"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

7/10/13

Chile | La guerra al marxismo y la defensa de la jauría a Codillera y Punta Peuco

Enrique Villanueva  |  Hasta cuándo tendremos que soportar el descaro y la prepotencia de la derecha, defendiendo el golpe-cívico militar de 1973, a la dictadura y ahora a los criminales confesos de crímenes de lesa humanidad, ex militares que están presos en cárceles de lujo, construidas durante los gobiernos de Eduardo Frei y Ricardo Lagos.

Se suma a lo anterior que la mayoría de estos torturadores y violadores, encubridores y cómplices pasivos están libres, amparados por la ley de amnistía de 1978, que en virtud de los acuerdos de 1988, pre y post plebiscito, se declararon intocables. Quienes protegen a estos criminales son los mismos, políticos, empresarios, periodistas, o sus herederos, que oficiaron de asesores políticos y militares, que crearon el Plan Z, el caos económico para dar un golpe de Estado en 1973. Inventando una guerra como excusa para aniquilar a sus adversarios, no en enfrentamientos armados, sino que mayoritariamente indefensos y asesinados en cámaras de tortura o en fusilamientos extrajudiciales. Es tiempo de desenmascarar todo este entramado político, así como las redes que protegen a estos criminales, a toda esa jauría, a los que están gozando de impunidad y a los que están en Punta Peuco y en el Penal Cordillera. Ya no es posible permitir que estos bandidos sean calificados de héroes porque supuestamente libraron “la gran batalla para salvar a Chile del marxismo”. Alguien tiene que recordarles, que los que están allí, en esas cárceles llenas de privilegio, están condenados por torturar, violar, asesinar, porque
hicieron desaparecer a personas, hombres, niños y mujeres, porque simularon enfrentamientos trasladando cadáveres de personas asesinadas en cámaras de tortura a lugares previamente preparados para ello.

Entonces basta de mentiras y de cobardía, la guerra sucia en contra de nosotros los chilenos, fue ideada por los asesores políticos del dictador, entre ellos su principal ideólogo Jaime Guzmán, quienes impusieron un movimiento de exaltación nacional, llamando a destruir el marxismo, que según ellos “estaba devorando el alma popular de Chile”. Por eso nunca se trató de un golpe militar para restaurar la democracia, como afirman hasta hoy, las evidencias demuestran que el fin ultimo fue siempre el que definió Guzmán, refundar el país, crear una institucionalidad política (y una Constitución) para que jamás se permitiera que la experiencia marxista se repitiera en el país.

Los políticos de la derecha que hoy son incapaces de reconocer sus responsabilidades en los crímenes y desapariciones de chilenos (as), sabían desde el primer momento que para reorganizar el capitalismo en Chile y refundar la nación, la represión política era una condición imprescindible, era la manera de garantizar el éxito del proceso refundacional y un elemento clave para destruir definitivamente la estrecha relación entre izquierda política y el movimiento popular y así lo hicieron.

Hasta ahora, con apoyo y acuerdos con los poderes fácticos dentro y fuera de la Concertación, han logrado deslindar sus responsabilidades, intentando apartarse de su vínculo ideológico con la dictadura, endosando a las FFAA la aplicación de la Doctrina de la Seguridad Nacional, cuando en realidad todo fue obra de una coalición político militar.

En esa instancia, en el contexto de la Guerra Fría, definieron el enemigo a exterminar, a los comunistas y marxistas, persiguiéndolos y aniquilándolos, enemigos que según esta doctrina no son patriotas sino vendidos al comunismo internacional, por tanto despreciables y a los cuales se les aplica métodos irregulares como la tortura, el asesinato, el soplonaje, es decir, el terrorismo de estado. Pero quienes resultaron ser en realidad estos ”enemigos despreciables”, mas allá de los partidos de izquierda, si uno toma los registros de las comisiones Valech, Rettig, de la Vicaria de la solidaridad, todo este armazón político ideológico de la guerra sucia se va al piso, porque las victimas, los marxistas fueron todos quienes no aceptaron el golpe: sectores de la iglesia, el pueblo trabajador, la juventud, los estudiantes, intelectuales, artistas que se atrevieron con Allende a construir una sociedad mas justa.

Resulta irrisorio entonces que hoy Senadores, Diputados, ex Alcaldes, jefes de servicios, empresarios pinochetistas, intenten convencer a los chilenos que no sabían de las violaciones a los derechos humanos. Una vez más, basta de mentiras e hipocresías, la derecha chilena reciclada en la “centro derecha”, que cuarenta años después continua asumiendo su guerra en contra del marxismo, tiene que asumir su responsabilidad política, por lo que hicieron e instigaron en el golpe y en la dictadura cívico-militar. En este sentido, algo que no puedo dejar pasar sin entregar una opinión personal, es el intento de vincular al FPMR con los asesinos y terroristas esbirros de la dictadura. Algo que desde 1989 se inscribe en la permanente búsqueda de “empates”, con el fin de esconder responsabilidades y de acusar a nuevos “enemigos marxistas”, o con el fin de perseguir a quienes pensamos distinto.

Es una situación que ha sido posible por el aislamiento político intencionado en el cual nos encontramos la mayoría de quienes luchamos frontalmente en contra de la dictadura, fruto de una reconciliación mal concebida. Junto con la resolución de no aplicar justicia a los violadores de los derechos humanos, o hacerlo de manera parcial, el duopolio conformado por la dirigencia conservadora de los partidos políticos de la Centro Izquierda y de la Centro Derecha, erradicaron progresivamente a la izquierda del mapa político, asociándola tal cual lo hizo la dictadura con terrorismo.

En este ámbito no han trepidado en cuestionar de manera abierta o velada, la legitimidad y el valor histórico del gobierno socialista de Salvador Allende y junto con esto, intentaron hacer creer que la dictadura salió del poder por los acuerdos políticos entre ambas coaliciones, desconociendo la enorme participación de la lucha popular, las protestas sociales, la resistencia armada a la tiranía y del tremendo significado y aporte que tiene el haber ejercido el derecho a la rebelión.

De allí entonces que sin el mínimo respeto a los miles de héroes anónimos, que entregaron su vida por la democracia y la libertad en nuestro país, han vendido el discurso, tanto la derecha como el conservadurismo concertacionista, que vincula al FPMR y a las demás fuerzas revolucionarias con el terrorismo. Manipulando el mismo esquema que antes utilizó la dictadura, calificándonos de “cáncer marxista, vende patria, violentistas y demases.

De esta manera se nos marginó de la vida política e incluso laboral, se nos persigue, llegando al extremo absurdo, en el cual los violadores de los derechos humanos gozan de una impunidad grosera y los que arriesgaron sus vidas en la clandestinidad por años luchando en contra de la tiranía, hoy son rechazados por quienes gozan de la democracia a la cual ayudamos a construir.

Pero la historia no olvida y tarde o temprano reivindica a los luchadores sociales dignos y que son parte del pueblo, por eso el FPMR está en la memoria colectiva, latente. Aún aparecen rayados como en tiempos de dictadura “gracias FPMR por existir” porque aun existe en el imaginario del pueblo trabajador.
Los ‘rodriguistas’ tomamos con orgullo el ejemplo de Allende y lo hicimos propio, quien a pesar de haber sido abandonado por sus pares políticos, ejerció junto a un puñado de hombres dignos el derecho a la rebelión en contra de los opresores y murió por ello. Inspirados en este ejemplo inmortal, no aceptamos la guerra unilateral que inventaron el tirano y sus cómplices civiles, nos rebelamos y por primera vez en nuestra historia patria, le disputamos el monopolio de las armas a quienes las utilizaron para cobardemente reprimir y asesinar a miles de chilenos. Fueron varias decenas de nuestros hermanos (as) los que murieron cobardemente torturados y asesinados, sin posibilidad de defenderse, héroes anónimos con los cuales la clase política esta en deuda, porque ellos también aportaron a esta media democracia en la que vivimos, pero democracia al fin. Y fueron cientos los chilenos y chilenas que bajo el cobijo del rodriguismo se desprendieron de todo para aportar, a riesgos de sus vidas, a la libertad de nuestro país.

También fuimos víctimas de nuestros propios errores, que seguramente en algún momento se deberán reconocer públicamente ante el mismo pueblo que nos vio nacer, con la misma transparencia que nos caracterizó siempre. Pero basta ya de tanta ambigüedad, que se reconozca a quienes luchamos en contra de una dictadura brutal.

Hasta cuando se le hace el juego a la derecha en el sentido que los marxistas y los Rodriguistas no merecemos vivir en nuestra patria. Hasta cuando se nos niega el derecho a soñar con un país distinto al que hoy vivimos, plagado de desigualdades y abusos para la mayoría de la población. La derecha persigue al marxismo al igual que el conservadurismo de izquierda, la razón, porque es una teoría de la realidad social, es una crítica a un modelo de sociedad y a un modo de producción económica abusivo, generador de profundas desigualdades. Una teoría que se plasma en una práctica, en una acción política revolucionaria orientada a transformar las estructuras económicas, políticas y sociales.

Creo que hoy es más válido que nunca lo planteado por Marx en el sentido de que «Los filósofos hasta ahora se han limitado a interpretar, de muy diversas formas, el mundo; pero lo que importa ahora es transformarlo».

Es este sistema social y económico que desborda comportamientos tan insolentes impuestos a los seres humanos, que produce junto a una riqueza obscena una pobreza en masa, lo que inevitablemente hace resurgir siempre temas y pensamientos de crítica social y radical.

Para dolor de la derecha fanática que no cree ni sabe vivir en la diversidad, es la sociedad clasista y desigual que ellos construyeron, la que mantiene vivo al marxismo.

Con este artículo rindo un homenaje a dos héroes del pueblo, Víctor Jara e Isidoro Carrillo, asesinados en septiembre de 1973.

◆ El que busca, encuentra...

Not@s sobre Marx, marxismo, socialismo y la Revolución 2.0

— Notas notables
Moishe Postone: Il compito della teoria critica oggi: Ripensare la critica del capitalismo e dei suoi futuri — Blackblog Franco Senia
Pierre-Yves Quiviger: Marx ou l'élimination des inégalités par la révolution — Le Point
Hernán Ouviña: Indigenizar el marxismo — La Tinta
Emmanuel Laurentin: Les historiens américains et Karl Marx — France Culture
Adèle Van Reeth: Le Capital de Karl Marx: La fabrique de la plus-value — France Culture
Manuel Martínez Llaneza: Reproches a Marx acerca de El Capital (Bajo la égida de Friedrich Engels) — Rebelión.es
Victoria Herrera: Marx y la historia — Buzos
Alejandro F. Gutiérrez Carmona: La vigencia del pensamiento marxista — Alianza Tex
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Mauricio Mejía: Karl Marx, el poeta de la mercancía — El Financiero
Emmanuel Laurentin: Karl Marx à Paris: 1843-1845 — France Culture
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialis — Marx desde Cero
Evald Vasiliévich Iliénkov: La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx — Templando el Acero
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: entre Epicure et Hegel - I — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: combat pour la démocratie - II — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: de la critique de Hegel à la critique de la société - III — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: charges critiques avec F. Engels - IV — Mediapart
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox

— Notas y comentarios sobre El Capital
António Ferraz: Os 150 anos do livro ‘O Capital’, de Karl Marx — Correio do Minho
Horacio Tarcus: Traductores y editores de la “Biblia del Proletariado” - Parte I & Parte II — Memoria
Emmanuel Laurentin: Le Capital, toujours utile pour penser la question économique et sociale? — France Culture
J.M. González Lara: 150 años de El Capital — Vanguardia
Roberto Giardina: Il Capitale di Marx ha 150 anni — Italia Oggi
Alejandro Cifuentes: El Capital de Marx en el siglo XXI — Voz
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital, de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Mario Robles Roberto Escorcia Romo: Algunas reflexiones sobre la vigencia e importancia del Tomo I de El Capital — Memoria
Antoni Puig Solé: El Capital de Marx celebra su 150° aniversario — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge
Jérôme Skalski: Lire Le Capital, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Notas y reportajes de actualidad
María Gómez De Montis: El Manifiesto Comunista nació en la Grand Place — Erasmus en Flandes
Michel Husson: Marx, un économiste du XIXe siècle? A propos de la biographie de Jonathan Sperber — A L’Encontre
Homenaje a Wenceslao Roces, traductor de Marx — Club de Traductores de Buenos Aires
César Rendueles: Todos los Marx que hay en Marx — El País
Alice Pairo: Karl Marx, Dubaï et House of cards: la Session de rattrapage — France Culture
Sebastián Raza: Marxismo cultural: una teoría conspirativa de la derecha — La República
Samuel Jaramillo: De nuevo Marx, pero un Marx Nuevo — Universidad Externado de Colombia
Sergio Abraham Méndez Moissen: Karl Marx: El capítulo XXIV de El Capital y el “descubrimiento” de América — La Izquierda Diario
Alessandro Cardinale: Wolfgang Fritz Haug, la Neue Marx-Lektüre e la «Prasseologia» — Materialismo Storico
Joseph Daher: El marxismo, la primavera árabe y el fundamentalismo islámico — Viento Sur
Francisco Jaime: Marxismo: ¿salvación a través de la revolución? — El Siglo de Torreón
Pourquoi Karl Marx revient-il à la mode? — Radio Télévision Belge
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Guido Fernández Parmo: El día que Marx vio The Matrix — Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Cest: Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
Marc Sala: El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español

— Entrevistas
David McNally & Sue Ferguson: “Social Reproduction Beyond Intersectionality: An Interview” — Marxismo Crítico
Gustavo Hernández Sánchez: “Edward Palmer Thompson es un autor que sí supo dar un giro copernicano a los estudios marxistas” — Rebelión
Alberto Maldonado: Michael Heinrich en Bogotá: El Capital de Marx es el misil más terrible lanzado contra la burguesía — Palabras al Margen
Leonardo Cazes: En memoria de Itsván Mészáros — Rebelión (Publicada en O Globo)
Entrevista con István Mészáros realizada por la revista persa Naghd’ (Kritik), el 02-06-1998: “Para ir Más allá del Capital” — Marxismo Crítico
Rosa Nassif: “El Che no fue solo un hombre de acción sino un gran teórico marxista” Agencia de Informaciones Mercosur AIM
Entrevista a Juan Geymonat: Por un marxismo sin citas a Marx — Hemisferio Izquierdo
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Salvador López Arnal: Entrevista a Gustavo Hernández Sánchez sobre "La tradición marxista y la encrucijada postmoderna" — Rebelión
Jorge L. Acanda: "Hace falta una lectura de Marx que hunda raíces en las fuentes originarias del pensamiento de Marx" — La Linea de Fuego

— Notas sobre Lenin y el centenario de la Revolución de Octubre
Gilberto López y Rivas: La revolución socialista de 1917 y la cuestión nacional y colonial — La Jornada
Toni Negri: Lenin: Dalla teoria alla pratica — Euronomade
Entretien avec Tariq Ali: L’héritage de Vladimir Lénine — Contretemps
Michael Löwy: De la Revolución de Octubre al Ecocomunismo del Siglo XXI — Herramienta
Serge Halimi: Il secolo di Lenin — Rifondazione Comunista
Víctor Arrogante: La Gran Revolución de octubre — El Plural
Luis Bilbao: El mundo a un siglo de la Revolución de Octubre — Rebelión
Samir Amin: La Revolución de Octubre cien años después — El Viejo Topo
Ester Kandel: El centenario de la Revolución de octubre — Kaos en la Red
Daniel Gaido: Come fare la rivoluzione senza prendere il potere...a luglio — PalermoGrad
Eugenio del Río: Repensando la experiencia soviética — Ctxt
Pablo Stancanelli: Presentación el Atlas de la Revolución rusa - Pan, paz, tierra... libertad — Le Monde Diplomatique
Edmund Wilson: Revolução Russa: O marxismo chega à Rússia e Lenin faz a Revolução — Estadão
Gabriel Quirici: La Revolución Rusa desafió a la izquierda, al marxismo y al capitalismo [Audio] — Del Sol

— Notas sobre la película “El joven Karl Marx”, del cineasta haitiano Raoul Peck
Eduardo Mackenzie:"Le jeune Karl Marx ", le film le plus récent du réalisateur Raoul Peck vient de sortir en France — Dreuz
Minou Petrovski: Pourquoi Raoul Peck, cinéaste haïtien, s’intéresse-t-il à la jeunesse de Karl Marx en 2017? — HuffPost
Antônio Lima Jûnior: [Resenha] O jovem Karl Marx – Raoul Peck (2017) — Fundaçâo Dinarco Reis
La película "El joven Karl Marx" llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Boris Lefebvre: "Le jeune Karl Marx": de la rencontre avec Engels au Manifeste — Révolution Pernamente

— Notas sobre el maestro István Mészáros, recientemente fallecido
Matteo Bifone: Oltre Il Capitale. Verso una teoria della transizione, a cura di R. Mapelli — Materialismo Storico
Gabriel Vargas Lozano, Hillel Ticktin: István Mészáros: pensar la alienación y la crisis del capitalismo — SinPermiso
Carmen Bohórquez: István Mészáros, ahora y siempre — Red 58
István Mészáros: Reflexiones sobre la Nueva Internacional — Rebelión
Ricardo Antunes: Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros — Herramienta
Francisco Farina: Hasta la Victoria: István Mészáros — Marcha
István Mészáros in memoriam : Capitalism and Ecological Destruction — Climate & Capitalism.us