"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

13/4/14

Crónicas marxianas: el regreso con gloria de los clásicos

Karl Marx © Deutsche Telekom
Sebastián Campanaro  |  Podría ser una "ley de vuelta al ruedo de los autores clásicos": cuando la cosa anda mal en la economía, resucitan los estudios de John Maynard Keynes. Pero cuando la mano viene muy complicada, son los escritos de Karl Marx los que recobran protagonismo. En las últimas semanas, las ideas del autor de El capital se discuten con una intensidad que hace tiempo no tenían en seminarios -locales y en el exterior- y en producciones periodísticas especiales. El marco que inspira este revival es un crecimiento global bajo desde la crisis de 2007-2008, una tasa de desempleo elevada y persistente en las economías desarrolladas y una desigualdad en ascenso.

El libro en boga por estos días, El capitalismo del siglo XXI, del profesor de la Escuela de Economía de París Thomas Piketty -que fue comentado en esta sección dos semanas atrás-, predice décadas de un crecimiento mundial anémico, del orden del 1,5% promedio anual, que fosilizarán una distribución del ingreso muy regresiva, con un dominio de las "grandes fortunas" similar al del siglo XIX, previo a la revolución industrial. Si bien el análisis de Piketty difiere del de Marx, ambos coinciden en su visión muy crítica del capitalismo global: 
"El marxismo está de moda. Se discute en The New York Times, y a Marx lo citan desde Amado Boudou hasta Nouriel Roubini o Kenneth Rogoff, sin pasar por alto que tenemos un ministro de Economía que sabe mucho del tema -dice Mercedes D'Alessandro, doctora en economía de la UBA-. Lo más inspirador que tiene la teoría marxista es el rol que le asigna a la conciencia en el proceso económico. Si tanto repetimos que el pensar es lo que nos diferencia del animal, ¿por qué el pensamiento no es el que regula nuestra actividad productiva como humanidad? ¿Por qué dejarlo todo en manos del "mercado", como si fuera un dios ajeno que, además, reproduce cada vez más desigualdad?"
Para Federico Wahlberg, docente de economía de la UBA, "en este contexto de crisis económica en los Estados Unidos y Europa, el marxismo vuelve a ser una referencia para comprender sus motivos, y muestra que el origen hay que buscarlo en la economía real y su caída de la tasa de ganancia. Las crisis son producto del sistema de conjunto, del capitalismo, no de unos pocos especuladores avaros y descontrolados".

En los años dorados del crecimiento económico en occidente -el período de la Guerra Fría-, las ideas de Marx parecían equivocadas en tanto el desempleo era muy bajo, la porción de salarios sobre el total de ingresos estaba en ascenso y los estados discutían cómo mejorar las redes de protección social, y no un replanteo del sistema capitalista. "Pero hoy, luego de la mayor crisis en 80 años y con 650.000 puestos de trabajo en los Estados Unidos menos que antes de la recesión, da la sensación de que vuelve un mundo que Marx hubiera conocido", sostuvo Doug Henwood, editor del Left Business Observer, en una producción de The New York Times en la cual se les preguntó a cinco especialistas si la visión de futuro de Marx estaba siendo validada. La respuesta de los entrevistados, entre los que opinaron Bradford De Long y Tyler Cowen, fue en su mayor parte negativa. Para Cowen, por caso, el problema de la economía de EE.UU. reside en la baja productividad de algunos sectores -como salud y educación- y no en una debilidad sistémica.

Dos meses atrás, Sean McElwee escribió una muy divertida nota en la revista Rolling Stone donde proclamaba que "desde el iPhone 5 hasta la globalización de las empresas, la vida moderna está repleta de evidencia sobre los pronósticos de Marx". El artículo resaltaba que la caracterización de que el capitalismo es un sistema inherentemente caótico y propenso a las crisis estaba presente en los escritos del pensador alemán; al igual que la globalización de los negocios (que anticipó 100 años antes de que empezara a ocurrir); la participación de los salarios en baja o los "apetitos imaginarios" de consumo, que nos llevan a pensar que necesitamos desesperadamente un iPhone 5 cuando las diferencias con el modelo anterior no nos cambian la vida. "Marx se equivocó en un montón de cosas. Pero su visión tiene elementos muy positivos para el mundo de hoy. Cuando argumentó a favor de un impuesto progresivo al ingreso en el Manifiesto Comunista, ningún país lo tenía, y hoy está generalizado", dice McElwee.

La producción del NYT recibió una crítica extensa en el blog Naked Keynesianism, firmada por el economista argentino Matías Vernengo, que investiga en la Universidad de Bucknell. Para Vernengo, es injusto asociar las ideas de Marx al fracaso de la Unión Soviética: "De hecho, Marx tenía poco para decir sobre el comunismo, y muchas de sus propuestas en el Manifiesto Comunista hoy son políticas bien establecidas en las sociedades más civilizadas. Uno podría sugerir que los avances en el Estado de bienestar en el mundo desarrollado están asociados a sus ideas. El éxito de Suecia, por así decirlo, es tanto una medida del éxito de las ideas políticas de Marx como el fracaso de la Unión Soviética lo sería de su fracaso intelectual".

"Ser marxista no es repetir dos eslóganes sobre la lucha de clases. Es una forma de entender la realidad", dice D'Alessandro, quien en su tesis de doctorado estudió la crisis de 2007-2008 desde distintas visiones, entre ellas, la marxista (el trabajo termina con una frase de Lenin): "Vos decidís si vas por el «proletarios del mundo uníos» o cantás -tarde o temprano- la oda a la eficiencia y te despedís con un «Hasta la quinta derivada siempre»". D'Alessandro también es DJ, y sugiere acompañar estas reflexiones con el disco Vórtice Marxista, de Babasónicos, o con el tema "Marx & Engels", de Belle & Sebastian.

En general, el mundo académico estudioso del marxismo rechaza este tipo de planteos de si el intelectual alemán "estaba en lo cierto o no": lo consideran una simplificación que esconde muchos prejuicios. Como dijo el historiador del pensamiento económico Robert Heilbroner, fallecido en 2005: "Volvemos a Marx no porque sea infalible, sino porque es inevitable".

"Varios de nosotros seguimos investigando y debatiendo sobre el legado científico y filosófico de los grandes autores del pasado” -dice Pablo Levín, profesor de la UBA-. Marx ocupa entre ellos un lugar eminente, especialmente en la síntesis bosquejada en su proyecto (de origen proudhoniano) de socialismo científico. En ese proyecto reside la aguda vigencia histórica de Karl Marx. Como en la fábula de La Fontaine ("El labrador y sus hijos"), el legado de Marx no es un tesoro enterrado, sino una lección de trabajo y un concepto a desarrollar.


____________________________________

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb (*)
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja (*)
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Jérôme Skalski entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica
Albert Sáez: Salarios y beneficios — El Periódico
Tres marxistas negros, las sociedades de color y el marxismo en Cuba (1940-1961) — Rebelión
Juan J. Paz y Miño cuenta algo insólito en Ecuador: Marxismo probancario — El Telégrafo
André Tosel: Marxismos, neo-marxismos y post-marxismos — Viento Sur
Mathieu Ait Lachkar: Jeunes en campagne : Amin, de Karl Marx à Jean-Luc Mélenchon — Ouest-France
Anne Dolhein: La Chine offre une statue de Karl Marx à la ville de Trèves en Allemagne — Reinformation
Karl Marx y Friedrich Engels, los padres del socialismo científico — Guerrero Liberación
Rodolfo Salazar González: Resurgimiento de Karl Marx — Buenos Días Tamaulipas
Marcelo Pereira: El Manifiesto del Partido Comunista es Un gran relato — La Diaria
Les jeunes années de Karl Marx au cinéma — Arte TV
José Pablo Noriega de Lomas, Universidad de Oviedo: Marx y Engels: Dos sistemas materialistas diferentes (PDF) — Universidad de La Rioja (*)
Carlos Prieto: Un icono pop llamado Karl Marx — El Confidencial
Benjamin Edgard: Notre ennemi le Capital — Le Comptoir
Jonathan Martineau y el feminismo marxista a escala internacional: 1) Intersección, articulación: el álgebra feminista — Marxismo Crítico / 2) Intersection, articulation : l’algèbre féministe — Période
Rodolfo Salazar González: Karl Marx, un filósofo legendario — Noticias de Tampico
Jotave: El Capital / Sesquicentenario de un libro que influye en el acontecer — La Arena
Gauthier Ambrus: Trump, Marx et la mondialisation. Quand l’auteur du «Capital» renvoie Chine, Europe et Amérique dos-à-dos — Le Temps
Gabriel Vargas Lozano & Raúl Páramo Ortega: Marx y Freud: Hacia una Nueva Racionalidad de la Sociedad y de la Historia. Presentación editorial del libro — México es Cultura
Iris de la Cruz Saborit & Liz Armas Pedraza: Pensamiento Crítico: una revista de todos los tiempos, exponente del marxismo en Cuba a fines de los 60 — Cuba Ahora
Andrei Martínez Finkelshtein: ¿Es cierto que Karl Marx se dedicaba a las matemáticas en su tiempo libre? — Quora
_____________________
(*) Acceso indirecto