado coherentemente cómo los incrementos graduales en las fuerzas productivas (‘tecnología’) que ahorran trabajo vivo generan una tendencia decreciente en la tasa de ganancia. Esto es, la TSSI ha logrado refutar todas las presuntas inconsistencias en la teoría de Marx. Sin embargo, la TSSI continúa siendo poco conocida y principalmente poco conocida por los estudiantes y grupos obreros.

Nosotros coincidimos en casi todas las afirmaciones e interpretaciones de la TSSI, razón por la cual, tanto en esta publicación como en las subsecuentes, explicaremos en qué consiste y la relevancia que tiene para la teoría económica marxista y para la teoría marxista en general, así como para estudiantes y grupos obreros 1 .

Para explicar la TSSI es indispensable destacar el gran avance que trajo a la teoría económica marxista, el cual consiste principalmente en interpretarla como una teoría cuyas determinaciones ocurren secuencialmente, es decir, las variables se determinan temporalmente 2. Para explicar en qué consiste la determinación temporal y cómo ésta refuta las críticas sobre las inconsistencias –todas provenientes de interpretaciones simultaneistas– se requiere mucho espacio y tiempo para digerir las ideas, por esta razón nuestra labor se dividirá en 4 publicaciones diferentes. En esta primera parte explicaremos la diferencia entre la determinación simultánea y la determinación temporal del valor. En la segunda parte explicaremos cómo la TSSI demuestra que el plustrabajo es la única fuente de plusvalor (ganancia) en la teoría económica marxista y cómo la determinación simultánea (que se ha encumbrado en el famoso Teorema Fundamental Marxista) no logra explicar de forma general este fundamento de la teoría económica marxista. En una tercera entrega expondremos la “resolución” del “problema” de la transformación desde la perspectiva de la TSSI y cómo toda interpretación simultaneista introduce fundamentos ajenos a la teoría marxista, concluyendo que las conclusiones de Marx contradicen sus premisas. Esto mostrará que Marx no se equivocó y que las presuntas “correcciones” de su error son interpretaciones ajenas a la teoría marxista. Finalmente, en una cuarta publicación presentaremos cómo la TSSI explica la tendencia decreciente de la tasa de ganancia y cómo la TSSI refuta el Teorema de Okishio. Es decir, cómo la TSSI demuestra que la interpretación simultánea para definir la tasa de ganancia (encumbrada en el Teorema de Okishio) parte de supuestos ajenos a la teoría económica marxista y por ello concluye que Marx se contradice.

Quizás en publicaciones posteriores tratemos temas menos técnicos, pero igual de relevantes, sobre el significado para la clase proletaria el contar con una interpretación que refuta los mitos de inconsistencia de la teoría económica marxista y que ofrece una línea de desarrollo para la teoría económica marxista y para toda la teoría marxista.

Comenzaremos con la primera parte sobre la determinación simultánea y temporal del valor.
►Texto completo | PDF - I







II

Este documento es la segunda parte de una serie de al menos cuatro textos donde se comparan las determinaciones simultánea y temporal en la teoría económica marxista, así como sus implicaciones.

En esta segunda parte explicaremos cómo la Interpretación Temporal y de Sistema Único (TSSI) demuestra que el plustrabajo es la única fuente de plusvalor (ganancia) en la teoría económica marxista y cómo la determinación simultánea (que se ha encumbrado en el famoso Teorema Fundamental Marxista) no logra explicar de forma general este fundamento.

En la primera sección explicaremos la determinación simultánea del plusvalor, mostrando que la determinación simultánea del valor provoca que la ganancia esté determinada por la cantidad física de producto, lo cual significa que para el simultaneismo, el plustrabajo no constituye la única fuente de ganancias. Esto implica que la determinación simultánea del plusvalor contradice la teoría del plusvalor de Marx y debe ser rechazada.

En la segunda sección explicaremos la determinación temporal del plusvalor. Aquí se demostrará que de acuerdo a la TSSI el plusvalor o ganancias reales son la expresión monetaria del plustrabajo y no hay otra posible fuente de ganancia. Razón por la cual, la TSSI es consistente con la teoría económica marxista, en particular la teoría del plusvalor.

Finalmente, en las conclusiones se argumentará la relevancia de que la determinación temporal del plusvalor sea consistente con la teoría del plusvalor, a diferencia de la determinación simultánea que no puede ser siquiera considerada como una explicación congruente con la teoría económica marxista.


Determinación del plusvalor: simultaneismo vs. temporalismo
Determinación simultánea del plusvalor
La determinación simultánea del plusvalor es incompatible con la teoría marxista del plusvalor debido a que no es el plustrabajo quien determina la ganancia, sino la cantidad física de producto. Si bien existen múltiples versiones de la determinación simultánea del plusvalor, todas contradicen la teoría marxista por esta razón (fisicalismo).
Producción de mercancías con mercancías
Primero analizaremos el caso de una corriente dentro del marxismo que podemos identificar con los nombres neo-ricardiana o sraffiana. Según esta corriente, se puede explicar la economía capitalista con un sistema donde las mercancías producen mercancías. Aunque puede requerirse el trabajo vivo para la producción, este no es indispensable, además como para esta corriente el valor es redundante (como ya vimos en la Parte I de esta serie de textos), el trabajo vivo desempeñado por los trabajadores no es diferente a las demás mercancías. Por estas razones,  los neo-ricardianos o sraffianos consideran que puede explicarse la economía con un sistema donde unas máquinas producen réplicas suyas.

Desde un principio podemos notar que ésta postura es incompatible con la teoría marxista, no obstante, como ha sido considerada como marxista durante más de medio siglo, se vuelve necesario mostrar dicha incompatibilidad.

Siguiendo el caso donde las máquinas (q) producen máquinas del mismo tipo, podemos ver cómo la corriente bajo análisis determina simultáneamente los precios y la tasa de ganancia en la ecuación (1).
►Texto completo | PDF - II







III

Este documento consiste en la tercera parte de una serie de al menos cuatro textos donde se comparan las determinaciones simultánea y temporal en la teoría económica marxista, así como sus implicaciones.

En esta tercera parte explicaremos cómo la Interpretación Temporal y de Sistema Único (TSSI) “resuelve” el presunto problema de la transformación de valores en precios de producción y también analizaremos cómo las interpretaciones simultaneistas introducen una metodología ajena a la teoría marxista que contradicen las premisas de Marx y por ello conducen a creer que existente una inconsistencia lógica en el procedimiento. Esto mostrará que Marx no se equivocó y que las presuntas “correcciones” de su error son interpretaciones ajenas a la teoría marxista.

El “problema” de la transformación se refiere a la presunta inconsistencia interna en la explicación que Marx presenta de la determinación de los precios de producción en el capítulo IX del Tomo III de El Capital que Marx llamó ‘transformación de los valores mercantiles en precios de producción’. La presunta inconsistencia interna en el procedimiento es que Marx, después de obtener los precios de producción de las mercancías, no aplicó dicha valuación a los insumos. Otra forma en que se llega a expresar este “error” es que Marx no ‘completó’ la transformación o que sólo fue ‘medio camino’ porque una vez obtenidos los precios no los utilizó para volver a calcular el capital constante y el capital variable invertidos.

Esta controversia es importante porque este presunto error de Marx es el arma más utilizada hasta ahora para soslayar la teoría económica marxista. Esta arma ha sido usada tanto a sabiendas (con una postura teórica o de interés académico), como por ignorancia pero bajo una postura política o ideológica.

La polémica también es relevante –fundamental– para la teoría económica marxista misma porque si se acepta que Marx se equivocó al explicar teóricamente los precios de producción, entonces Marx tampoco habría explicado uno de sus mayores intereses: la ganancia. Como el precio es el costo más la ganancia, la ganancia es el precio menos el costo, si Marx no logró explicar los precios entonces tampoco la ganancia y así toda la teoría de la explotación se ve desacreditada. El daño no se detiene ahí, sino que continúa a todas las explicaciones que se sostienen sobre la transformación de valores a precios de producción como la ‘Ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia’.

Este texto no es exhaustivo sobre el problema. El objetivo del escrito es explicar la transformación desde la perspectiva simultaneista y cómo llega al “error” de Marx, así como explicar la transformación desde la perspectiva temporalista en la que no se encuentra el presunto error y por consiguiente no hay problema de la transformación. Aun cuando el documento no trate a detalle todas y cada una de las exposiciones del “problema” y sus “correcciones”, lo que se presenta aquí puede considerarse un resumen general de ambos lados.

El orden de este texto es el siguiente. Primero explicaremos la determinación de los precios de producción realizada por Marx. En segundo lugar, analizaremos la determinación simultánea de los precios de producción y sus implicaciones. Tercero, mostraremos la determinación temporal de los precios de producción y su consistencia con la determinación de Marx. Finalmente expondremos las conclusiones obtenidas de este estudio.


El ‘problema de la transformación de valores en precios de producción’: simultaneismo vs. temporalismo

La determinación de los precios de producción realizada por Marx
La economía política clásica[1] sostenía que existen dos expresiones de las variables fundamentales de la economía: los valores y los precios. En general[2] los economistas clásicos, consideran que los valores se determinan con base en el tiempo de trabajo requerido para ser producidos y los precios se basan en ellos, sin embargo también los precios se forman con base en una tasa de ganancia que, debido a la competencia, tiende a igualarse en todas las ramas que componen a la economía. Estas dos afirmaciones nocionales parecen contradecirse. Por un lado (1) los precios se determinaran por el valor –como tiempo de trabajo requerido para producir– y por ello las ramas que utilizaran una mayor proporción de trabajadores que de medios de producción obtendrían una mayor tasa de ganancia que las ramas en condiciones contrarias y por otro lado (2) se presenta que los precios se determinan con base en una tasa de ganancia igual para todas las ramas, igualación generada por la competencia entre ellas –flujo de inversión de una rama a otra en la búsqueda de una mayor ganancia hasta igualarse.

La aparente contradicción no fue resuelta por la economía política clásica y Marx afirmó haberla resuelto. Marx la resolvió, como a veces ocurre con enigmas presuntamente irresolubles, de una manera  simple y directa. Esta solución consiste en que la ganancia totalen la economía es la misma cuando los precios se determinan conforme a una tasa de ganancia uniforme en todas las ramas  que cuando los precios se determinan con base[3] en los valores. Lo único que ocurre es que el monto total de las ganancias se distribuye de manera diferente entre las ramas. La contradicción aparente se presenta cuando dirigimos nuestra atención a una rama individual, sin embargo esta desaparece cuando comprendemos que se mantiene válido para la economía en su conjunto.

En el capítulo IX del Tomo III de El Capital, Marx presenta la transformación de valores en precios en la Tabla 1. Marx supone, por simplicidad, que la tasa de plusvalor es del 100% en todas las ramas, por lo que el capital variable es igual al plusvalor en cada rama. Marx supone que no todo el capital constante invertido se consume en el periodo de producción (hay capital fijo), cuestión que únicamente permite ver que la ganancia se determina conforme a la inversión realizada.
Notas
[1] Usualmente considerada como el conjunto de economistas que aceptan la Teoría del valor-trabajo, entre los que destacan Smith Ricardo y Marx, pero existiendo una gran cantidad de economistas además de ellos.
[2] Sin duda alguna, existen múltiples diferencias entre los autores. Aquí únicamente se hablan de generalidades que comparten.
[3] Es muy importante distinguir que no se sostiene que los precios sean iguales a los valores, sino que los precios se determinan con base en los valores.
►Texto completo | PDF - III







IV

Este documento consiste en la cuarta y última parte de la serie de textos donde se comparan las determinaciones simultánea y temporal en la teoría económica marxista, así como sus implicaciones.

En esta cuarta parte explicaremos cómo la Interpretación Temporal y de Sistema Único (TSSI) demuestra que la interpretación simultánea para definir la tasa de ganancia (encumbrada en el Teorema de Okishio) no prueba que la Ley del descenso tendencial de la tasa de ganancia es errónea porque no parte de las premisas planteadas por Marx y también porque es lógicamente inválido.

La determinación simultánea de la tasa de ganancia es errónea porque su tasa de ganancia desaparece los cambios en los precios provocados por los cambios tecnológicos que ahorran tiempo de trabajo. La determinación de la tasa de ganancia simultaneista, basada en la revaluación de los insumos, genera una reducción espuria en el capital-dinero invertido y al hacerlo mide el incremento de ganancia únicamente con el aumento de producto físico. Así la tasa de ganancia simultaneista no es en realidad una tasa de ganancia, sino únicamente una tasa que mide la relación física entre insumos y producto, de tal manera que si hay incrementos en la productividad entonces incrementa la “tasa de ganancia”.

Cuando retiramos la metodología simultaneista ajena a la teoría económica marxista (el valor se determina por el tiempo de trabajo y no por la cantidad de producto), los aumentos en la productividad que ahorran trabajo vivo siempre disminuyen la tasa de ganancia. Ésta última únicamente aumenta cuando los incrementos en productividad son menores que los incrementos en precios.


Determinación de la tasa de ganancia: simultaneismo vs. temporalismo
1. Determinación simultánea de la tasa de ganancia
En esta sección explicaremos la determinación simultánea de la tasa de ganancia en dos partes, primero con fisicalismo notable a simple vista y después bajo el costo de reemplazo.

En ambos ejemplos se mostrará cómo la definición de la tasa de ganancia de los simutlaneistas es diferente a la de Marx porque usan una metodología distinta a la de este autor. Con esto también se comprenderá que la crítica a Marx de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia es incorrecta.

El fisicalismo notable a simple vista es característico de la corriente sraffiana, la mayoría de las corrientes marxistas no muestran su fisicalismo a simple vista, por lo que para estas se explica cómo el costo de reemplazo conduce a lo mismo que la postura sraffiana
►Texto completo | PDF - IV

____________________________________

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Gianni Mesa: Luciano Canfora: "Vi racconto le mie lezioni di vita da Karl Marx e Ronald Syme" — La Republica
Alain Dussort: Un rêve fantastique sur Marx — Agora Vox
Jean-Claude Michéa : «Le concept marxiste de “lutte des classes” doit être remanié » — Le Comptoir
Roberto Sáenz: La transición socialista a cien años de la Revolución Rusa — Nuevo Mas
Fabiola Pinto: Interponen recurso ante expulsión de estudiantes peruanos por posesión de libros marxistas — Bio Bio Chile
Maciek Wisniewski: Francia: las elecciones y los espectros de Marx — La Jornada
Begoña Piña: Aki Kaurismäki: “Karl Marx nunca ha tenido tanta razón como hoy” — Público
Marina Pibernat Villa: Las Marx — La República
Amid Faljaoui: 'Après avoir volé notre labeur, le capitalisme s'attaque à nos vies' — Trends
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” [Entrevista con Michael Heinrich] — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional.cat
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periodico.cat
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
Anne Dolhein: La Chine offre une statue de Karl Marx à la ville de Trèves en Allemagne — Reinformation
Entrevista de Salvador López Arnal a Joaquín Miras Albarrán: Parte I, Parte II, Parte III, Parte IV, Parte V, Parte VI, Parte VII, Parte VIII & Parte IX — Rebelión
Karl Marx y Friedrich Engels, los padres del socialismo científico — Guerrero Liberación
Rodolfo Salazar González: Resurgimiento de Karl Marx — Buenos Días Tamaulipas
Marcelo Pereira: El Manifiesto del Partido Comunista es Un gran relato — La Diaria
Les jeunes années de Karl Marx au cinéma — Arte TV
José Pablo Noriega de Lomas, Universidad de Oviedo: Marx y Engels: Dos sistemas materialistas diferentes (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Carlos Prieto: Un icono pop llamado Karl Marx — El Confidencial
Benjamin Edgard: Notre ennemi le Capital — Le Comptoir
Jonathan Martineau y el feminismo marxista a escala internacional: 1) Intersección, articulación: el álgebra feminista — Marxismo Crítico / 2) Intersection, articulation : l’algèbre féministe — Période
Rodolfo Salazar González: Karl Marx, un filósofo legendario — Noticias de Tampico
Jotave: El Capital / Sesquicentenario de un libro que influye en el acontecer — La Arena
Gauthier Ambrus: Trump, Marx et la mondialisation. Quand l’auteur du «Capital» renvoie Chine, Europe et Amérique dos-à-dos — Le Temps
Gabriel Vargas Lozano & Raúl Páramo Ortega: Marx y Freud: Hacia una Nueva Racionalidad de la Sociedad y de la Historia. Presentación editorial del libro — México es Cultura
Iris de la Cruz Saborit & Liz Armas Pedraza: Pensamiento Crítico: una revista de todos los tiempos, exponente del marxismo en Cuba a fines de los 60 — Cuba Ahora
Andrei Martínez Finkelshtein: ¿Es cierto que Karl Marx se dedicaba a las matemáticas en su tiempo libre? — Quora
Jaime Corena: El verdadero Trump visto desde Marx — La Haine
Guía para el estudio del Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels — Fiuxy
Horacio González y Eduardo Grüner reflexionan sobre los 150 años de El Capital: Un campo de batalla para los debates — Página 12
Cinzia Romani: Un Marx sexy e pop per spiegarlo ai giovani globalizzati — Il Giornale
Sarah Jaffe: El surgimiento de la izquierda estadounidense: del Marxismo a la Resistencia ante Trump — TeleSur
Wolfgang Eckhardt: The First Socialist Schism: Bakunin vs. Marx in the International Working Men’s Association — Cyntia’s Site
Angiolo Bandinelli: Tra Marx e Zuckerberg una scelta obbligata — L’Opinione
Adriana Marrero: Marx, el comunismo azul y la educación celeste: ¿tan mal estamos? Agencia Uruguaya de Noticias
__________________
(*) Acceso indirecto