"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

31/8/13

La truculencia con el neoterrorismo de Obama y el retorno de Marx

✆ Etten Carvallo
Joaquín López Mujica  |  ¿Podemos pensar que el “alivio planetario” o global que significó la victoria de Obama, es comparable a ese pequeño sorbo de agua que se le proporciona a un navegante luego de un severo naufragio? Ese pueblo norteamericano que es el hijo permanente de la guerra y hostilidad hacia otros países; que subsiste en una economía desigual construida por una opulencia nacida del sometimiento a otras regiones; instaurada en una escala de valores de odio, violencia y la tragedia, sabe que la paz no es el laberinto de la agresión sionista.

¿Cómo construir el camino de paz? Ha habido un historia cruenta: devastadas las poblaciones originarias; el latifundio que estranguló a México, la condena a las tempranas emancipaciones de Cuba y Haití, las tantas invasiones en América y el Caribe, el insólito y absurdo bloqueo a Cuba, las conspiraciones y la hipoteca a las conciencias de miles de intelectuales y periodistas.

Nuevamente la falacia de la existencia de un ataque con armas químicas invade con descaro la historia contemporánea. ¿Contra su propio pueblo? ¿Quiénes creerán eso?, solo fingiendo en la existencia de un ataque químico del Gobierno sirio contra el pueblo, simulando una mentira más –como cuando Iraq- de la maquinaria mediática de Wasington, Londres y París, países que corean otra guerra, ya que el marketing de la masacre entre pueblos se les cae. Somos de los que creemos que se trata de un globo de ensayo: una agresividad socialmente expuesta. Todo para precipitar las respuestas de Rusia e Irán, que son alianzas que tiene Siria y que dificultan el ataque.

Entre tanto hay pruebas de montaje, confesiones de un alto funcionario; es público y notorio el consentimiento de Siria para permitir que los inspectores de la ONU inspeccionen la zona; presentación de fotos vía satélite con disparos desde la zona de los rebeldes. China, Rusia y el Papa desde el Vaticano plantean una reunión urgente con Obama, e Irán –con su paciencia contenida-trata de persuadir al neoterrorismo de USA, Francia e Inglaterra.

En fin, ¿cuántas veces ha sido violado el suelo terráqueo y jurídico de los pueblos? Con todo eso y con su desproporcionada riqueza aun en los emporios económicos ya comienza a aflorar la vergüenza. Quizas porque en el mundo de hoy, se nos muestra con mayor eficiencia y visibilidad el escenario atroz de las nuevas formas de enajenación, tanto en el cuerpo social, el espacio individual, la estructura jurídico-política, la superestructura cultural, el espacio mediático y virtual, es por esas razones y otras, que pueda resultar interesante evaluar la potencialidad de la concepción materialista de la historia frente a lo que sería una fase terminal del capitalismo que vive Obama y que fue enfocada por Hugo Chávez como la raíz de los males: el neoliberalismo.

Si partimos de los datos empíricos, el alto y creciente indice de pobreza ; desempleo mundial, el descalabro socio-económico; resulta hasta alarmante que sean los países altamente industrializados, donde se muestran claramente las anomalías del neoliberalismo. Pero, algo más grave, es que ha ocurrido una barbarie, el fenómeno impune, por el hecho de que el poder financiero global logró casi derrumbar el Estado Social –europeo –aquella lejana tierra de la ilustración- “al socializar” las pérdidas de los bancos, trasladando insólitamente al ciudadano común, el peso de sus acreencias, estructuradas en base a la desregulación, los negocios fraudulentos, las burbujas inmobiliarias, el reflujo de capitales electrónicos errantes en la autopista de la información, vulnerando a los ciudadanos. Los llamados rescates, anunciados día a día en los noticieros mundiales, en el capitalismo tardío, han sido un largo filme de truculencias y atentados a la soberania del Estado-nación.
Una deuda que es de los bancos, en complicidad con las democracias corruptas, un corpus jurídico justificador del neoliberalismo, disparó a Grecia, Portugal, España e Italia. Se trasladó a los ciudadanos, una inaudita bomba mata-gente, tiene su raiz en el Tratado de Lisboa, un marco regulatorio que constitucionalmente –paradójica y contradictoriamente sin proceso constituyente- convirtió al neoliberalismo en la religion absoluta e irrefutable. La tragedia histórica –como se refiere el camarada Presidente Maduro- es el epicentro de los niveles de barbarie alcanzados en Europa –en España, sobre todo- allí se han suicidado tres ancianos promedio por mes, ante el inminente desalojo de sus viviendas.

Si una teoría social como la marxista –adaptada a los tiempos presentes- puede develar y dar cuenta de estas afectaciones del cuerpo social global, por ello resultó oportuna y comprensible, la convocatoria que hizo el Comandante Supremo Hugo Chávez, en aquella reunión multitudinaria, en pleno Foro Mundial de Sao Paulo, al proclamar el Socialismo –que denominó del Siglo XXI- .Esta directriz más que bienvenida, es figura antagónica de lo establecido. Hoy es tarea de multitudes y en nuestro contexto del intelectual orgánico, o militante revolucionario, o científico social con práctica de compromiso; es expandir la identidad parcial ante el objeto que estudia, y proceder al análisis de las facetas de esa degeneración, y mostrar en su praxis, su naturaleza e interioridad. La teoría marxista logra precisar la estructura de ese todo de lo político, social, económico, cultural y mediático por ello el eterno retorno a Marx.

En dos zonas bibliográficas encontramos importantes postulados metodológicos. Uno: en su obra máxima El Capital, allí activa como premisa fundamental: el trabajo –reivindicado por el presidente Maduro- como la mediación inicial del hombre con la naturaleza, la cual le atribuye ser fuente creadora universal, que en el devenir del tiempo de trabajo productivo, supone un progreso lineal de las condiciones sociales y sus representaciones ideológico-culturales y simbólicas.

Un segundo postulado, a la altura de su famoso Prólogo a la Contribución de la Economía Política donde se figura al hombre –entendido como ser genérico- que se relaciona con los otros hombres e interactúa en la producción social de la base de la sociedad, en la cotidianidad de las relaciones, que son de producción, autónomas y heterónomas, voluntarias e involuntarias, naturales e históricas, cambiantes en el desarrollo del tiempo y que están circunscritas a una etapa del desarrollo de la humanidad.

Una situación revolucionaria, deviene inmediatamente con una crisis del capitalismo global como es la actual, es la culminación de un proceso, descrita en su perfil como antagonismos de clase, si cambia la base económica, según Marx, entonces cambia la sociedad, ello como periodización, ha ocurrido constantemente en las diferentes etapas de la humanidad : esclavismo, feudalismo, capitalismo.

Lo cierto es que el debate contemporáneo focaliza los nuevos agentes históricos y de cambio, más allá del clásico choque entre dos clases ; se manifiestan en determinadas prácticas en el hecho cotidiano, como alguna vez expresaron Gramsci, Althusser o Foucault al sobrevalorar prácticas intelectuales, culturales, sexuales, creativas o raciales, etc. La grave situación que vive en este momento Europa y Estados Unidos, situación inimaginable en otras ocasiones, que parte del hecho de la conmoción polivalente y policlasista que aqueja a una multitud indeferenciada de profesionales; estudiantes, artistas, obreros, exemprendedores, exempresarios al verse inesperadamente sin futuro.

La rebelión de los indignados y el movimiento 99%, por ejemplo, hizo resucitar las teorías del bloque histórico de Gramsci. Esos grupos, a pesar de no tener líder visible, han hecho renacer a la política y lo contestatario, se trasmite de generación en generación, en el tiempo de la instantaneidad cibernética, las redes sociales e Internet.

La valoración del movimiento de los indignados supone la restauración del ciudadano, hoy sometido a la desconstrucción del Estado Social –la restauración de sus condiciones objetivas, como expresaría la teoría marxista del trabajo- ajenos a la inclusión social, inequidad y falta de oportunidades- podrían constituirse en un acontecimiento vital para la historia de la humanidad, y no una mera versión utilitarista como han querido expresar sus detractores.

Marx hoy enfrenta a Obama en combate perpetuo. En su teoría como un momento de la praxis, levantó el reclamo como condición fundamental de toda historia, de la eliminación de la explotación del hombre por el hombre, la producción de la vida material; creación de un instrumental tecnológico; para así cubrir la necesidad básica y más allá impulsar el ritmo regular de la reproducción y la capacidad para que los hombres y mujeres vivamos felices en sociedad.

◆ El que busca, encuentra...

Not@s sobre Marx, Engels y el marxismo

— Notas sobre los 150 años de la primera edición de El Capital
António Ferraz: Os 150 anos do livro ‘O Capital’, de Karl Marx — Correio do Minho
Horacio Tarcus: Traductores y editores de la “Biblia del Proletariado” - Parte I & Parte II — Memoria
Emmanuel Laurentin: Le Capital, toujours utile pour penser la question économique et sociale? — France Culture
J.M. González Lara: 150 años de El Capital — Vanguardia
Roberto Giardina: Il Capitale di Marx ha 150 anni — Italia Oggi
Alejandro Cifuentes: El Capital de Marx en el siglo XXI — Voz
Marcela Gutiérrez Bobadilla: El Capital, de Karl Marx, celebra 150 años de su edición en Londres — Notimex
Mario Robles Roberto Escorcia Romo: Algunas reflexiones sobre la vigencia e importancia del Tomo I de El Capital — Memoria
Antoni Puig Solé: El Capital de Marx celebra su 150° aniversaria — Lo que Somos
Jorge Vilches: El Capital: el libro de nunca acabar — La Razón
Carla de Mello: A 150 años de El Capital, la monumental obra de Karl Marx — Juventud Socialista del Uruguay
Rodolfo Bueno: El Capital cumple 150 años — Rebelión
Diego Guerrero: El Capital de Marx y el capitalismo actual: 150 años más cerca — Público
José Sarrión Andaluz & Salvador López Arnal: Primera edición de El Capital de Karl Marx, la obra de una vida — Rebelión
Sebastián Zarricueta: El Capital de Karl Marx: 150 años — 80°
Marcello Musto: La durezza del 'Capitale' — Il Manifesto
Esteban Mercatante: El valor de El Capital de Karl Marx en el siglo XXI — Izquierda Diario
Michael Roberts: La desigualdad a 150 años de El Capital de Karl Marx — Izquierda Diario
Ricardo Bada: El Capital en sus 150 años — Nexos
Christoph Driessen: ¿Tenía Marx razón? Se cumplen 150 años de edición de El Capital — El Mundo
Juan Losa: La profecía de Marx cumple 150 años — Público
John Saldarriaga: El Capital, 150 años en el estante — El Colombiano
Katia Schaer: Il y a 150 ans, Karl Marx publiait ‘Le Capital’, écrit majeur du 20e siècle — RTS Culture
Manuel Bello Hernández: El Capital de Karl Marx, cumple 150 años de su primera edición — NotiMex
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge
Jérôme Skalski: Lire Le Capital, un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité

— Notas notables
Pierre-Yves Quiviger: Marx ou l'élimination des inégalités par la révolution — Le Point
Hernán Ouviña: Indigenizar el marxismo — La Tinta
Emmanuel Laurentin: Les historiens américains et Karl Marx — France Culture
Adèle Van Reeth: Le Capital de Karl Marx: La fabrique de la plus-value — France Culture
Manuel Martínez Llaneza: Reproches a Marx acerca de El Capital (Bajo la égida de Friedrich Engels) — Rebelión.es
Victoria Herrera: Marx y la historia — Buzos
Alejandro F. Gutiérrez Carmona: La vigencia del pensamiento marxista — Alianza Tex
Víctor Arrogante: El Capital y las aspiraciones de la clase trabajadora — Nueva Tribuna
Mauricio Mejía: Karl Marx, el poeta de la mercancía — El Financiero
Emmanuel Laurentin: Karl Marx à Paris: 1843-1845 — France Culture
Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: La teoría marxista del Che Guevara — Bohemia
Aldo Casas: El marxismo como herramienta para la lucha — La necesidad de la formación en la militancia — La Tinta
Héctor Salazar: Marx, dos aspectos fundamentales en su desarrollo: dialéctica y tránsito del idealismo al materialis — Marx desde Cero
Evald Vasiliévich Iliénkov: La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en El Capital de Marx — Templando el Acero
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: entre Epicure et Hegel - I — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: combat pour la démocratie - II — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: de la critique de Hegel à la critique de la société - III — Mediapart
Vincent Présumey: 1837-1848: Suivi des écrits de Karl Marx: charges critiques avec F. Engels - IV — Mediapart
Roman Rosdolky: Marx ésotérique et Marx exotérique — Palim Psao
Lepotier: Marx, Marxisme, Cui bono? — Bella Ciao
Andrea Vitale: La critica di Pareto a Marx: una abborracciatura — Operai e Teoria
Annelie Buntenbach: Marx provides us with a glimpse behind the scenes of capitalism — Marx 200
Antoni Puig Solé: La Ley del Valor y la ecología en Marx — Lo que somos
Vladimiro Giacché: Note sui significati di "Libertà" nei Lineamenti di Filosofia del Diritto di Hegel — Il Comunista
Salvador López Arnal: Manuel Sacristán (1925-1985) como renovador de las tradiciones emancipatorias — Rebelión
Paúl Ravelo Cabrera: Marx, Derrida, el Gesto Político y la supercapitalización mundial — Scribb
Dino Greco: In difesa del marxismo — Sollevazione
Alberto Quiñónez: Arte, praxis y materialismo histórico — Rebelión
Sebastiano Isaia: Il Capitale secondo Vilfredo Pareto — Nostromo
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo — Rebelión
John Bellamy Foster: Marx y la fractura en el metabolismo universal de la naturaleza — Scribb
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx — Scribb
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox

— Notas de actualidad
Michel Husson: Marx, un économiste du XIXe siècle? A propos de la biographie de Jonathan Sperber — A L’Encontre
César Rendueles: Todos los Marx que hay en Marx — El País
Alice Pairo: Karl Marx, Dubaï et House of cards: la Session de rattrapage — France Culture
Sebastián Raza: Marxismo cultural: una teoría conspirativa de la derecha — La República
Samuel Jaramillo: De nuevo Marx, pero un Marx Nuevo — Universidad Externado de Colombia
Gabriel Quirici: La Revolución Rusa desafió a la izquierda, al marxismo y al capitalismo [Audio] — Del Sol
Sergio Abraham Méndez Moissen: Karl Marx: El capítulo XXIV de El Capital y el “descubrimiento” de América — La Izquierda Diario
Alessandro Cardinale: Wolfgang Fritz Haug, la Neue Marx-Lektüre e la «Prasseologia» — Materialismo Storico
Joseph Daher: El marxismo, la primavera árabe y el fundamentalismo islámico — Viento Sur
Francisco Jaime: Marxismo: ¿salvación a través de la revolución? — El Siglo de Torreón
Pourquoi Karl Marx revient-il à la mode? — Radio Télévision Belge
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
Guido Fernández Parmo: El día que Marx vio The Matrix — Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires
Presidente chino Xi Jinping pide profundo entendimiento de marxismo — Xinhua
Petits faits et grandes idées: Karl Marx, vie quotidienne — Le Monde
Beatrice Debiasi: Il robot decreterà la fine delle dottrine di Marx? — Secolo Trentino
Cest: Karl Marx y sus "Cuadernos de París" toman vida con ilustraciones de Maguma — El Periódico
Leopoldo Moscoso: 'Das Kapital': reloading... — Público
Laura "Xiwe" Santillan: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo — La Izquierda Diario
Milliere Guy: Le fascisme de gauche gagne du terrain — Les 4 Vérités
Nelson Fernández: Los hijos uruguayos de Adam Smith y Karl Marx — El Observador
José de María Romero Barea: Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida — Revista de Letras
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
Marc Sala: El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español

— Entrevistas
Alberto Maldonado: Michael Heinrich en Bogotá: El Capital de Marx es el misil más terrible lanzado contra la burguesía — Palabras al Margen
Leonardo Cazes: En memoria de Itsván Mészáros — Rebelión (Publicada en O Globo)
Entrevista con István Mészáros realizada por la revista persa Naghd’ (Kritik), el 02-06-1998: “Para ir Más allá del Capital” — Marxismo Crítico
Rosa Nassif: “El Che no fue solo un hombre de acción sino un gran teórico marxista” Agencia de Informaciones Mercosur AIM
Entrevista a Juan Geymonat: Por un marxismo sin citas a Marx — Hemisferio Izquierdo
Juliana Gonçalves: "El Capital no es una biblia ni un libro de recetas", dice José Paulo Netto [Português ] — Brasil de Fato
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Alejandro Katz & Mariano Schuster: Marx ha vuelto: 150 años de El Capital. Entrevista a Horacio Tarcus — La Vanguardia
Salvador López Arnal: Entrevista a Gustavo Hernández Sánchez sobre "La tradición marxista y la encrucijada postmoderna" — Rebelión
Jorge L. Acanda: "Hace falta una lectura de Marx que hunda raíces en las fuentes originarias del pensamiento de Marx" — La Linea de Fuego

— Notas sobre la película “El joven Karl Marx”, del cineasta haitiano Raoul Peck
Eduardo Mackenzie:"Le jeune Karl Marx ", le film le plus récent du réalisateur Raoul Peck vient de sortir en France — Dreuz
Minou Petrovski: Pourquoi Raoul Peck, cinéaste haïtien, s’intéresse-t-il à la jeunesse de Karl Marx en 2017? — HuffPost
Antônio Lima Jûnior: [Resenha] O jovem Karl Marx – Raoul Peck (2017) — Fundaçâo Dinarco Reis
Eduardo Mackenzie: El joven Karl Marx — Debetae.
La película "El joven Karl Marx" llegará a los cines en el 2017 — Amistad Hispano-Soviética
Boris Lefebvre: "Le jeune Karl Marx": de la rencontre avec Engels au Manifeste — Révolution Pernamente
: "Le jeune Karl Marx", révolution et académisme — Le Suricate.
Annie Coppermann: "Le jeune Marx": La genèse du "Capital" — Les Echos
Patrice Cailleba: "Le jeune Karl Marx" et la longue genèse du "Capital" — The Conversation
Olibier Barlet: "Le jeune Karl Marx", de Raoul Peck — Africultures

— Notas sobre el maestro István Mészáros
Matteo Bifone: Oltre Il Capitale. Verso una teoria della transizione, a cura di R. Mapelli — Materialismo Storico
Gabriel Vargas Lozano, Hillel Ticktin, István Mészáros: István Mészáros: pensar la alienación y la crisis del capitalismo — SinPermiso
Carmen Bohórquez: István Mészáros, ahora y siempre — Red 58
István Mészáros: Reflexiones sobre la Nueva Internacional — Rebelión
Ricardo Antunes: Sobre "Más allá del capital", de István Mészáros — Herramienta
Francisco Farina: Hasta la Victoria: István Mészáros — Marcha
István Mészáros in memoriam : Capitalism and Ecological Destruction — Climate & Capitalism.us