"No hay porvenir sin Marx. Sin la memoria y sin la herencia de Marx: en todo caso de un cierto Marx: de su genio, de al menos uno de sus espíritus. Pues ésta será nuestra hipótesis o más bien nuestra toma de partido: hay más de uno, debe haber más de uno." — Jacques Derrida

2/8/17

Vivir de Carlos Marx

Karl Marx ✆ ©  A.d.
Luis Oswaldo Dovale Prado

El pasado 25 de julio, se cumplieron 150 años de la primera edición en idioma alemán del libro I de la obra cumbre de Carlos Marx: "El Capital". En su prólogo, traducido al español por Wenceslao Roces en 1946 y publicado por el Fondo de Cultura Económica en 1977 en Bogotá, Colombia, el propio autor revela que ese primer volumen "...constituye la continuación de mi libro Contribución a la crítica de la economía política, publicado en 1859. El largo intervalo que separa el comienzo de esta obra y su continuación fue debido a una larga enfermedad que vino a interrumpir continuamente mi labor", y agrega que en ella se proponía estudiar "...el régimen capitalista de producción y las relaciones de producción y circulación que a él corresponden". Asimismo, en su explicación del por qué el contenido de su indagación despertó los más enconados odios de los explotadores, refiere: "En economía política, la libre investigación científica tiene que luchar con enemigos que otras ciencias no conocen. El carácter especial de la materia investigada levanta contra ella las pasiones más violentas, más mezquinas y más repugnantes que anidan en el pecho humano: las furias del interés privado". De igual manera, resume los grandes apartados y distribución temática que había concebido para su estudio: "El tomo II (...) tratará del proceso de circulación del Capital (libro II) y de las modalidades del proceso visto en conjunto(libro III); en el volumen tercero y último (libro IV) se expondrá la historia de la teoría".

Ahora bien, lo cierto es que para este gran pensador y luchador del proletariado, la coronación de sus descubrimientos en el campo de la economía y la filosofía, nunca estuvieron trazados por rumbos expeditos y sin sobresaltos. De hecho, él mismo hace esa advertencia en comunicación que el 18 de marzo de 1872 dirige desde Londres a Maurice Lachatre, en donde, al aprobar la traducción al francés de "El Capital" por entregas, le dice: "En la ciencia no hay calzadas reales, y quien aspire remontar sus luminosas cumbres, tiene que estar dispuesto a escalar la montaña por senderos escabrosos".

Esa profunda convicción de que “las cosas no son tan simples como aparentan ser, por que si así fueran, la ciencia no tendría razón de ser”, la convierte en una práctica de vida, tal como lo revela Pablo Lafargue, en su libro "Recuerdos sobre Marx": 
"A pesar de que solía acostarse muy tarde, ya entre las ocho y nueve de la mañana se hallaba en pie siempre; después de beber su taza de café negro, repasaba los periódicos y a continuación se dirigía a su habitación de trabajo donde se pasaba hasta las dos y las tres de la madrugada...En su juventud era frecuente en él quedarse trabajando toda la noche. El trabajo se convirtió en una verdadera pasión para Marx y tanto le absorbía que muy a menudo se olvidaba de comer..."
Por otra parte, ni las duras condiciones económicas en las que debió asumir su trabajo revolucionario y sus incansables investigaciones, ni su problemas de salud, lo detuvieron en su objetivo de develar "...la teoría del nacimiento y circulación del Capital, así como de su función como factor en el proceso entero de los bienes económicos". Los muchos momentos de restricciones materiales adversos por los que atravesó junto a su familia, los revelan las muchas correspondencias cruzadas con su camarada Federico Engels y otros amigos.

Al respecto, el 15 de marzo de 1862, Marx escribe a Engels: "...No avanzo lo que debiera en mi libro, pues el trabajo se ve interrumpido, mejor dicho, suspendido semanas enteras por los trastornos domésticos. Jennita no se encuentra, ni mucho menos, todo lo bien que debiera". Luego, en julio del mismo año, en otro escrito le comenta: "...Por lo demás, ahora trabajo de lleno, y es curioso que mi cerebro, a pesar de toda esta miseria que me rodea, funcione mejor que en años anteriores..."

En otra oportunidad, en 1867, después de terminar el primer tomo de "El Capital", contesta una carta a S. Meyer y le confiesa: 
"Pues bien, no le he respondido a usted porque durante todo este tiempo he estado al borde de la tumba. he tenido, pues, que aprovechar cada momento en que estaba en condiciones de trabajar, para terminar mi obra, a la cual he sacrificado mi salud, la felicidad de la vida y la familia..."
El día 17 de Marzo de 1883, durante las exequias fúnebres de Carlos Marx, su inseparable amigo Federico Engels dijo: “El 14 de Marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, el más grande pensador de nuestros días dejó de pensar (...) Es inestimable la pérdida para el proletariado militante de Europa y América y para la ciencia histórica. El vacío creado por la ausencia de este portentoso espíritu pronto se dejará sentir (...) Su nombre perdurará en el tiempo y con él su obra”. De manera que, sin lugar a dudas, fue Marx el más destacado de todos los hombres que se han enfrentado al sistema del Capital y con el conocimiento profundo de su proceso de formación y funcionamiento.

Ahora bien, después de la aparición de “El Capital” y de la muerte de su autor, muchas han sido las ediciones que han visto la luz pública y en distintos idiomas. Para no pocas casas editoriales, las ganancias percibidas por ese concepto, paradojicamente, reportan cifras fabulosas. Bastaría sólo consultar fuentes de internet para comprobar la cantidad de ofertas que aparecen copando espacios de la publicidad comercial con la obra de Marx. En uno de esos portales Web, se anuncia: 
“Una peculiar primera edición de la obra “El Capital”, de Karl Marx (...) que lleva la firma del autor y fue regalada en su día a su amigo Johann Eccarius, será subastada por la casa de subasta Bonham de Londres (...) La pieza tiene un precio estimado de salida de entre $115.000 y $173.000 y será vendida en una jornada dedicada a libros y manuscritos”.
 Igualmente, otra referencia virtual, señala que un empresario alemán editor de libros, estimó que “Desde 1946 a esta parte, en ese país se han impreso alrededor de un millón de ejemplares”.

En consecuencia, mientras las investigaciones de Marx partían del estudio de la mercancía y desde allí descubría todo el engranaje funcional de la explotación capitalista, sus aportes teóricos-conceptuales, económicos, políticos, filosóficos e históricos, eran, en buena medida, también vueltos una mercancía como cualquier otra.

Por consiguiente, estemos o no de acuerdo con esa reflexión, lo cierto es que bastaría sólo revisar con atención lo que últimamente viene sucediendo sobre este asunto en el propio medio intelectual y político venezolano y, sobre todo, después que la propuesta de construir un Estado socialista se popularizara en el país en estos últimos años. Desde entonces y hasta hoy, algunos intelectuales (políticos o académicos), se han dedicado a la enseñanza del marxismo, con o sin su conocimiento, volviendo esa práctica un negocio y una vulgar manera de vivir de Marx.

No obstante, una cosa es vivir luchando por lograr la realización del legado teórico, conceptual y revolucionario de Carlos Marx y en favor de los trabajadores que se enfrentan al sistema del Capital, y otra distinta es convertirlo en una mercancía más que reporta igualmente plusvalía a los ingresos, fijos o adicionales, de quienes ponen precios a sus lecciones que tienen el sello del cínico argumento de garantizar la pureza en la formación de conciencia de clase de los oprimidos.

Sin dudas, el capitalismo es una especie de virus que contagia todo lo que se forma en su vientre y por tanto no tiene nada de extraño que estas cosas ocurran en nuestro mundo, a pesar que el pensador judío alemán de Tréveris, titular de esa magna obra “El Capital”, en nota a Engels, el 21 de Enero de 1859, le expresara: “Nadie ha escrito tanto sobre el dinero teniendo tan poco”.
http://www.rebelion.org/ 

Notas sobre Marx, Engels y el marxismo

Karl Marx & Friedrich Engels: 1. Crítica del Programa de Erfurt y 2. Crítica del Programa de Gotha Scribb
Josefina L. Martínez: Feminismo & Socialismo marxista - Eleanor Marx, la cuestión de la mujer y el socialismo Rebelión
Il “Capitale” di Marx, ricerca storica a 150 anni dalla pubblicazione del Volume I — Bergamo News
Entretien avec Michael Heinrich: Débat. “Le Capital”: un travail colossal “pour percer un système complet de fausses perceptions” — A l’encontre
José Manuel Bermudo Ávila: Concepto de Praxis en el joven Marx Scribb
Entrevista a Michael Heinrich: El Capital: una obra colosal “para desenmascarar un sistema completo de falsas percepciones” — Viento Sur
Robin Clapp: El Capital de Marx cumple 150 años: un análisis y una crítica inigualables del capitalismo, relevante todavía hoy — Werken Rojo
A 150 años de la primera edición de "El Capital": Una obra que trascendió a su época — La Arena
La dialéctica de lo abstracto y lo concreto en "El Capital" de Marx de Evald Vasiliévich Iliénkov — Templando el Acero
Francesc Torralba: "Todo lo sólido se desvanece en el aire" - ¿Y si Marx tuviera razón? — Vida Nueva
Michel Husson: Marx, Piketty et Aghion sur la productivité — A l’encontre
El “Dragón Rojo”, en Manchester: Cierran el histórico pub donde Marx y Engels charlaban "entre copa y copa" — BigNews Tonight
El capitalismo se come al bar donde Marx y Engels debatían sobre comunismo — El Español
Carta de Karl Marx al rabino Baruch Levi — Metapedia (Publicada en la "Revue de Paris" el 01-06-1928)
Tony Blair confiesa haber "tanteado el marxismo" — Sputnik
“Karl Marx le Retour” de Howard Zinn — Le Repúblicain Lorrain
Engels y la independencia política de los trabajadores — Marxist Internet Archive
Ante el fallecimiento de Friedrich Engels — OM Radio
Conmemoramos la vida del camarada Engels — Abayarde Rojo.
Hassan Pérez Casabona: Federico Engels, titán de las ideas — Trabajadores
Cinco aportes de Engels a 122 años de su muerte — Zócalo
Shameel Thahir Silva: Pensando en el nuevo partido de las FARC-EP y su marxismo-leninismo — Rebelión
Vingtras: "Les ingénieurs de l'avenir lumineux" — Mediapart
Carlos Oliva Mendoza: Adolfo Sánchez Vázquez: ¿marxismo radical o crítica romántica? — InfoLibre
Francisco Cabrillo: Cómo Marx cambió el curso de la historia — Expansión
Bernardo Coronel: ¿El marxismo es una ciencia? — La Haine
Sylvain Rakotoarison: Le capitalisme selon Karl Marx — Agora Vox
"Das Kapital", une oeuvre décisive de déconstruction du système de production, d'échange et d'exploitation capitaliste — Le Chiffon Rouge
Ismaël Dupont: Marx et Engels: les vies extravagantes et chagrines des deux théoriciens du communisme! — Le Chiffon Rouge Morlai
Mónica Zas Marcos: Rosa Luxemburgo, el águila de la izquierda que callaron con una bala — El Diario
Karl Marx & Friedrich Engels: Cartas sobre las ciencias de la naturaleza y las matemáticas — Scribb
La tarjeta de crédito de Karl Marx — Perspectivas
Mordraal: Quelques idées reçues sur Marx — Mediapart
Karl Marx et notre Etat profond français de souche — DeDefensa
Marx, el Estado y la política. Un libro de Antoine Artous — Scribb
Mehdi Touassi: Relire Marx en 2017 — LuxeRadio
Omar Carreón Abud: El Capital fue una obra pensada para enseñar a razonar científicamente a la clase obrera — Crónica de Chihuahua
Un asilo recrea época comunista en Alemania como terapia para los ancianos — Nación 321
Angelo Deiana: Chi possiede veramente oggi i mezzi della produzione? Una rilettura di Marx per comprendere il futuro — Formiche
Karl Marx et le prince-président Macron — DeDefensa
Entre Marx y dos economistas, ¿una práctica criminal o la justificación de un mundo violento? La Conversación
A los 100 años de su nacimiento, la obra de Eric Hobsbawm sigue siendo referente — La Vanguardia
Eric Hobsbawm: El último marxista de occidente — Milenio
Eric Hobsbawm, el historiador marxista que explicó el siglo XX — Diario de Sevilla
Romain Chiron: Bobigny: La cité Karl Marx se réinvente en quartier résidentiel — Le Parisien
Maciek Wisniewski: Tres despachos sobre György Lukács – La Haine
Quand Youssef Chahed cite Karl Marx (Video) – Huffington Post
Michael Heinrich - Entretien réalisé et traduit par Jérôme Skalski: «Avec Marx, on ne peut pas séparer la vie et l’œuvre» - L’Humanité
Jérôme Skalski: Lire "Le Capital", un appel au possible du XXIe siècle - L’Humanité
Face aux impostures libérales, Marx, penseur capital - L’Humanité
Karl Marx en el diván: la psiquiatría franquista como arma — El País
Andrea Vitale: Lo spettro di Marx — Operai Contro
Daniel Álvaro: El problema de la comunidad. Marx, Tònnies, Weber (PDF) — Dialnet, Universidad de La Rioja
Marx y la Teoría del Derecho — Scribd
El marxismo y los juegos malabares — Diario de Jerez
Jorge Ortega Reyna & Víctor Hugo Pacheco Chávez: John Berger: Un marxismo para el mañana — Memoria
Roberto Fineschi: El Capital tras la edición histórico-crítica — Viento Sur
Daniela Gros: Il giovane Karl Marx — Moked
Saoudi Abdelaziz: 1882. Karl Marx se fait couper la barbe à Alger — Le blog de algerie-infos
Jaime Osorio: La teoría marxista de la dependencia revisitada — Viento Sur
Andrés Arnone: Naturaleza y economía en Marx y Engels: de procesos naturales y construcciones sociales — La Izquierda Diario
Gustau Nerín: El 'Manifiesto comunista' de Marx y Engels, vuelve — El Nacional
Luigi Mascheroni: Che borghese quel Karl Marx. Parola di Morselli — Il Giornale
Eros Barone: Il segreto del potere capitalistico — Varese News
Luis Escalante: El hondureño que le escribió a Karl Marx — Hablemos de Honduras
José Roberto Herrera Zúñiga: El terrorismo individual: un análisis desde el marxismo clásico — Universidad de Costa Rica